Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
80 CULTURAyESPECTÁCULOS JUEVES 27 s 12 s 2007 ABC Las escritoras españolas ya se han puesto a publicar hasta en chino mandarín La Editorial de Literatura Popular publica a autoras como Carmen Laforet, Carmen Martín Gaite o Elvira Lindo PABLO M. DÍEZ CORRESPONSAL PEKÍN. Inspirándose en la famosa, pero irreal, frase que pronunciara Mao para reivindicar el papel de la mujer en la sociedad china, la Editorial de Literatura Popular ha publicado la colección La mitad del cielo en la que ha traducido al mandarín la obra de doce escritoras españolas. Contrariamente a lo que decía Mao, las féminas no sostienen la mitad del firmamento en el gigante asiático, donde muchas aún se encuentran oprimidas y carecen de independencia. Sin embargo, el extraordinario crecimiento económico experimentado durante los últimos 30 años ha dado lugar a una emergente clase media urbana en la que la mujer ha empezado a desempeñar un papel más parecido al de la sociedad occidental. A este tipo de público, culto y pudiente, se dirige la colección La mitad del cielo que incluye importantes títulos como Nada, de Carmen Laforet; El silencio de las sirenas, de Adelaida García Morales; El año de Gracia, de Cristina Fernández Cubas; Un calor tan cercano, de Maruja Torres; El mismo mar en todos los veranos, de Esther Tusquets; La voz dormida, de Dulce Chacón o La canción de Dorotea, de Rosa Regás. Un cliente hojea un libro en una librería de Singapur Todas estas novelas forman parte de la primera tanda de la serie, mientras que en 2008 se publicarán las restantes: El lado frío de la almohada, de Belén Gopegui; El hueco de tu cuerpo, de Paula Izquierdo; Irse de casa, de Carmen Martín Gaite; Una palabra tuya, de Elvira Lindo; Recóndita armonía, de Marina Mayoral; El corazón del tártaro e Historia de mujeres, ambas de Rosa Montero. De esta manera, la Editorial de Literatura Popular continúa apostando por las letras españolas, lo que le ha valido ser recientemente galardonada con la cuarta edición del Premio Casa Asia por dar a conocer a autores españoles e iberoamericanos. Por su parte, y junto a la colección La mitad del cielo la Editorial de Hebei se ha unido a la celebración del Año de España en China para traducir al mandarín las antologías de figuras claves de la Literatura en castellano, como Antonio Machado, Juan Ramón Jiménez y Federico García Lorca. Este desembarco de las letras hispanas ha coincidido con el reciente encuentro celebrado en el Instituto Cervantes de Pekín, que ha congregado a grandes escritores españoles actuales, como Esther Tusquets, Jesús Ferrero, Rosa Montero o Antonio Colinas. Todos ellos han debatido sobre la Literatura con Ñ del siglo XXI con autores chinos de la talla de Mo Yan, conocido por su famosa novela Sorgo rojo, y Bi Shumin, una de las voces femeninas más prestigiosas del panorama literario en este país desde que debutara en 1987 con Muerte en Kunlun, donde narraba sus experiencias como médico del Ejército Popular de Liberación en el Tíbet. El público chino intenta así descubrir la literatura española, cuya obra más insigne, el Quijote, no fue traducida al mandarín hasta tres siglos después de que Cervantes la escribiera en 1605. A partir de 1940, escritores y poetas como Lu Xin y Dai Wandshu introdujeron a Pío REUTERS La Editorial Hebei se ha unido también a la celebración del Año de España en China Se preparan antologías de Antonio Machado, Juan Ramón Jiménez y Federico García Lorca Baroja, Vicente Blasco Ibáñez, Lorca y a la Generación del 98, donde se encuadraban Unamuno y Azorín. Pero ha sido, sin duda, la Editorial de Literatura Popular la que más ha difundido las letras hispanas tras la fundación de la China comunista, ya que esta casa ha editado títulos como El Lazarillo de Tormes; las Novelas Ejemplares de Cevantes; las piezas de Lope de Vega y Calderón de la Barca o El sombrero de tres picos, de Pedro Antonio de Alarcón. Durante las dos últimas décadas, las editoriales chinas han publicado obras contemporáneas como El Jarama, de Rafael Sánchez Ferlosio, o La familia de Pascual Duarte, de Camilo José Cela, llegando a imprimir 90 ediciones y 800.000 ejemplares del Quijote por ser libro de lectura obligatoria en la enseñanza secundaria. A principios de 2005, Los amigos del crimen perfecto de Andrés Trapiello, obtuvo el premio a la mejor novela extranjera, uniéndose así a otros autores hispanos recientemente laureados en China, como la mexicana Elena Poniatwska con su libro La piel del cielo.