Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC JUEVES 27- -12- -2007 Serbia vincula su adhesión a la UE a que no se confirme la independencia de Kosovo Boris Tadic, presidente 31 EL MEDIADOR MEDIÁTICO Chávez es como la cara amable del ladrón, el secuestrador o el dictador: si sale mal la liberación, el mundo habrá de concluir que el responsable es Uribe Chávez dice que sólo falta el permiso de Uribe para liberar a tres rehenes de las FARC reza la proclama incluso de medios poco sospechosos de complicidad con la sociedad de intereses de los terroristas de las FARC con el presidente venezolano. varianoynotenerencuentalainmensa sociedad que han tenido la suerte las FARC de fundar gracias al chavismo en su hinterland venezolano, para mayor gloria, prosperidad y efectividad de su narcotráfico, terrorismo e intentosdeexpansiónideológica. En Uribe se han topado los terroristas, los narcos y los guevaristas y bolivarianos de nueva generación, todos ellos en unión, con un estadista que les ha hecho frente siempre y con un éxito encomiable. Jamás se lo perdonarán. Y ha sido así pese a la lamentable desidia de Washington en sudefensadelosGobiernosdemocráticos y amigos en Latinoaméricadelosqueeselmáximorepresentante. Y pese a la nefasta actituddetantosGobiernoseuropeos ciegos o cautivos de la retórica y mentirosa épica izquierdista que aun presenta a las FARC como una noble guerrilla alzada en armascontralainjusticia. Vergüenza debiera dar a los demócratas a ambos lados del Atlántico norte y sur lo sólo que en ocasiones ha estado Colombia en su lucha contra el terrorismo. Las grandes democraciaslatinoamericanassídeberían- -Brasil, Chile, México, también Argentina- -saber lo mucho queledebenaColombiaporsufirme oposición a que el terror y el matonismo, financiadoconpetróleo y drogas, se extiendan por el continente y pongan en peligro su existencia. Quizás cuando lean estas líneas estén felizmente libres los tres secuestrados. Quizás no. Miles de secuestrados en Latinoamérica por el terrorismo y las mafias seguirán en cautiverio. Nadieolvidequenolossecuestró Uribe sino los aliados del falso mediador mediático. El año de los niños libres Sesenta niños secuestrados en un año es una cifra terrible. El rescate de Carlos Arroyo ayer y la posible liberación de Emmanuel, con su madre Clara Rojas, avivan la esperanza de paliar el drama POR ALEJANDRA DE VENGOECHEA BOGOTÁ. De confirmarse la que parece la inmediata liberación de Clara Rojas, quien fuera la candidata vicepresidencial de Ingrid Betancourt; su hijo en cautividad, Emmanuel, y la ex diputada Consuelo González de Perdomo, 2007 se recordará como el año de los niños libres. No sólo por Emmanuel, con tres años, el primer niño en Colombia que nace secuestrado fruto de una relación que Clara Rojas- -brillante abogada de 44 años, secuestrada en febrero de 2002 junto a Ingrid- -tuvo con uno de los rebeldes de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) El 5 de diciembre pasado, una integrante de las FARC, la guerrilla más antigua del continente con al menos 17.000 hombres, desertó con un menor de 4 años. No aguantó verlo sufrir, se encariñó de él y se desesperó de la injusticia de las FARC. Y ayer, a pocas horas de que Rojas y su hijo recuperen su libertad, las autoridades rescataron a Carlos Arroyo, 9 años, secuestrado por las FARC hace siete meses. Me tenían todo el día encerrado. No me dejaban ver televisión ni oír radio- -contó el menor, visiblemente afectado- A cada rato me ponían a caminar por el monte. La comida era muy mala y sólo me daban una al día. Me insultaban y me decían que como mi papá no quería pagar- -pedían 50.000 dólares- me iban a matar dijo. Aunque para las autoridades sigue siendo preocupante que este año 60 niños hayan sido secuestrados- -frente a los 101 de 2005- todos los ojos están puestos en Emmanuel, quien, según las declaraciones de John Frank Pinchao, un policía que logró huir de las FARC, ha sido criado por la guerrilla en condiciones deplorables. Lo separan de la madre. Clara sufre mucho manifestó Pinchao. Hermann Ahora ya lo sabemos. Porque ese es el mensaje. Los cientos de ciudadanos colombianos secuestrados y sometidos a condiciones de vida infrahumanas en la jungla por el terrorismo de las FARC están en semejante situación por responsabilidad exclusiva del presidente de Colombia, Álvaro Uribe y su Gobierno democrático y prooccidental. Chávez se encargó ayer de explicárnoslo en multitudinaria conferencia de prensa tras varios días de silencio insólito en él. En los últimos días había hecho mutis hasta de su arenga televisiva Aló presidente Pero nadie crea que sedebía a que finalmente había hecho caso al Rey de España. Sólo calló en aras de un silencio calculado para un efecto mediático plenamente eficaz. Su sentencia inundó ayer como titular los periódicos digitales y los informativos de radio y televisión. Lo único que nos falta- -para la liberación- -es la autorización de Colombia Ayer Chávez nos explicó que los tres ciudadanos colombianos secuestrados por las FARC, cuya liberación lleva anunciando semanas- -entre ellas Clara Rojas, la compañera de candidatura presidencial de la también secuestrada Ingrid Betancourt, su hijo y la excongresista Consuelo González- serán liberadas por sus torturadores en cuanto Uribe quiera. Eso es sobriedad informativa. Es el presidente de Colombia quien tiene en sus manos la libertad inmediata de Clara Rojas, su hijo y ConsueloGonzález, y si no seproduce ahora, el mundo habrá de concluir que el responsable de su secuestro y el de todos los demás también en cautiverio es, única y exclusivamente él, el presidente colombiano. Éste había puesto fin al encargo de mediación otorgado a Chávez cuando se hizo demasiadoevidentequeelpresidente vecino estaba perfectamente situado en un lado de la mesa negociadora. Son tan antiguos como los conflictos los aparentes mediadores, en realidad la cara amable u oficial del ladrón, el secuestrador o el dictador de turno. Todaextorsióntieneunasolución fácil que está en aceptar las condiciones del que ha cometido el desafuero. Y todos sabemos que hay muchos que, por unas razones u otras, unas imposibles de criticar como el amor a los seres queridos amenazados, otras detestables como la indiferencia o lacobardía, sonpartidariosdeceder al chantaje. Otros personajes, organizaciones o Gobiernos buscan el éxito de la extorsión desde una simulación de probo mediador (honest broker) En elcasodeChávezhayqueser muy Moratinos para creer en la buena fe de nuestro golpista boli- En manos de Uribe Ingrid Betancourt, junto a Clara Rojas, en una comparecencia en vídeo en pleno cautiverio AP Carlos, 9 años: Me insultaban y me decían que como mi padre no quería pagar, me iban a matar Parece que se está aproximando el momento Ya estamos cerca y estoy ansiosa, muy ansiosa y supremamente feliz dijo ayer a medios locales Clara de Rojas, la abuela de Emmanuel, quien en los últimos días ha aparecido en los noticieros mostrando los juguetes y el cuarto que les tiene preparados. Doña Clara, como le dicen en Colombia, ha sido una madre que se ha destacado por su prudencia, su bajo perfil, su no decir mucho y soportar estoicamente a sus 77 años. A principios de este año, cuando Pinchao reveló detalles de Clara y su hijo tenido en condiciones infrahumanas, doña Clara le escribió una sentida carta a Emmanuel: ¡Cuánto diera por verte! ¡Cuánto diera por tenerte entre mis brazos! Siento una añoranza infinita! Te imagino posiblemente tan semejante a tu bella madre, quien desde pequeñita significó tanta alegría, tanta felicidad para mí, tanta felicidad para su padre; después de cuatro varones, teníamos el más maravilloso premio, que Dios nos colmaba con creces, con la llegada a nuestro hogar de nuestra adorada hija, a quien hicimos bautizar con el nombre de Clara Leticia, que significa en latín, pura alegría Si doña Clara estaba lista para viajar a Venezuela, donde se entregarán los secuestrados por orden expresa de las FARC- -quienes dijeron sólo confiar en Chávez- Patricia Perdomo, hija de la congresista Consuelo González, insistía en que seguirá trabajando hasta que todos regresen en alusión a las otros 44 canjeables que las FARC buscan intercambiar por al menos 500 rebeldes presos. Estoy muy ansiosa