Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
6 OPINIÓN JUEVES 27 s 12 s 2007 ABC AD LIBITUM EL EJEMPLO DE SARKOZY ODOS podemos estar de acuerdo, incluso sin grandes matices personales, en que dar de comer al hambriento es una meritoria obra de misericordia; pero, tal y como está el mundo de desajustado y peregrino, no faltan iniciativas encaminadas a dar de comer a quienes están hartos. Son los protectores de los ricos y los poderosos, una nueva modalidad de entrega a los demás que nos inspira a los pocos espíritus críticos que vamos quedando una gama de sentimientos que va del desprecio a la carcajada. Lo que sí convendría matizar es si cabe atribuirle mayor responsabilidad a quienes con sus bienes M. MARTÍN amparan y regalan a FERRAND quienes no lo necesitan o, por el contrario, a los poderosos que, lo demanden o no, se dejan obsequiar por sus vecinos. Estoy pensando, con intención de carta persa, en Nicolás Sarkozy. El presidente de la República francesa pasa unos días de descanso en Egipto y para no resultarle costoso al Estado se ha dejando agasajar por Vincent Bolloré, el patrón del Grupo Havas, uno de los primeros grupos de Comunicación del mundo- -el quinto o el sexto- -y una fortuna, según Forbes, cercana a los 6.000 millones de euros. Como suele suceder en tiempos de crisis para la inteligencia y la ética, lo que llama la atención del viaje- -gratis total- -de Sarkozy es su acompañante, la ex modelo y cantante italiana Carla Bruni, pero ese no es el asunto. Cada cual rellena su vida privada con los elementos que marquen sus gustos y su voluntad. Lo del presidente patrocinado es otra cuestión. Sarkozy es, junto con Angela Merkel, el líder más importante, dinámico e imaginativo con el que cuenta la UE y, como expresión de nuestra decadencia colectiva, se permite el lujo del gorroneo. No es necesario pensar mal y suponer que su protector Bolloré, obtendrá alguna compensación a su generosidad. El hecho de que el jefe del Estado de uno de los primeros países de la Tierra, cuna de libertades y cultura, asuma el gorroneo como parte de su propia púrpura es, en sí mismo, demoledor. Niega y hace saltar por los aires valores y formas que, hasta ahora, teníamos por fundamentales y en las que se sustentaba la liturgia del poder. El pasado mes de mayo, recién ganadas las elecciones que le convirtieron en presidente, Sarkozy utilizó el mismo planteamiento financiero para descansar unos días en Malta. Fue criticado por ello; pero, se supone, la demoscopia ha debido señalarle al primero de los franceses que sus conciudadanos tragan con el exceso. De ahí la reincidencia que, quizás como un efecto más de la resaca navideña, veo e interpreto como un síntoma notorio de la crisis que atraviesa el modelo democrático vigente en el Viejo Continente. Una sociedad para la que vale todo puede ser gobernada por unos líderes a quienes nada importa. Ya no se salva ni la estética. LISTAS ABIERTAS YA PASÓ EL POLAR EXPRESS Luego decidieron- -quién sabe cómo y adiestrados por L sentido de la puntualidad del revisor en Polar quién- -aferrarse al sueño teocrático de Bin Laden y su Express ha pasado a ser en unos pocos años lecalifato. Optaron por destruir, por morir matando conyenda navideña para quienes deseamos regretra objetivos norteamericanos. De haber podido emigrar sar periódicamente- -en pijama, zapatillas y batín- -al algún día a los Estados Unidos hubiesen llegado a ser renorte polar de donde Santa Claus parte con su cargavisor de tren o a hacer de Santa Claus a la entrada de un mento de dádivas. Nieva, los elfos ensacan juguetes pasupermercado hasta llegar tal vez a triunfar. Sus hijos o ra los niños de todo el mundo y Santa Claus parte con su sus nietos optarían a una concejalía o a representar en el trineo. El tren Polar Express o Expreso Polar paró ante Congreso un distrito poblado de vietnamitas y la casa del niño que había dejado de creer en esa descendientes de la California fundacional. viejísima y gloriosa rutina anual que es la NaviPoderoso, partiendo la nieve como un buque dad. En el cascabel que le regala Santa Claus porompe- hielos, el Expreso Polar representa lo medrá recuperar el goce de creer en algo que valga jor de Occidente y de sus tradiciones, de su fe y de la pena. Ya pasó este año el Polar Express por su ley. No tan solo circula en Navidad, ni requienuestras vidas, con el aliento high tech de un re siempre de una banda musical tan afectuosa y DVD comprado en unos grandes almacenes. Un nostálgica. Quien quiera puede enganchar su varastro de sentimentalismo navideño centellea gón al convoy. Ni tan siquiera tiene que comprar en las vías del Polar Express al tiempo que un VALENTÍ el billete por adelantado. Lo mínimo que se le pitintineo de amor inexpresado pende por instanPUIG de es que comparta y respete, que asuma y sea. te de cualquier canción navideña, de cualquier Ese es el cascabel. Eso es lo que Occidente ofrece en su a retorno a la infancia. menudo tan sabia compensación entre seguridad y liberDetenidos hace unos días en Bagdad unos jóvenes iratad, entre elegir y pertenecer. quíes dispuestos a convertirse en bomba- suicida contra Se replicará, claro, que el mundo de Polar Express la invasión USA, declaraban también que lo que les guses virtual, estricta ficción, fruto fungible de la tecnolotaría es emigrar a Norteamérica, al sueño americano de gía live action Así fue concebido, indudablemente, pe El padrino del vendedor de periódicos que llega a magro adquiere otra naturaleza al convertirse en elemento nate, del hotdog y la gorra de béisbol, de Harvard y del espíritu, en otro pacto portentoso entre la memoria y West Point, de Walt Disney y de Wall Street. La paradoja la imaginación. Es la lección de la Navidad, de los Reyes es inextricable, como casi toda combinación de amor y de Oriente y los pastores, del pesebre y la noche de Belén. odio: pero por algo será que los Estados Unidos han enriEs el raudo trayecto en la Nochebuena del Expreso Polar quecido la Navidad con la voz cálida de Bing Crosby, cienen busca de razones que hagan creer al Niño Héroe con el tos de películas y novelas, con nuevos mitos, con la sorbolsillo del batín agujereado, con sus nuevos amigos, de presa de los personajes infantiles de Norman Rockwell la mano del revisor que no es el cancerbero de una fortaesperando el paso de Santa Claus hasta quedarse dormileza kafkiana sino otro rey mago, con su visera y su silbados. Canciones de Crosby, de Judy Garland, de las hermato. A lomos del Polar Expreso viaja el Rey del Polo Norte, nas Andrew, de Sinatra o Perry Como. superviviente de viejas desgracias, el más humano entre Gracias a Polar Express aquellos pretendientes a los seres humanos, vagabundo de lo que no pudo ser, testila monstruosa heroicidad de ser bomba- suicida también go de los sueños ajenos, conocedor de tantas pesadillas fueron de forma fugaz el Niño Héroe que había dejado de del hombre. creer, la Niña Heroína que sabía ser líder, el Niño Sabelovpuig abc. es todo o el Pequeño Solitario que necesitaba tener amigos. T E