Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC JUEVES 27- -12- -2007 83 El Festival de Otoño presentó magníficos espectáculos, como Happy Days de Beckett La Royal Shakespeare Company presentó en Madrid su magnífica versión de Coriolano La cabra, o ¿quién es Sylvia? dirigida y protagonizada por José María Pou, ha sido uno de los acontecimientos teatrales del año HOMEBODY KABUL EL LUGAR DEL OTRO Vibra aún en mi memoria la intensidad de esta obra de Tony Kushner que estrenó Mario Gas en el Español a principios de marzo. Para mí, lo mejor del año IGNACIO GARCÍA GARZÓN Ponerse en el lugar del otro, apartarnos de la inercia simplificadora, bien alimentada y altiva con que opinamos de otras gentes y otras culturas desde nuestra cómoda balaustrada; eso hace Homebody Kabul sin caer en la mirada paternalista y culpable que se encuentra justo al otro lado del péndulo. En el momento de balances y recapitulaciones que suele convertirse la frontera entre un año y otro, vibra aún en mi memoria la lúcida intensidad del montaje de la obra de Tony Kushner que estrenó Mario Gas en el madrileño Teatro Español a principios de marzo y que luego ha podido verse también en otras plazas. Tres horas de honda experiencia teatral tan emocionante como desasosegadora. El dramaturgo norteamericano- -que escribió Homebody... antes del terrible 11 de septiembre de 2001 y la estrenó en diciembre de ese año, con las heridas de la ciudad todavía humeantes- -se introduce en el laberinto del dolor para delinear un complejo mapa de culturas distantes y sentimientos próximos, de desgarraduras íntimas y conflictos internacionales, de incertidumbres y certezas, capaz de contener la devastadora capacidad del odio y la insondable fuerza de la piedad... Un mapa que propone diversos viajes interiores y exteriores, itinerarios de transformación... Añoramos- -escribía Alfonso Armada, desde Nueva York, en mayo de 2004, al comentar un nuevo montaje de la pieza de Kushner- -un teatro que sea capaz de sacar consecuencias dramáticas de la realidad, que esclarezca lo incomprensible Añoramos un teatro que nos concierna, que se atreva a enfrentarnos al espejo del futuro, hecho añicos, ensangrentado, un teatro que no le tenga miedo al miedo, ni a preguntarse por las raíces del terror, sus secuelas sus complicidades, que se atreva con la compasión y el dolor... El montaje de Gas, uno de los mejores y más intersantes estrenados en las últimas temporadas, transmitía magistralmente esa atmósfera, ese dédalo erizado de interrogantes contra el extendido adormecimiento de la conciencia, que arranca en el Londres de 1998, prosigue en el Kabul de los talibanes y regresa a Inglaterra un año después. Un recorrido vertebrado en torno a dos soberbios monólogos: el de una madura e insatisfecha mujer inglesa (admirable Vicky Peña) y el de su contraespejo, una rabiosa bibliotecaria pastún (estupenda Gloria Muñoz) El reparto heterogéneo y multicultural, con actores de diversas procedencias y expresándose en árabe, dari, pastún, francés, esperanto y castellano, traducía esos rostros de Babel que nos miran y en los que nos miramos. Un gran espectáculo escénico. Para mí, el mejor del año. Mehdi Ouazzani y Elena Anaya, en un momento de Homebody Kabul ra y actriz gerundense presentó en la Sala Triángulo el monólogo Nubila muestra del pulso y la potencia de su teatro. pos. La obra de Richard Alfieri, dirigida por Tamzin Townsend, se lo ha permitido. Se trata de un paso a dos (su partenaire es Juanjo Artero) entretenido y bello, un buen ejemplo de teatro amable. FOTOS ABC Seis clases de baile en seis semanas Hacía tiempo que Lola Herrera buscaba una comedia con la que poder regresar a un género que no ha podido cultivar demasiado en los útlimos tiem- La bella y la bestia El teatro musical se ha convertido en uno de los puntales de la cartelera madrileña. Esta nueva producción de uno de los grandes éxitos recientes de Broadway (y la primera incursión de Disney dentro del teatro) es quizás la punta de lanza actual de un género que cuenta con el favor del público y que entronca con la tradición española de la zarzuela. La imaginación, el encanto y la diversión son los principales ingredientes de este montaje.