Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC JUEVES 27- -12- -2007 El Gobierno de Canarias recurre la Ley de Parques Nacionales 87 Veintiuna mujeres ya han probado el nuevo tratamiento con resultados muy esperanzadores Las células de la grasa son la alternativa a las prótesis, cuando no se extirpa toda la mama al eliminar el tumor El Gregorio Marañón y el IVO de Valencia serán los centros españoles que prueben la nueva estrategia EE. UU. recorta en 103 millones su contribución al proyecto ITER La retirada de fondos equivale a un 9 del presupuesto destinado a la construcción del reactor de fusión para 2008 s El proyecto no se parará, pese al recorte ANNA GRAU SERVICIO ESPECIAL NUEVA YORK. Los físicos norteamericanos que investigan en la vanguardia de las energías renovables están que trinan. El Congreso de su país acaba de echar marcha atrás una inversión de 149 millones de dólares (casi 103 millones de euros) que no sólo estaba internamente aprobada, sino exteriormente comprometida para el presupuesto de 2008 del Reactor Termonuclear Experimental Internacional (ITER, por sus siglas en inglés y también por la palabra latina iter que significa camino) que el año que viene empezará a construirse en la población francesa de Caradache. El proyecto ITER, que data de 1986, pretende imitar los procesos de fusión nuclear y creación energética que se dan en el interior del Sol. El diseño se basa originalmente en tecnología soviética y su objetivo es investigar cómo desarrollar una energía renovable, limpia y barata, siempre para usos pacíficos. Hablamos de gastar 10.300 millones de euros en diez años, a repartir entre la Unión Europea, Rusia, Estados Unidos, Japón, China (desde febrero de 2003) Corea del Sur (desde mayo de 2003) y la India (desde diciembre de 2005) En 1992 entró en el proyecto Canadá, que salió en 2004. Estados Unidos también estuvo ausente entre 1999 y 2003, aunque ahora parecía haber vuelto con más ganas. En 2006, científicos americanos incluso anunciaron que habían superado limitaciones del diseño soviético original y que estaban preparados para ir a por todas. Y de pronto, este parón. La ciencia estadounidense está desolada y hasta se siente timada. Que la Administración Bush ha despojado económicamente a la ciencia de su país es un hecho. Pero el año pasado se incrementó la dotación del departamento gubernamental de energía, a la par que empezaban a lanzarse discursos- -algunos, hechos por el propio George W. Bush- -a favor de la investigación en nuevas energías como una tercera vía para reducir los gases de efecto invernadero sin limitar el crecimiento económico. Tanto es así, que algunos investigadores domésticos en el ámbito de las energías renovables incluso se llegaron a temer quedarse ellos a dos velas porque todo el esfuerzo se fuera a Caradache. Al final no tienen nada que temer. Lo cual no obsta para que se lleven las manos a la cabeza. De absoluta catástrofe calificaba esta decisión del Congreso americano el físico de Wisconsin Stuart Prager, citado en un duro artículo de la revista Science Son malos tiempos para las nuevas energías. La aportación americana suspendida equivalía más o menos a un 9 del presupuesto del ITER para 2008. Los socios chasqueados se lo han tomado con bastante filosofía: dicen que esto es un mal trago pero que se ven capaces de ingerirlo sin parar el proyecto. Se repartirán el agujero entre todos, y ya está. Más delicado sería, advierten, que esto fuera sólo el primer paso para que los Estados Unidos volvieran a descomprometerse del todo. Eso sí podría poner el proyecto definitivamente en peligro. segura y tolerada por las pacientes. Treinta días después del tratamiento, se había obtenido una mejora significativa del grosor medio del tejido mamario con respecto a los valores iniciales. Tampoco se observó pérdida significativa en la valoración final, aunque faltan estudios a largo plazo. Si los próximos ensayos son positivos, la grasa podría convertirse en una opción eficaz para las miles de mujeres que padecen un cáncer de mama. La cirugía para extirpar el tumor y la radioterapia a menudo dejan graves lesiones en la mama. Atrofia de la piel, pérdida de volumen por la ausencia de tejido y dolor que deterioran la calidad de vida de las mujeres, aunque salven la vida. Las prótesis de silicona son una opción cuando se elimina por completo la mama. Pero no para los casos en que sólo se hace una mastectomía parcial. 10.300 millones en diez años ITER pretende imitar los procesos de fusión nuclear y generación de energía que se dan en el interior del Sol Más información: www. iter. org El tejido de la reparación No es la primera vez que la medicina recurre a la grasa, una de las fuentes más ricas y accesibles de células madre del organismo. Se han utilizado en cardiología, para intentar reparar corazones enfermos y en el tratamiento de las heridas y fístulas de peor pronóstico. La grasa se considera el tejido de la reparación Siempre está disponible y su extracción es más sencilla que la de otros tejidos como la médula ósea. No necesita cultivo y, una vez extraída, puede conservarse sin perder sus propiedades. Con lo que puede utilizarse en posteriores tratamientos, sin realizar nuevas liposucciones. ALEX MCCLURE Más información sobre el ensayo: http: www. cytoritx. com Operan a una mujer de rotura de menisco en la rodilla que estaba sana Una mujer de 38 años ha denunciado en un juzgado de Denia (Alicante) a un traumatólogo del Hospital de la Marina Alta de dicha localidad por operarla de la rodilla equivocada y al centro hospitalario por perder, supuestamente, su historial clínico a raíz de la intervención. La paciente (en la imagen) ingresó el pasado 19 de diciembre en el hospital para ser operada de rotura de menisco en la rodilla derecha, pero le operaron la pierna izquierda.