Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC LUNES 24- -12- -2007 Precampaña electoral s El PSOE e IU ESPAÑA 17 La última bala de IU De los resultados que consiga Llamazares el 9 de marzo depende el futuro de IU, inmersa en una guerra a muerte con el PCE s Antes de verano deberá ir a un proceso asambleario que se celebrará, si nadie lo remedia, bajo el sino de la escisión C. DE LA HOZ MADRID. Izquierda Unida está inmersa en su enésima crisis interna a menos de tres meses de las próximas elecciones generales. Y ésta tiene visos de convertirse en la última bala de la recámara de la coalición si su líder, Gaspar Llamazares, no consigue recuperar parte del terreno cedido en las últimas consultas electorales. Fuentes de la dirección de IU admiten que del resultado depende el destino y normalización de esta formación de izquierdas, sobre todo tras lo que unos califican de depuración otros de equivocación y unos terceros de acto de justicia por apartar de sus puestos en la comisión permanente a tres históricos del PCE enfrentados a muerte con el asturiano. Se trata de Felipe Alcaraz, Willy Meyer y Manuel Monereo. En la dirección denuncian la actitud desleal de Alcaraz, al que acusan de haber utilizado la responsabilidad de Relaciones Políticas de IU para atacar a Llamazares Los reproches hacia Meyer y Monereo no son menores. Al primero, eurodiputado, le achacan haber estado boicoteando a IU en el Partido de la Izquierda Europea y al segundo le cesamos porque mantiene una tensión permanente con la dirección zar unas elecciones primarias. En medio de unos y de otros se encuentra un amplio sector, representado por las federaciones de Madrid, Aragón o Cataluña, que siendo críticos con el coordinador de IU tampoco comparten la estrategia del PCE. Queremos cambiar la dirección- -explican a este periódico- Está el modelo asalto que es el Andalucía y Valencia, y el modelo proceso que pretende respetar los procesos políticos, al objeto de que se reconstruya en IU una mayoría Este sector atribuye errores a los dos bandos enfrentados. A Llamazares, por abrir la crisis de la Permanente sin que fuera estrictamente necesario abordarla ahora, y al denominado sector duro del PCE por presentar una candidatura alternativa y negarse a ir a un proceso de primarias en Valencia, que seguro que ganaba Montalbán de calle Antes de verano deberán ir a un proceso asambleario que se celebrará, sin duda y como todos, en clave de crisis. A pesar de esta situación, fuentes de IU aseguran que tenemos un buen escenario electoral Así, creen que es posible conseguir el tercer diputado por Madrid- -ahora tienen dos- -y mantener su representación por Valencia. Además, los números más optimistas que manejan arrojan la posibilidad de recuperar representación en Sevilla, Asturias, Guipúzcoa, Murcia y Alicante. Estos parlamentarios, unidos a los dos o tres que pudieran sacar los catalanes de ICV permi, tirían reconstruir el ahora maltrecho grupo parlamentario de cinco escaños. PSOE e IU sondean listas conjuntas en Ceuta y Melilla El PSOE e Izquierda Unida intentan romper la supremacía electoral del PP en Ceuta y Melilla con la presentación de una candidatura conjunta al objeto de no dividir el voto, según ha podido saber ABC de fuentes de IU. No es que las ciudades autónomas repartan muchos escaños- -uno cada una- pero cada diputado es capital. Además, IU está en conversaciones con los nacionalistas del Bloc en Valencia y con los del PSM en Baleares. Enfrentamiento IU- PCE Gaspar Llamazares (en primer plano) y Marga Sanz disputaron en unas primarias la candidatura de IU a la presidencia del Gobierno ABC En definitiva, se trata del ya eterno enfrentamiento entre el sector que domina el Partido Comunista, con Francisco Frutos a la cabeza, y el propio Llamazares y su entorno, al que se atribuyen todos los males de la coalición. Fue el PCE el que promovió la candidatura alternativa de Marga Sanz, lo que abocó a unas primarias que, paradójicamente, reforzaron a Llamazares en su posición con el 62 por ciento de los apoyos. Ahora la batalla se ha trasladado a Valencia, donde IU podría perder el único diputado que tiene por esta circunscripción. La dirección regional eligió a un cabeza de lista, Antonio Montalbán, en sustitución de la actual parlamentaria Isaura Navarro, que tiene todas las bendiciones de Llamazares, hasta el punto de que éste no reconoce la elección de Montalbán y ha decidido for- Narciso Michavila Director del Gabinete de Análisis Demoscópicos (GAD) ¡TERUEL EXISTE! L os votos no cuentan igual en todo el territorio electoral. Los escaños en las provincias menos pobladas cuestan menos votos de obtener que en las más pobladas: en Teruel se puede obtener un acta de diputado con apenas veinte mil votos, en Madrid se necesitan cinco veces más. Es algo que suce- de en todos los sistemas electorales donde hay más de una circunscripción, lo que garantiza la solidaridad de las regiones más pobladas con las menos pobladas. Los intereses de los treinta y seis millones de californianos están mejor defendidos que los del millón de habitantes de New Hamshire; por eso el sistema electoral estadounidense prevé que el voto de estos cuente el doble que el de aquellos. Tal mecanismo de solidaridad territorial está presente en todos los procesos electorales de nuestro país, a excepción de los de circunscripción única, como son las elecciones europeas, las municipales y en cuatro procesos electorales autonómicos: los de Cantabria, La Rioja, Navarra y la Comuni- dad de Madrid. En todos los demás procesos existe una prima hacia las circunscripciones menos pobladas: Álava elige el mismo número de diputados al Parlamento vasco que Vizcaya con una cuarta parte de la población. El voto del alavés cuenta, por lo tanto, cuatro veces más que el del vizcaíno. Y el del ilerdense más del doble que el del barcelonés. Y el del onubense más del doble que el del sevillano, y así sucesivamente. Tal disparidad supone que los partidos que saben defender mejor los intereses de las zonas menos pobladas optimizan mejor su voto. Sucede con el partido laborista británico, que cuenta con una ventaja de partida de tres puntos sobre el conservador. También sucede, aunque en menor medida, en España, donde el partido que ha sabido granjearse tradicionalmente la confianza de los votantes en los territorios menos poblados, el PP, parte con más de un punto y medio de ventaja sobre su principal competidor, el PSOE, tal y como publicaba ayer ABC. En todo caso, la mayor disparidad no se produce entre el voto ciudadano y la representación parlamentaria, sino entre aquel y el poder real. El sistema electoral español puede producir situaciones como la de la legislatura que termina, donde el poder de los partidos minoritarios sea muy superior al del principal partido de la oposición. Las matemáticas permiten medir tamaña desproporción pero eso será en un análisis posterior.