Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
34 INTERNACIONAL www. abc. es internacional MIÉRCOLES 26- -12- -2007 ABC El debate por la unidad nacional abre una crisis en el seno de la coalición serbia El Gobierno tomará represalias diplomáticas contra los países que respalden la independencia de Kosovo SIMÓN TECCO CORRESPONSAL LIUBLIANA. En medio de la batalla diplomática impulsada por Belgrado para impedir la independencia de Kosovo, en Serbia se comienza a ventilar una crisis política que puede terminar con la disolución de la actual coalición de gobierno. El inicio de la espiral del enfrentamiento político entre el sector nacionalista y el democrático pro europeo es la convocatoria de comicios presidenciales, fijados para el 20 de enero próximo. Para los primeros, la fecha de las presidenciales tiene una importancia estratégica, en especial, en lo relacionado con el precio político con el que amenaza Serbia si Occidente reconoce la independencia de Kosovo- -hoy mismo, el Parlamento de Belgrado vota una resolución de represalia a todos los países de Occidente que lo respalden- Pero, también, con las expectativas europeas sobre la seguridad y la estabilidad en los Balcanes. Los actores centrales de la crisis serbia son por ahora los dos principales partidos de la coalición de Gobierno, en el poder desde mayo pasado: el Partido Democrático de Serbia (DSS) del nacionalista primer ministro, Vojislavo Kostunica, y, el Partido Democrático (DS) del presidente, Boris Tadic. La fecha de las presidenciales fue fijada a mediados de diciembre por el presidente del Parlamento, Oliver Dulic, que también pertenece al DS. La fecha es rechazada por Kostunica, quien ha llegado a poner en duda la legitimidad de la convocatoria a las urnas, lo que no tiene asidero en la Constitución serbia. Para el responsable del grupo parlamentario del DSS, Milos Aligrudic, se trata de una decisión unilateral y de una violación de los acuerdos de la coalición de Gobierno El partido de Kostunica ha insinuado la posibilidad de boicotear los comicios, ante lo cual el DS responde avisando que en ese caso la coalición de gobierno tiene sus días contados. En la base de las divergencias se encuentra el problema de Kosovo. La razón es que la fecha para votar las presidencia- Protesta serbia por las calles de Mitrovica, el pasado martes, contra los líderes de la UE y la independencia de Kosovo les serbias se ha convertido en el parámetro central para fijar la agenda de la proclamación de la independencia de Kosovo: los gobiernos occidentales han estado presionando a los dirigentes albanokosovares para que atrasen su decisión hasta después de elecciones serbias. Lo demuestra una serie de declaraciones, entre ellas las del comisarios europeo para la ampliación de la UE, Oli Rehn, quien afirmó a un diario finlandés que la solución final del estatus de Kosovo será dejada para el inicio del primavera próxima. Es más, el viernes pasado, el dirigente albanokosovar Veton Surroi sostenía que la fecha de proclamación de la independencia ha sido ya fijada en coordinación con nuestros amigos occidentales El objetivo de Bruselas y de Washington es el de no poner en peligro la reelección del actual presidente de Serbia, el moderado Boris Tadic, quien al igual que todo el arco político AFP serbio se opone a la independencia de Kosovo, pero es también el más europeísta y el menos belicoso de todos los candidatos. Para Kostunica y su partido, la postergación de los comicios serviría para elevar la apuesta diplomática y hacer menos factible la unidad occidental en torno al reconocimiento de Kosovo, ante el peligro que representaría la elección de un candidato nacionalista serbio para la paz en los Balcanes. Opción que es factible si los comicios se celebrasen después de que Kosovo proclame la independencia. La subida al poder de un presidente nacionalista y antieuropeo, como sería la elección del candidato nacionalista del Partido Radical, Tomislav Nikolic, principal adversario de Tadic, es real, incluso antes de que Kosovo proclame la independencia. Posible boicot electoral La amenaza radical Acuerdo de gobierno de los dos primeros partidos kosovares ABC PRISTINA. Las dos principales formaciones albanokosovares, el Partido Democrático de Kosovo (PDK) y la Liga Democrática de Kosovo (LDK) alcanzaron ayer un principio de acuerdo para formar una coalición de gobierno en Kosovo, después de las elecciones del 17 de noviembre. Así lo informaron los medios locales, según los cuales se espera que hoy se firme el acuerdo de coalición y se dé a conocer- la composición exacta del nuevo gabinete. Se espera que las nuevas instituciones, que se formarán según los resultados de los pasados comicios, proclamarán poco después de su establecimiento la independencia de Kosovo. Según el acuerdo de coalición que sería sancionado hoy, el nuevo Gobierno estaría encabezado por Hashim Thaci, líder del hasta ahora opositor PDK, partido ganador de las elecciones de noviembre que dispondrá de 37 diputados en el Parlamento, informa Efe. Esa cámara cuenta con un total de 120 escaños y debería constituirse antes del 5 de enero próximo.