Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC DOMINGO 23 s 12 s 2007 INTERNACIONAL 43 El primer escándalo de Cristina El peronismo en pleno responde a EE. UU. que sólo intenta que rompan con Chávez. La Justicia norteamericana cree que el maletín de Antonini iba a financiar a la presidenta argentina. Kirchner no lo desmiente y hace causa común con Caracas POR NATASHA NIEBIESKIKWIAT SERVICIO ESPECIAL BUENOS AIRES. El caso del maletín con dinero que investiga el Departamento de Justicia de los Estados Unidos, y que complica a Venezuela y Argentina, se ha convertido en el primer contratiempo de Cristina Fernández de Kirchner, que lleva menos de un mes en la Presidencia. El asunto ha desatado una inesperada escalada entre Washington y Buenos Aires, nunca vista siquiera bajo el Gobierno del ex presidente y marido de Cristina, Néstor Kirchner, quien tuvo muy malos vínculos con la Administración de George W. Bush, alimentados sobre todo por su estrecha alianza con Hugo Chávez. La tensión, sin embargo, ha llevado a un inopinado cierre de filas del oficialismo en pleno, y ha reavivado los sentimientos antinorteamericanos del peronismo. Hasta el Congreso, con mayoría oficialista, aprobó el miércoles una declaración de repudio al caso por considerarlo un agravio a Argentina. El escándalo, que complica las intenciones de Fernández de Kirchner de mejorar la cuestionada política exterior de su marido, estalló el pasado 12 de diciembre, dos días después de su asunción. Entonces, el Departamento de Justicia estadounidense comunicó la detención en Miami de tres venezolanos y un uruguayo, socios de Guido Alejandro Antonini Wilson- -un oscuro empresario venezolano con ciudadanía estadounidense- que el 4 de agosto pasado había intentado pasar por el aeropuerto de Buenos Aires un maletín que contenía 800.000 dólares en efectivo, interceptados por la Aduana argentina. En el comunicado difundido por el Departamento de Justicia el 12 de diciembre, se informaba que los detenidos eran agentes del Gobierno de Hugo Chávez que presionaron a Antonini Wilson para que no revelara que los 800.000 dólares venían de Venezuela y que estaban destinados a un candidato de la campaña presidencial argentina a los comicios del 28 de octubre. Pero uno de los fiscales indicó que el acusado Franklin Durán explicitó que el dinero iba destinado a financiar la campaña de la señora Kirchner. No pasaron ni 24 horas de la difusión del caso salido de la Corte de Miami- -donde vive Antonini Wilson ahora como testigo protegido y la presidenta argentina, sin mencionar a Estados Unidos, calificó de operación basura las acusaciones en su contra. La mandataria señaló que no se dejaría presionar y reafirmó la alianza con Chávez, cuyo Gobierno ha comprado bonos de deuda argentina por más de 5.000 millones de dólares y vende a los argentinos el fuel oil y gasoil que aquí se necesita para paliar el desabastecimiento energético. Cristina cerró filas con Chávez durante un encuentro reservado que ambos mantuvieron en Montevideo, el martes pasado, en el marco de la cumbre de presidentes del Mercosur. Y entre tanto, su jefe de Gabinete, Alberto Fernández, no se cansa de denunciar que la investigación es una conspiración para destruir la alianza Caracas- BuenosAires, y exige la extradición de Antonini, solicitada por la Justicia argentina para procesarlo por lavado de dinero Entre tanto, las relaciones con Washington se deterioraron arrolladoramente. El canciller Jorge Taiana convocó al embajador estadounidense, Earl Anthony Wayne, para expresarle el desagrado y ofensa del Gobierno argentino con los Estados Unidos. Mientras, el Departamento de Estado insiste que no se trata de un conflicto con Argentina, sino de asunto judicial. Lo paradójico es el escaso cuestionamiento oficial de los hechos del caso. Antonini Wilson llegó a Buenos Aires el 4 de agosto en un vuelo que había alquilado la estatal empresa Energía Argentina SA (Enarsa) que hace negocios con Petróleos de Venezuela S. A (Pdvesa) La nave traía de Caracas a funcionarios venezolanos y argentinos. El Gobierno niega que Antonini haya estado en la Casa Rosada, como sostiene la la fiscal. Alianza con Venezuela Cristina Fernández de Kirchner en la ceremonia de graduación de la Academia Militar El Palomar REUTERS Argentina negocia con EE. UU. la compra de aviones de combate EFE BUENOS AIRES. Argentina negocia con Estados Unidos la compra de aviones de combate para modernizar su actual flota de naves, que opera desde los años 70, según el Ministerio Defensa. Funcionarios de este departamento mantuvieron diversas reuniones en los últimos 15 días con miembros de la Administración estadounidense para la adquisición de cazabombarderos F 16 usados, que reemplazarán al sistema Mirage, confirmaron fuentes de ambos países al diario La Nación El valor de la posible operación no trascendió, aunque EE. UU. ofreció aplicar un sistema de venta de armas que permite disminuir los costos, precisaron los portavoces. El Gobierno había iniciado previamente conversaciones con la administración de Francia para adquirir 12 aviones Mirage 2000 a un valor de 90 millones de euros, pero el Ejecutivo argentino considera ahora que la propuesta de EE. UU. presenta mejores condiciones económicas informó el citado periódico. La última compra de aviones de combate por parte de Argentina se realizó en los años 90, cuando Estados Unidos vendió al país suramericano 36 cazabombarderos A 4, pero en la actualidad sólo algunos de ellos están en condiciones de operar. Las negociaciones se producen cuando la relación entre ambos países se encuentra en un momento difícil según admiten en el Ejecutivo argentino, debido a las derivaciones de la causa que investiga en EE. UU. el decomiso de 800.000 dólares no declarados que intentó ingresar a Buenos Aires el empresario venezolano Guido Antonini Wilson en agosto pasado. ABC. es Galería de fotos de Fernández de Kirchner en un acto militar en abc. es internacional