Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC LUNES 24- -12- -2007 Precampaña electoral s La precipitación de las inauguraciones ESPAÑA 13 Turistas y familias, los primeros usuarios de la nueva línea H. D. VALLADOLID. Los turistas, las familias y los viajeros para realizar compras fueron los primeros usuarios del AVE entre Valladolid, Segovia y Madrid, infraestructura que comenzó ayer a funcionar para los ciudadanos de Castilla y León. La puesta en marcha del nuevo servicio de comunicación atrajo la atención de muchos de los habitantes de la región que, conociendo ya los horarios, no dudaron en acercarse a las estaciones o a los pasos elevados sobre las vías para ver pasar el tren veloz, inaugurado el día anterior por el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero. En el caso de Segovia, la inauguración de la nueva estación añadió interés a la puesta de largo de la infraestructura ya que también se convirtió en un atractivo por conocer, a pesar de estar situada a varios kilómetros de distancia del centro de la ciudad, informa Ical. Entre los primeros usuarios del tren que realizaron el viaje entre Madrid y Segovia se encontraban algunos turistas japoneses que se desplazaron a Valladolid. Algunos se detuvieron en la ciudad del Acueducto para conocer sus monumentos y, después de disfrutar de su gastronomía, volver a la capital de España. apenas llevaba pasajeros. En su parada en Segovia no se apeó ninguno. En cambio el AVE que salió media hora más tarde dejó a diez personas, algunas de ellas eran turistas de origen japonés. En la estación Segovia- Guiomar se montaron cinco para desplazarse hasta Valladolid. Más usuarios tuvieron los trenes con destino a Madrid desde la capital del Pisuerga. El viaje en AVE número 04088 partió a las 8.30 de la estación Campo Grande. A su llegada a Segovia a las 9.05 no bajó nadie, salvo algunos para tomar fotografías, y que fueron advertidos por el revisor de que se partía en un minuto. La estación de Segovia aportó sus primeros 17 viajeros a la capital. Pasajeros en aumento El primer tren que partió de Madrid a las 8 de la mañana y llegó a Valladolid a las 8.33, Familias al completo estrenaron ayer el AVE a Valladolid tro trenes comerciales. De hecho, a pesar de que tanto desde el Ministerio de Fomento, como desde la propia Adif de manera oficial, se apresuraban a decir que la línea de alta velocidad Madrid- Segovia- Valladolid tenía una seguridad total lo cierto es que el presidente del administrador, Antonio González, reconocía, a 48 horas de la inauguración del tren, que aún faltaban 8.400 kilómetros de pruebas, lo que supondría más de cuarenta viajes de ida y vuelta entre Madrid y Valladolid. Una falta de confianza que ponía en evidencia también el hecho de que el AVE en el que viajara Zapatero, junto a Magdalena Álvarez y el resto de representantes institucionales, fuera acompañado de otras tres máquinas, una- -de gasóleo- -que cubrió el trayecto delante de la comitiva para comprobar que no había desperfectos en la catenaria y no se desprendía balastro; y otras dos por detrás- -un talgo y otra diésel- para subsanar cualquier percance que se hubiera podido producir en el tren veloz. Los incidentes de ayer ponen en entredicho las palabras de la propia Magdalena Álvarez que en reiteradas ocasiones garantizó el correcto funcionamiento de la línea después de que fuera inaugurada por el presidente del Gobierno, condición sine qua non que le exigió el Partido Popular en el FRANCISCO HERAS Técnicos de Adif habían recomendado retrasar la inauguración por problemas técnicos En entredicho Congreso de los Diputados para la puesta en marcha de la misma en esas fechas. Los retrasos sufridos a lo largo del domingo no hacen sino alimentar la polémica que ha rodeado la inauguración de la línea. A pesar de haber calificado la llegada del tren como un hecho histórico el alcalde de Valladolid, Javier León de la Riva, ha lamentado en reiteradas ocasiones que no lo haga soterrado, tal y como se firmó en 2002 con el entonces ministro de Fomento, Francisco Álvarez Cascos, y que el pasado viernes le recordaban a Zapatero en Valladolid los centenares de manifestantes congregados frente a la nave de Adif habilitada en la estación vallisoletana para los discursos oficiales. El enfrentamiento entre el Ministerio de Fomento y el Ayuntamiento de Valladolid crecía la semana pasada cuando el regidor era invitado a recibir al presidente en el andén de la estación. Un feo que corregía el Gobierno una semana más tarde, invitándole a subir a la estación de Segovia para relizar el trayecto.