Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
32 INTERNACIONAL JUEVES 27 s 12 s 2007 ABC Alfonso Rojo El viaje más comprometido Las vacaciones del presidente francés en Luxor, acompañado de su madre, uno de sus hijos y Carla Bruni, fascinan, atizan las llamas de la política espectáculo y son utilizadas como arma política arrojadiza por sus adversarios POR JUAN PEDRO QUIÑONERO PARÍS. Según un sondeo publicado por Le Parisien el 45 por ciento de los franceses piensan que el jefe del Estado expone demasiado su vida privada, mientras que otro 55 por ciento considera normal o se dice indiferente a tal exposición Las idas y venidas de la pareja Sarkozy- Carla Bruni, en Egipto, son seguidas en París como un folletón audiovisual. Las cadenas de radio informan hora tras hora. Las cadenas de TV intentan amueblar la escasez de imágenes con menudencias sobre la suerte de los paparazzi que intentan conseguir algunas fotos. El Gobierno egipcio peina con extrema diligencia policial las salidas del presidente francés, de quien espera conseguir el apoyo diplomático oficial para la oficiosa candidatura egipcia a la presidencia de la Unesco. Por su parte, el presidente Sarkozy confirmará tal detalle al presidente Mubarak, a quien también se le ofrecerá la venta de tecnología nuclear civil francesa, como a otros países árabes. En París, Le Monde ofrece munición política a la oposición socialista. El presidente François Mitterrand pasó cinco vacaciones navideñas en Luxor, igualmente, acompañado en alguna ocasión por su hija nacida con la última de sus amantes. Viejas historias. Le Monde estima que el comportamiento privado de Sarkozy está más cerca de Berlusconi que del general De Gaulle A partir de tal sentencia, el PCF y la Liga Comunista Revolucionaria consideran indigno el comportamiento de Sarkozy. Entre las huestes socialistas, Ségolène Royal y su ex, François Hollande, destacan por un perfil bajo víctimas ellos mismos de la voracidad de la prensa del corazón. Por el contrario, Arnaud de Montebourg, joven lobo con aspiraciones, lanza una pregunta que as- FACINEROSOS o sé si se trata de perversión, ignorancia o simple estupidez. El caso es que siguen proliferando en periodismo y en política los imbéciles que cubren con un manto de dignidad a los criminales de las FARC y etiquetan como guerrilleros a quienes no son otra cosa que voraces narcoterroristas. Uno puede entender que jueces como Garzón no se atrevan a encausar a Fidel Castro o Daniel Ortega, aplicándoles los criterios que llevar al octogenario Pinochet al banquillo. A fin de cuentas, tanto el eterno dictador cubano como su corrupto imitador nicaragüense son jefes de Estado y la pringosa diplomacia internacional obliga a tragar muchos sapos. Pero lo de las FARC no tiene pase. ¿Qué impide que un viejo psicópata como Manuel Marulanda, alias Tirofijo sea acusado ante la Corte Penal Internacional? La misma que de vez en cuando juzga a un hutu ruandés con aficiones genocidas o manda a prisión a alguno de los serbios o croatas criminales de guerra. La CPI es un tribunal de justicia internacional, cuya misión es juzgar a las personas que han cometido crímenes de genocidio, de guerra y de lesa humanidad como la esclavitud, el exterminio, las torturas o los secuestros. ¿Y qué hacen desde hace tres décadas los de las FARC con gente como Ingrid Betancourt y con miles de inocentes, anónimos casi siempre, porque no fueron candidatos presidenciales o carecen de apellido famoso? Durante el mandato de Pastrana y obsesionadas por facilitar a las FARC la liberación de secuestrados, las autoridades colombianas firmaron una salvedad, por la que la CPI no podría juzgar hasta 2009 atrocidades de Tirofijo y sus secuaces. Pues ha llegado el momento de levantar esa cortapisa. Tiene razón el presidente Uribe- -cuyo padre fue asesinado por los desalmados que intentaban secuestrarle- -cuando afirma que en Colombia no hay una guerra, sino un desafío del narcoterrorismo a un Estado democrático y que dar aire a esos delincuentes, como hacen Hugo Chávez y varios gobiernos europeos, coloca a los criminales al nivel de las autoridades legítimas. PANDA DE N Nicolas Sarkozy y su novia, Carla Bruni, en actitud cariñosa ayer en el Valle de los Reyes (Egipto) pira a estar envenenada: ¿Qué contrapartidas ha obtenido el millonario Vincent Bolloré por prestar a Sarkozy su avión particular para hacer el viaje París- El Cairo? Vincent Bolloré es un empresario millonario, cuya último proyecto ha sido el lanzamiento de un diario gratuito, asociado a Le Monde precisamente. El Elíseo, el Gobierno y el partido de Sarkozy guardan un silencio irónico, cuando el resto de la prensa oscila entre la comprensión y la crítica. Liberation atiza el exhibicionismo de Sarkozy. Le Figaro informa con cierta complacencia. Midi Libre denuncia una nueva manifestación de connivencia con el mundo del lujo y los negocios La République du Centre se pregunta: ¿A quién intenta deslumbrar REUTERS Otro Berlusconi Familiares, comitiva ostentosa y cortes de carretera Además de por su novia, Carla Bruni, al presidente de Francia le acompañan en Egipto su madre y uno de sus hijos. El grupo visitó ayer el complejo monumental del Valle de los Reyes, en Luxor, al sur de Egipto. El boato es espectacular, de tal manera que ayer los testigos oculares se sorprendieron por la cantidad de coches y policías que llevaban. Habían cortado, por seguridad la carretera de Luxor, la Tebas de la antigüedad, con el Valle de los Reyes en ambos sentidos. El amigo millonario Sarkozy? ¿A nosotros o a él mismo? Sud Ouest escribe: Al sexto presidente de la Quinta República le importan un pimiento los convencionalismos tradicionales del qué dirán Por su parte, la pareja Nicolas Sarkozy- Carla Bruni continúa enviando sutiles mensajes silenciosos. La madre de Carla Bruni estuvo en Roma, muy visible, cuando Sarkozy fue recibido por el Papa Benedicto XVI. Por su parte, la madre de Sarkozy acompaña a la pareja en su viaje a Egipto. La pregunta que muchos se hacen: ¿siguen influyendo las madres en la vida sentimental de los hijos? ABC. es Vídeo sobre la vacaciones de Sarkozy y Carla Bruni en Egipto, en abc. es internacional