Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
70 LOTERÍA Cuartos premios s El norte lo acaparó casi todo DOMINGO 23 s 12 s 2007 ABC Santander, San Sebastián, 76623 Cuartos premios El Ejido (Almería) Villanueva de los Infantes (Ciudad Real) Lucena (Córdoba) Mataró (Barcelona) Oyón (Álava) Galdácano (Vizcaya) 69200 Pamplona y Bilbao Desde los alumnos de un colegio hasta el dueño de un asador trocearon la suerte de ambos números La suerte del feo sonríe a muchos No gustaba el 69200. Se cogió porque no quedaba más remedio y luego inundó Pamplona y Bilbao de millones ALBERTO LARDIÉS PAMPLONA. El viejo refrán de que la suerte de la fea, la guapa la desea se puede aplicar al número 69200, uno de los dos agraciados con el cuarto premio, que se repartió casi a regañadientes entre Bilbao y Pamplona porque a casi nadie le gustaba. Pero ayer, a las 09.23 horas- -fue el primero de los grandes en salir- -hizo feliz a mucha gente. La historia de este número comienza en la administración número 22 de Bilbao, ubicada en el barrio de Santutxu. Miguel, el encargado del establecimiento que abrió su abuela hace 30 años, comentó que el número lo teníamos colocado en un corcho, a la vista de todo el mundo, por lo que lo cogió quien le gustó No debió de agradar a muchos- -sólo vendió dos series y él no se quedó con ningún billete porque es imposible comprar participaciones de todos los números que vendes dijo- -por lo que cuando al ONLAE llegó la llamada de socorro de la administración número seis de Pamplona para pedir una ampliación de su consignación inicial porque se estaba quedando sin lotería, le llegaron 1.800 décimos de este 69200. Al final se vendió todo en la capital navarra, aunque les costó, según comentó Ainhoa Donamaría, dependienta de la administración. La gente era un poco reacia a cogerlo porque no era muy bonito, pero poco a poco fue saliendo adelante porque todo se vende Difería Irene, otra de las trabajadoras del local, quien le daba todavía un poco más de importancia al número: Era muy feo, por eso ha tenido éxito entre algunos clientes El hecho de que esta administración esté situada en una calle céntrica de la ciudad (Amaya) y junto al mercado del Ensanche, hace que le lleguen muchos clientes. Uno de ellos es Mikel Mikelarena, dueño del asador Zubi Ondo de la localidad de Huarte, quien compró décimos suficientes para quedarse él con algunos, repartir entre sus trabajadores y ofrecerlo a su clientela. No gustaba mucho, pero al final lo acaban cogiendo porque no les quedaba más remedio. Es lógico que si vas a un establecimiento con asiduidad y éste tiene un número de lotería acabas comprándolo por si acaso, aunque no te guste. Se repartió mucho por lo que hay mucha gente agraciada. Me hace mucha ilusión. Ha sido una alegría muy compartida dice. Mikel lo celebró ayer en su asador, como debe ser. El número también hizo doblemente feliz a Maribel, una joven dominicana que trabaja de dependienta en una pescadería del mercado próximo a la administración y que había comprado tres décimos de este 69200. La joven comentó que durante la reciente tormenta que asoló a su país una palmera derribada por el viento destrozó la casa de su hermano y otro familiar perdió un ojo. Lo primero que voy a hacer es comprarle una casa de 3.000 euros que le están vendiendo y después tapar algún agujero, como dicen ustedes Menos problemas tuvo para venderse el 76623, el otro número agraciado con el cuarto premio. Lo teníamos vendido desde hace mucho tiempo aseguran desde la administración número dos de Lucena, una de las ocho localidades en la que se vendió. O como lo hicieron los alumnos del Colegio de la Divina Providencia (nunca un nombre ha sido tan adecuado) de Mataró (Barcelona) quienes repartieron en participaciones cerca de seis millones de euros. Las famosas papeletas de los niños que tanto cansan sirvieron esta vez. Desde la administración número tres de esta localidad informaron que la mayor parte de las 30 series que han vendido de este número fueron al Colegio y alguna más, en ventanilla Porque todo se vende... Divina Providencia en Mataró Maribel, una dominicana agraciada con el 69200, brinda con sus compañeros en Pamplona EFE Dos empleadas de la administración número 5 de Santander, con uno de los cuartos premios SERRANO ARCE