Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
74 CIENCIAyFUTURO MEDIO AMBIENTE LUNES 24 s 12 s 2007 ABC Un estudio aboga por considerar a las jirafas como seis especies diferentes ANTONIO VILLARREAL MADRID. ¿Es la jirafa el animal más alto del mundo por el contrario, los seis animales más altos del mundo son jirafas? David Brown, genetista de la Universidad de California Los Angeles y autor principal del estudio que divide a estos animales- -de hasta seis metros de altura- -lo tiene claro: Utilizando técnicas moleculares encontramos que las jirafas pueden ser clasificadas en seis grupos, que reproductivamente se aíslan y no se cruzan reveló Brown a la cadena BBC. Actualmente, se considera que las jirafas representan una única especie dividida en múltiples subespecies. El estudio que ahora hace público la UCLA señala que la variación en el color del pelo de las jirafas oscila en el África Subsahariana. Este dato sugiere que las jirafas se reproducen aisladas, entre miembros de la misma supuesta subespecie. No hay- -dice Brown- -ríos o bosques que eviten la cría, pero algún proceso evolutivo mantiene a ambos grupos separados reproductivamente Otro de los datos que se extraen de este documento es que las dos subespecies más cercanas de jirafa, la reticulada que vive al Norte de Kenia y la Maasai, que vive al sur están separadas como especie entre medio millón y un millón y medio de años, y se diferencian también en las manchas rojizas que las del norte portan sobre el lomo. Si atendemos a la definición de especie como comunidad de animales que pueden tener reproducción, en el caso de las jirafas surgen algunas dudas en la mente del genetista que dirigió el estudio: Una jirafa Maasai hembra puede mirar a un macho de jirafa reticulada y pensar no me parezco a ti no quiero emparejarme contigo dijo Brown. Como consecuencia, ocurre que al considerar como una sola especie a todos estos tipos diferentes de jirafa, no puede valorarse bien el estado de conservación individual de cada una de las subespecies: Agrupar todas las jirafas en una sola especie oscurece la realidad de que algunos tipos de éstas están en la cuerda floja Las subespecies más amenazadas incluyen a variedades como la jirafa nigeriana (sólo quedan 160 ejemplares) o la jirafa Rothschild (los últimos centenares de éstas quedan en Kenia y Uganda) HÉROES DEL MEDIO AMBIENTE s ROBERT REDFORD ROBERT REDFORD, EL SOL DE HOLLYWOOD El actor californiano, más conocido por su faceta de gurú de los cineastas independientes, encabeza también numerosas iniciativas ecologistas POR ANNA GRAU NUEVA YORK. Dicen los expertos en cine que la diferencia entre un actor y una estrella es que la estrella, cuando entra en escena, lo hace llevando consigo todos sus años luz. Que cuando alguien como Robert Redford se baja del avión en Memorias de Africa ya está hecha media película. Sólo con verle ya sabemos quién es el personaje, y de qué va a ser capaz. Fuera de los Estados Unidos, mucha gente asocia la veta idealista de Redford sólo con el festival de Sundance, creado a partir del Instituto Sundance que él mismo fundó en 1980, en sus terrenos de Utah, para formar a jóvenes cineastas salvajes fuera de las piscifactorías de la industria. Sundance es hoy el santuario del cine independiente americano y mundial. Pero casi tan importante como el activismo de Redford es su conciencia ecológica. Que no es de ahora ni es de boquilla. La revista Grist le ha dado varias veces el visto bueno de celebridad verde. Tan tempranamente como en 1975 ya andaba Redford apareciendo en cortos de promoción de la energía solar y apoyando a Vote Solar la asociación de San Francisco que logró que la ciudad invirtiera 100 millones de dólares de entonces en favorecer el uso de energías renovables. Aquel modelo sería posteriormente imitado por otras ciudades norteamericanas. A lo largo de las últimas décadas se ha encontrado el nombre de Redford estrecha y apasionadamente asociado a toda clase de iniciativas verdes. En el 87 hizo un viaje a la URSS que le inspiró la celebración en sus predios de Utah de una peculiar conferencia sobre el calentamiento global bautizada como Glasnost de la Casa Verde con participación de científicos rusos y norteamericanos. Los resultados se mandaron en su día directamente a la mesa de Gorbachov y de Bush padre. Redford admite que no nació ecologista. Incluso se autocalifica de hipócrita porque de joven le gustaba mucho conducir coches rápidos. Como a muchos, le llevó tiempo renunciar a cierto estilo de vida. Pero nadie puede negarle que fue bastante más rápido que otros en hacer la transición entre la antigua rebeldía meramente política y la moderna rebeldía verde. De Tal como éramos a El hombre que susurra a los caballos En ese aspecto, Redford es un pionero. Lo cual no es sorprendente si se revisa su ficha de hombre inconformista y marcado por el dolor. Tenía sólo 19 años cuando el cáncer se llevó a su madre, un ama de casa en el barrio hispano de Santa Mónica, en Los Ángeles. En 1959, perdió a su primer hijo, Scott, por muerte súbita. Entre ambos mazazos, muchas idas y venidas y muchos litros de alcohol. Redford, que irónicamente comparte con los halcones de la Administración Bush un historial familiar ligado al petróleo, así sea a un nivel mucho más modesto- -su padre, un lechero católico de origen irlandés, trabajó en los años cincuenta como contable de la Standard Oil- -necesitó dar bastantes bandazos antes de encontrar su camino. Le atraían el arte y la vida bohemia, que probó en varios momentos de su vida, uno de ellos en España. Le saca- Siempre dijo que él interpretaba papeles no como mero trabajo, sino como una acción de compromiso ron de eso la madre de sus hijos, Lola, y unos desganados estudios de interpretación que empezó en Nueva York a finales de los cincuenta. Descalzos en el parque inauguró una triunfal saga de películas que incluirían obras de tanto calado ideológico como Todos los hombres del presidente basada en el caso Watergate. Redford dijo siempre que él interpretaba estos papeles no como un mero trabajo, sino también como acciones de compromiso. Desde entonces han cambiado las plataformas y los motivos. Hoy Redford acusa al vicepresidente Cheney de ser un cactus que contiene petróleo, no agua y sobre todo denuncia la apatía del americano medio ante el suicidio energético del país. Más información: http: www. sundancechannel. com thegreen homePage Consecuencias ecológicas La historia verde de Redford Robert Redford, durante la jornada de inauguración del Festival de Sundance de este año REUTERS