Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
12 ESPAÑA www. abc. es DOMINGO 23- -12- -2007 ABC Mariano Rajoy sigue, desde el escaño que ha ocupado en esta legislatura, una de las últimas sesiones celebradas en el Congreso de los Diputados FRANCISCO SECO El PP lograría hasta 8 escaños más que el PSOE en caso de igualdad en los votos Los socialistas podrían tener menos diputados si no superasen a los populares en más de 1,65 puntos en porcentaje de voto MARIANO CALLEJA MADRID. ¿Quién gana las elecciones, el que consigue más votos o el que tiene más escaños en el Congreso de los Diputados? La pregunta tiene miga, primero porque puede suceder que un partido tenga más diputados con menos votos, y al revés, y segundo porque de su respuesta puede depender la formación del Gobierno de la Nación tras las elecciones. Según un estudio demoscópico al que ha tenido acceso ABC, el PSOE debe superar al PP en 1,65 puntos en el número de sufragios para lograr más diputados. Por debajo de esa diferencia, aunque los socialistas consigan más votos que los populares, tendrán menos escaños en el Parlamento. Podría ocurrir, por tanto, que el PP se proclamara ganador- -al tener más diputados- y el PSOE hiciera exactamente lo mismo- -al contar con más votos- ¿Quién tendría razón? El lenguaje de los políticos está plagado de trampas. José Luis Rodríguez Zapatero se comprometió a no intentar formar gobierno si no gana las elecciones el 9 de marzo. Mariano Rajoy apoyó la idea e inmediatamente la hizo suya. ¿Pero qué significa ganar? Esta semana pasada, Mariano Rajoy respondió a esa pregunta: El que gana es el que tiene más escaños, es bastante evidente Acto seguido, revalidó su compromiso: Si no tengo más escaños que el PSOE no intentaré gobernar Curiosamente, los socialistas interpretan lo que es la victoria electoral de distinta manera, según les conviene a ellos, lógicamente. De ahí la reacción de dirigentes del PSOE contra Rajoy por sus palabras: Ha tirado la toalla, porque renuncia a tener más votos Rajoy no tiene mucha fe en ganar los comicios remachó José Blanco. Sea como fuere, el empate técnico que reflejan las encuestas en España desde hace muchos meses entre los dos grandes partidos puede traducirse en las elecciones en un resultado muy ajustado, que permita al PP tener mayoría simple en el Congreso, y sin embargo no ser el partido más votado. siempre que el electorado no registrara una convulsión en su comportamiento y se mantuviera la misma participación que en 2004. Es teoría, pero refleja sobre el papel lo que puede ocurrir en las urnas. En las elecciones de marzo de 2004, el PSOE logró 1.263.000 votos más que el PP, lo que le permitió tener 16 escaños más con una diferencia de 4,9 puntos respecto al principal partido de la oposición. Pero el dato más llamativo es que si el PSOE hubiera ganado al PP por menos de 421.000 votos de diferencia, los populares habrían conseguido más diputados. Se trata de una barrera de 1,65 puntos en porcentaje de voto válido. El PSOE necesita superar esa diferencia para tener más escaños. Por eso puede decirse que los socialistas tienen un colchón de 842.000 votos, los que en 2004 lograron de más por encima de esa barrera. Para saber en qué situación estamos ahora mismo hay que echar mano del último barómetro del CIS, que se realizó a finales de octubre. El PSOE sería el primer partido con un 39,7 por ciento en intención de voto, mientras que el PP recortaría la distancia hasta los 2,3 puntos y se sitúa en el 37,4 por ciento, si las elecciones se celebraran entonces. Según el estudio electoral, que el PP conoce al detalle, si se traslada la intención de voto del CIS a un reparto de escaños por provincias, el PSOE sería el partido ganador con 158 diputados, sólo cuatro más que el PP, que tendría 154. La diferencia respecto al barómetro de julio se ha reducido a la mitad. En el informe demoscópico se revela un dato fundamental La barrera de los 421.000 votos Según el estudio demoscópico citado, el PP tiene el voto mejor distribuido que el PSOE, lo que implica que, a igualdad de votos entre los dos partidos, obtendría hasta 8 escaños más, Un informe electoral señala nueve provincias donde el trasvase de votos del PSOE al PP será clave