Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
100 TVyCOMUNICACIÓN MIÉRCOLES 26 s 12 s 2007 ABC La Navidad ya no es catódica Las cadenas pretenden hacer pasar como productos navideños Los Simpson Escenas de matrimonio y otras muestras de humor más o menos evolucionadas POR MANUEL MARTÍN FERRAND MADRID. El 14 de octubre de 1.931, haciendo alarde de su brillantez formal y de su saña anticlerical, Manuel Azaña dijo en las Cortes: España ha dejado de ser católica Parodiándole, y tres cuartos de siglo después, podemos concluir nosotros hoy que la Navidad ha dejado de ser catódica. Estas fiestas, básicas en la cultura y la civilización cristianas, adquieren en su versión audiovisual un valor meramente consumista en el que conviven los anuncios jeroglíficos que tratan de vendernos automóviles con otros tan indescifrables como llenos de burbujas, colonias y perfumes en cantidades tan inmensas que debemos empezar a sospechar de nuestro propio olor corporal. Este año, como viene sucediendo a lo largo de las últimas décadas, la competencia audiovisual ejerció su tregua navideña con la emisión conjunta y simultánea del Mensaje del Rey a los españoles. En el prólogo de la cena de Nochebuena, flanqueado por la cálida compañía de un Nacimiento napolitano y la curiosa fotografía en la que aparece, pala en mano, en actitud de trasplantar una palmera, con un hermoso y clásico tapiz a las espaldas, don Juan Carlos hizo un discurso- balance de las tribulaciones que nos afectan y, después de repetir muchas veces palabras como integración consenso juntos o cohesión invitó al logro de una cultura de unidad que nos permita vencer al terrorismo. quién baila Anne Igartiburu, siempre eficaz, presentó a unos ilustres desconocidos, estrellas de la programación acostumbrada, para someterles al juicio de un jurado de consagradas figuras de la casa. El formato de Gestmusic le ha salvado la cara del espectáculo a TVE; pero la sobredosis abusiva puede llegar a arruinar el invento, especialmente si los bailarines no alcanzan el mínimo de popularidad que requiere el show- business. ¿Qué haría Antena 3 si Matt Groening no hubiera inventado Los Simpson En esta ocasión, además de un especial de Navidad que- ¡milagro! -se emitía por vez primera en España, Homer, Marge, Bart y toda la patulea nos repitieron tres episodios más de la menos infantil de todas las series. Admitir como navideño el Somos la eñe -una antología de chistes zafios que siguió a Los Simpson -sería como confundir el café de Colombia con las cagarrutas de las ovejas de Castilla. En materia de humor audiovisual, los españoles nos dividimos en dos grandes grupos: los devotos de Escenas de matrimonio -gran mayoría si nos atenemos a las mediciones de audiencias- -y quienes nos divertimos más con las mujeres y hombres del tiempo. Los primeros encontraron su Nochebuena en Telecinco, en donde toda grosería tiene asiento y cualquier fineza resulta excesiva. En Cuatro, después de cortar groseramente la Marcha Real que siguió al discurso de Juan Carlos para ir a publici- Humor en Nochebuena Raphael acudió en Nochebuena a su cita anual con los espectadores dad una larga edición de El hormiguero cumplió el trámite navideño. Pablo Motos y su disparatado elenco tienen la virtud, contracorriente, del humor blanco y la ingenuidad operativa. Algo de agradecer en un momento en el que la bajeza ética tiene secuestrada buena parte de los espacios y tiempos de las televisiones. En La Sexta, donde sus estrellas ad hoc para este tipo de programas- -Patricia Conde y Ángel Martín- -deben estar extenuadas por el brillante esfuerzo diario de Sé lo que hicisteis la última semana no hicieron nada para la ocasión (lo de Andreu Buenafuente, por horario y concepto, no entra dentro del género) y, en consecuencia, no fueron los peores. Lo mismo puede decirse, también en La 2, de la transmisión de la bendición urbi et orbi- -a la ciudad y al mundo- -que Su Santidad impartió ayer desde la Plaza de San Pedro. Las 296 columnas que componen la columnata de Bernini, decorada junto a su obelisco central por un Nacimiento gigantesco, lució esplendorosa a pesar de que, en su alegoría, nos presentaba a un Jesús nacido en Nazaret y no en Belén. También ayer, quizás como contrapunto del Manuel Azaña que citaba en el arranque de estas líneas, el que expulsó a los Jesuitas, La 2 ofreció, en diferido y con un telón de fondo antiestético y arrugado, el magnífico concierto de Navidad de la Orquesta Sinfónica de RTVE a beneficio de la Fundación Arrupe. La ley del péndulo es la más española de todas las normas. Quizás por su vigor familiar, ni la Nochebuena ni la Navidad sean grandes momentos para la televisión; pero, en lo que se nos ofrece, no parece haber mucha concordancia entre lo que podría entenderse como demanda y lo que compone la oferta disponible. Sólo la publicidad- ¿será eso la televisión? -hace un esfuerzo de adaptación al instante. Telecinco recorre la vida del Rey en El laberinto de la memoria ABC MADRID. La figura del Rey de España, Don Juan Carlos I, su importancia política y social durante los años de la Transición española y su lado más humano y familiar centrarán el análisis biográfico que Telecinco realizará en las dos próximas ediciones de El laberinto de la memoria programa presentado por María Teresa Campos. La primera parte de este espacio se emite en la cadena privada esta noche, a partir de las doce menos cuarto de la noche, después de la serie Los Serrano Para realizar el programa, la cadena ha llevado a cabo una extensa labor de documentación bibliográfica, de prensa y revistas, así como audiovisual, recogida tanto en España como en algunos países de nuestro entorno. El análisis de la figura del monarca se completará con un debate posterior en el que participará Leandro Alfonso Ruiz Moragas, hijo de Alfonso XIII. El análisis biográfico arrancará en el año 1938, año del nacimiento de Juan Carlos de Borbón, y concluirá en esta primera edición en el año 1969, momento en el que Francisco Franco lo designa como su sucesor. Para llevar a cabo este reportaje, El laberinto de la memoria ha recopilado material de numerosos medios de comu- La tradicional Telepasión A partir de ahí, si nos dominara un pulsión de economía del lenguaje, podríamos decir que no ocurrió nada más en ninguna de las cadenas, públicas o privadas, con las que se justifica, más que un inexistente pluralismo, el uso de un mando a distancia. En Televisión Española, la tradicional Telepasión se nos convirtió en una edición especial de Mira nicación nacionales e internacionales, como los canales de televisión Televisión Española, RTBF, RAI, ITN, BBC, RTP, así como de la Filmoteca Nacional, el NODO y diversos diarios y revistas. En esta primera etapa biográfica destacan hechos de la vida del actual Rey de España, como la muerte de su hermano en un trágico accidente de caza; su regreso tras el exilio de sus padres (Don Juan de Borbón y Doña Pilar) el encuentro, noviazgo y posterior boda con Sofía de Grecia y el nacimiento de sus tres hijos, las infantas Elena y Cristina y el Príncipe Felipe.