Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
12 ESPAÑA Precampaña electoral s La precipitación de las inauguraciones LUNES 24 s 12 s 2007 ABC Los primeros trenes apenas llevaban viajeros, pero durante el día el número de pasajeros fue aumentando FRANCISCO HERAS El AVE a Valladolid pincha en su primer día y se para en plena marcha Los convoyes acumularon retrasos medios de diez minutos en un trayecto de sólo 55 s Los reiterados frenazos y arrancadas fueron fallos técnicos según Renfe HENAR DÍAZ VALLADOLID. La puntualidad en la Alta Velocidad a Valladolid sólo funciona, de momento, con Zapatero. El AVE de los 55 minutos entre Madrid y Valladolid, de estreno ayer, sufría los primeros retrasos en el tercero de los viajes con destino a la capital vallisoletana, que partió de Madrid a las 11.20 y que no llegó a Campo Grande hasta las 12.30, ocho minutos más tarde de lo previsto y sin parar en Segovia. El retraso, que fuentes de Renfe justificaban al término del trayecto por problemas técnicos se debió a dos paradas que la máquina se vio obligada a realizar a lo largo del viaje. La primera de estas improvisadas maniobras, de las que ABC fue testigo, se producía a la salida de Madrid, en el tramo comprendido entre Colmenar Viejo y Soto del Real. Allí, ante el asombro de los viajeros- -que se preguntaban el por qué de tan brusco movimiento- -el tren se estacionaba por completo durante algo más de tres minutos, y tras intentar ponerse de nuevo en funcionamiento, volvía a parar con un brusco frenazo. La segunda de las paradas, en la que el tren perdía otros tres minutos tenía ya lugar en la provincia de Valladolid, en las proximidades del intercambiador de Valdestillas. En este lugar están obligados a reducir de velocidad los Alvia, trenes de alta velocidad con ejes variables que a partir de aquí se cambian a los raíles de ancho ibérico, pero no los AVE, que llegan a la capital vallisoletana en los nuevos raíles de ancho internacional, de ahí la extrañeza de los viajeros: ¿Qué es lo que pasa? ¿Por qué nos hemos parado? se preguntaban. Éste no fue el único incidente que sufrían las líneas de alta velocidad que se dirigen al noroeste español. El mayor de estos retrasos lo sufrió un tren Alvia que debía haber salido de Irún a las 8,15 y llegó a Madrid con 24 minutos de retraso. Otro Alvia, el que salió de Gijón a las 14 horas con destino Madrid, también acumuló 18 minutos de retraso. Otro Alvia procedente de Madrid que salió a las 13,30 llegó a Valladolid con un retraso de siete minutos. Ya por la tarde, aunque se fue normalizando la situación, el primer AVE con destino a la estación vallisoletana se retrasó otros tres minutos. Tras el baño de multitudes que el pasado viernes se dio en la capital vallisoletana el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, con la que definió como histórica llegada de la Alta Velocidad al Noroeste, los viajes de ayer constituían la prueba de fuego de la línea, más aún si cabe cuando su temprana puesta en funcionamiento fue cuestionada por algunos técnicos del Administrador de Infraestructuras Ferroviarias (Adif) Aunque los propios maquinistas destacaban ayer a los periodistas que cubrían el primer trayecto con viajeros las extraordinarias medidas de seguridad de la máquina, que Renfe justificara los retrasos por problemas técnicos en los circuitos de vía no hace sino evidenciar las recomendaciones dadas a la ministra de Fomento, Magdalena Álvarez, por parte de altos responsables del gestor ferroviario para retrasar la apertura de la línea. De hecho, la pasada semana algunos técnicos advirtieron a la máxima responsable de Fomento de la inconveniencia de abrir la línea ante los incidentes que los operarios habían vivido durante las pruebas de seguridad realizadas durante la última semana. Desde que el pasado 15 de noviembre Adif anunciara el inicio de las pruebas en la línea, éstas fueron entorpecidas por multitud de incidentes. Sin ir más lejos, uno de los últimos tenía lugar hace una semana, cuando una de las máquinas comerciales en pruebas quedaba parada en mitad del túnel de Guadarrama. Sin embargo, éste no ha sido el único contratiempo sufrido por los técnicos, que han tenido que subsanar en las últimas semanas El alcalde de Segovia repite viaje Parece que el alcalde de Segovia, el socialista Pedro Arahuetes, le ha cogido el gusto a viajar en AVE pues, ayer domingo, repetía experiencia, en esta ocasión con destino a Madrid en vez de a Valladolid, como viajó el pasado viernes en compañía del presidente del Gobierno: Esto es una gozada, en veinte minutos te plantas en Segovia reconocía a los periodistas como un viajero más. El regidor segoviano no era el único rostro institucional que ayer se pudo ver en el primer tren veloz que cubría el trayecto desde Valladolid, uno de los pocos en llegar antes incluso de la hora prevista ayer. En la máquina también viajaba el senador popular, José Valín, quien reconoció que a partir de ahora será uno de los habituales de esta línea de alta velocidad. Incidentes en las pruebas Segunda parada desplomes de la catenaria, derrumbamientos de hormigón procedentes de la cubierta de los túneles o el desprendimiento de balastro (las piedras sobre las que se alojan los raíles) que han ocasionado desperfectos hasta en cua-