Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
94 GENTE www. abc. es gente LUNES 24- -12- -2007 ABC Las Spice Girls, durante un momento del concierto de anoche en el Telefónica Arena de Madrid La máquina picante ruge de nuevo Las Spice Girls dieron ayer en el Telefónica Arena de Madrid su único concierto en España, enmarcado dentro de su gran gira mundial con la que han vuelto al ruedo de la música después de diez años POR IGNACIO SERRANO FOTO ÁNGEL DE ANTONIO MADRID. Rescatando a unas del olvido, a otras de la tranquila vida familiar, y dando un respiro a Eddie Murphy y a algún futbolista, la maquinaria pop más poderosa de los últimos tiempos volvió a llamar a filas a sus cinco piezas básicas el pasado verano. Tras un breve engrasado y atornillado, el invento ya estaba listo para pasear gorra (de marca) por todo el mundo a cuenta de viejos éxitos, y ayer tocaba Madrid. El espectáculo de nombre hollywoodiense The return of the Spice Girls hizo escala anoche en el Madrid Arena, que se convirtió en el puñado de hectáreas con mayor concentración decibélica de la capital durante las dos horas que duró el concierto de Victoria y compañía. Decían los Beatles, irónicamente, que en parte se separaron porque en los conciertos no podían oír ni su propia música por el griterío de las fans. Pero esto no es ningún problema para las chicas picantes. Qué va. Miles de niñas- -algunas disfrazadas con imitaciones de los diseños de Cavalli que las Spice Girls lucen en esta gira- -ya daban la nota mientras desfilaban, guiadas por cariacontecidos padres, por la Casa de Campo. ¡Porque son la mejores, son guapísimas y cantan genial! Así justifican Marta Mel C y Jennifer Geri su locura por las Spice Girls, mientras brincan cual Heidi entre las nieves alpinas hacia el antiguo Rockódromo. Además de los modelitos Cavalli, las británicas vistieron trajes de esmoquin, uniformes plateados, corsés de cuero y minivestidos con plumas e incrustaciones de cristales Swarovsky. Todo un armario de lujo, frente al estilo desenfadado e infantil de su anterior puesta en escena. Y es que las cabezas pensantes de EMI han buscado una imagen rompedora que haga de esta gira la línea de choque para aumentar los beneficios de la vuelta al ruedo de las Spice Girls, sobre todo tras las escasas ventas del Greatest Hits Roberto, todo un hombretón de 26 años que vino desde Sevilla, las defendía casi con enfado: Ya no les hace falta vender más discos, porque nunca habrá nadie más grande que ellas Cuando el concierto rozaba la media hora de retraso, las luces se apagaron y el público empezó a gritar como loco con los primeros compases de Spice up your life y ellas, las superestrellas de la noche, emergieron de debajo del escenario acompañadas de una espectacular coreografía ejecutada por una docena de bailarines. Su nuevo single, Headlines llegó pronto, y la audiencia demostró su fervor al cantar su letra atronando el pabellón. Y vuelta a los viejos éxitos. Tras un vistoso número de cabaret, subieron la temperatura del Arena cambiándose de ropa en el mismo escenario, detrás de unos improvisados probadores, y después, un grupo de boys (uno pijo, otro deportista... preparó el terreno para que provocaran el delirio en el escenario central con Who do you think you are Entonces llegó el momento de lucimiento en solitario de cada una de ellas, con Victoria montándoselo en plan diva de la moda y Mel B destrozando el Are you gonna go my way? de Lenny Kravitz. El éxtasis llegó con Wannabe momento en el que el bailoteo generalizado hizo moverse las gradas de tal forma que llegó a asustar a más de uno. El macroespectáculo de luz, sonido y láser, y los ocho cambios de vestuario hicieron olvidar las sombras que planeaban sobre el quinteto al comienzo de esta gira, casi todas ellas en relación, cómo no, a Victoria. En uno de los primeros conciertos, la pija levantó la polémica cuando fue la única a la que le fue permitido no llevar un sombrero que le estropeaba el peinado Algo que no sentó muy bien a sus compañeras, que según varios medios, ya andaban mosqueadas con el especial protagonismo de la Beckham en este tour- -ayer, sin ir más lejos, cada vez que ella tomaba el mando subía el volumen del griterío- Anoche, sin embargo, ese papel principal estaba justificado. Y es que, si no es porque Madrid fue el hogar de Victoria entre 2003 y 2007 (primera razón para la visita del grupo a la capital según su web oficial) igual nos hubiéramos quedado sin escala española. No, si al final habrá que agradecer a Florentino Pérez tan sublime honor...