Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC LUNES 24- -12- -2007 Nuria Espert cambia de registro en la obra de teatro Hay que purgar a Totó 67 Espectáculo multitudinario N. NIEBIESKIKWIAT BUENOS AIRES. Julio Bocca brindó un gran espectáculo gratuito el sábado. El bailarín reunión a cientos de miles de personas- -entre 500.000 y 300.000- que alfombraron varias cuadras alrededor del mítico Obelisco porteño en la avenida 9 de Julio. En directo o a través de pantallas montadas a cielo abierto, familias enteras disfrutaron de un desfile de bailarines locales y extranjeros, como Manuel Legris, de la Ópera de París; la española Tamara Rojo, del Royal Ballet de Londres; el cubano José Carreño, del American Ballet Theater; y Nina Ananiashvili, directora artística del Georgian Ballet Company. El bailarín, ovacionado, salió a interpretar El corsario junto a sus históricos compañeros Cassano y Maximiliano Guerra. Después, bailó un malambo junto a su Ballet Argentino. Reconocidos cantantes se alistaban para acompañarlo con sus voces, como Mecedes Sosa, Eduardo Falú, Jaime Dávalos y Diego Torres. Bocca remató su mezcla de estilos con Carlos la Mona Jiménez, que subió al escenario y bailó y cantó con Bocca la Balada para un loco Según Borja, el CARS no deberá elegir entre centro de arte y museo histórico El nuevo director del Museo Reina Sofía habló ayer en Barcelona con más detalle de cómo será el futuro del centro DAVID MORÁN BARCELONA. Manuel BorjaVillel no esconde que hacerse cargo del Museo Reina Sofía (CARS) tiene un elemento de complejidad total que es al mismo tiempo un reto y un atractivo algo que le ha llevado a elaborar un proyecto a medida del que ayer desveló las primeras claves. De todas ellas, la central es la palabra repensar A ella se refiere constantemente el historiador cuando se le pregunta sobre sus planes y describe su voluntad de cambio respecto a la colección del CARS y al espacio como al concepto mismo del museo. Según Borja- Villel, el punto más débil del museo es, además de la crisis que viene arrastrando de manera casi permanente, la indefinición en la que se ha instalado. Más allá de problemas de colección, exposiciones más o menos erráticas o la dudosa espectacularización, el gran problema del Reina Sofía es que tiene que definir qué quiere ser explicó en la que podría ser una de sus últimas comparecencias en las oficinas del MACBA. Para empezar a perfilar esa identidad, lo primero que hay que hacer es cambiar el enfoque a la colección y avanzar hacia una suerte de cosmología en la que haya varias líneas trabajando al mismo tiempo Un museo es, sobre todo, colección, y la colección del CARS puede pecar de canónica, homogénea y de ofrecer una visión lineal de la historia del arte. No hay reflexión, y eso se acaba reflejando en una obsesión por los nombres propios que ni siquiera se sabe si están representados a través de sus obras más importantes aseguró Borja- Villel. La solución que propone a esa acumulación y huida hacia delante es partir de líneas de fuerza basadas en las vanguardias históricas de los años diez veinte, la crisis de los años sesenta y setenta y la actualidad. Todas ellas se extienden en el tiempo y producen su propio concepto de artista y relación con el público. Sigue la atención a momentos históricos concretos como los años cincuenta, de importante eclosión artística en España y la acentuación de ciertas individualidades artísticas con autonomía propia (Gordillo, Valcárcel Medina) que siguen su propio camino. Todo ello genera tejidos que se van entrelazando en el discurso del museo A esto hay que añadir la intención del nuevo director de abrir los fondos para combatir el estancamiento y reforzar el perfil público del CARS. Todos los museos muestran una pequeña parte de lo que tienen, y cada vez hay menos diferencia entre lo que es privado y lo que es público. Cuando eres custodio, tienes las obras de arte bajo tutela, por lo que no tiene sentido dejarlas fuera de circulación y no compartirlas con otros centros explicó, sobre esta experiencia que ya puso en marcha en el MACBA. Las ideas son claras pero, ¿cómo ponerlas en práctica? Para Borja- Villel, el espacio juega aquí un papel determinante. Actualmente no hay una estructuración demasiada clara de los espacios ni una jerar- Compartir fondos en red Manuel Borja- Villel, ayer en Barcelona quía entre obras, artistas y movimientos. Tampoco hay interrupciones que permitan alternar los momentos contemplativos con los de discusión A su entender, esa redefinición del espacio es imprescindi- EFE crita junto al periodista Rodolfo Bracelli) Yo, príncipe y mendigo Con ello quería subrayar que sobre el escenario podía encarnar al más aristocrático príncipe, pero que al bajar de él regresaba a la realidad de aquel muchacho criado en una barriada de Buenos Aires y que prefirió el ballet al fútbol. El sábado bailó por última vez, y lo hizo, claro, en Buenos Aires. No es extraño, porque Bocca fue algo más que una gran estrella del ballet, y algo más que un artista más que extraordinario. Fue quien hizo del ballet un arte popular, al menos en su país, quien sacó la danza de los teatros y la llevó a los estadios y a las grandes plazas. En Argentina, Julio Bocca es un ídolo; en España, ha sido uno de los artistas más queridos por el público. El sábado, ante sus paisanos, ante sus amigos llegados de todo el mundo, Julio Bocca se convirtió definitivamente en príncipe y dejó de ser mendigo. Nuevo enfoque a la colección Príncipe y mendigo NUEVA VISIÓN DE LA COLECCIÓN DEL REINA SOFÍA No hay reflexión. Puede pecar de canónica y ofrece una visión demasiado lineal. No deja espacio a la reflexión y se apoya obsesivamente en nombres propios, sin dejar claro si están representados por sus obras más importantes La presentación lineal quiere ser historicista, pero al no señalar los momentos de tensión que marcan cada época resulta ahistórica: no es lo mismo el 11 S que otro día Líneas fuerza. Será una de las bases de la nueva estructura. De las vanguardias históricas (años veinte) de la crisis de los sesenta (el 68) y de la actualidad sugen amplios desarrollos y en cada uno de ellos hay un concepto propio de artista y una relación con el público diferente. Momentos históricos. Habrá un buen puñado para señalar, como los años cincuenta, que en España resultan un momento de eclosión artística especial. Indivudualidades. Hay autores que no se entienden salvo por la originalidad de su propio rumbo, como Gordillo o Valcárcel Medina. Distanciamiento. El desajuste que España vive frente al contexto internacional. Las vanguardias españolas maduran en los años treinta y eso convierte su discurso en político más que estético. Pasa lo mismo durante la Transición. ble para que el CARS cumpla su objetivo de contar muchas historias. Esta idea me gusta mucho, ya que es una cara que mira a otra cara, y eso es sinónimo de conocimiento. Debería ser el objetivo de cualquier museo como servicio público Con su llegada a Madrid, espera poder poner fin a la falsa polémica de si el CARS debería ser museo o centro de arte. ¿Por qué no puede ser las dos cosas? La tensión entre las dos opciones es positiva, ya que por un lado está el museo histórico basado en las vanguardias y por el otro un centro de arte que está mirando hacia el futuro. Eso significaría tener un museo que puede trabajar en varios niveles y con otros centros a un tiempo explicó. Llevará en la maleta la idea de museo que ha venido defendiendo. Lo que no tiene sentido es que el número de obras de Tàpies que hay en el CARS sea el doble de las del MACBA y no se complementen en sus visiones.