Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC DOMINGO 23- -12- -2007 11 Margarita Delgado, durante la entrevista con ABC, en la que repasa, desde un punto de vista social, la cuestión del aborto ta, tal vez, pero ese tipo de cosas son muy difíciles de valorar. Desde luego, ausencia de conciencia del riesgo sin duda alguna, o baja conciencia, porque si no tomarían las medidas adecuadas. Además, estamos hablando de muchas cosas. El tema que nos ocupa es la interrupción voluntaria del embarazo, pero luego están también las enfermedades de transmisión sexual, cuando no se protege adecuadamente ante la relación sexual. Por tanto, diría yo que las consecuencias pueden ser de muchos tipos para los jóvenes que no toman esas precauciones. Desde luego, esa conciencia del riesgo no está lo suficientemente arraigada. Cada vez es menor la edad de inicio de la actividad sexual, y, sin embargo, no tomamos conciencia de ello Si las jóvenes estuviesen bien formadas, esas situaciones podrían evitarse Los abortos entre las menores de 18 años se han multiplicado por 3,6 entre los años 1990 y 2005 -En el caso de las chicas menores de 15 años que se quedan embarazadas, se ha producido un aumento muy importante en nuestro país en los últimos años. ¿Estamos llegando en España a una reducción de la edad de iniciación sexual que no va de la mano con la educación sexual que se aporta? -Eso es así. Es decir, cada vez es menor la edad de inicio de la actividad sexual, y, sin embargo, no estamos tomando conciencia de ella y deberíamos comenzar a educar más tempranamente a las jóvenes en estas materias para que no ocurriera esto. Por ejemplo, si consideramos el conjunto de las adolescentes, todas las menores de 20 años, los abortos desde 1990 a 2005 se han multiplicado por 2,6. Sin embargo, entre las menores de 18 años se ha multiplicado por 3,6, y en el caso de la tasa de embarazo también ha aumentado más, y los abortos sobre embarazos. Toda esta tendencia que estamos apuntando para el conjunto de las adolescentes es más acusada entre las menores de 18 años. -Debemos intentarlo. Los resultados, ya veremos. Y esos resultados no serán inmediatos. La labor de educación es una labor en la que se ven sus resultados a medio plazo, pero eso no debe ser motivo para que no se empiece y se haga de manera adecuada, porque, desde luego, lo que sí es claro es que el aborto no debe ser una alternativa a los métodos anticonceptivos. ¿Qué remedio hay? ¿O no lo hay? ¿España debería empezar una nueva educación sexual? -Al menos, estas cifras deberían ser tenidas en cuenta cuando se estén diseñando los contenidos de materias educativas. Al no ser pedagoga no me atrevo a decir cómo tendrían que ha- -Muchas veces las jóvenes tienen dificultades para hablar con sus padres o con quien tengan que hablar y contar la situación, pero si estuviesen bien informadas y formadas, en muchos casos esas situaciones podrían evitarse. -Una de cada cuatro menores de 15 años que interrumpe su embarazo se somete a un aborto de alto riesgo (a partir de la semana decimotercera) ¿Qué se puede hacer? cerlo ni quién, pero los educadores, que son los competentes en esta materia, tendrán que diseñar unos contenidos y una formación en esta materia que de alguna manera vayan a paliar un poco esta situación que estamos teniendo. -Mejor formada en estas materias. Yo siempre pongo el ejemplo de países, como los anglosajones, que consideran estos temas tabú, que no se habla suficientemente de ellos. Y sin embargo, eso no significa que no tengan altas tasas de embarazo adolescente y que muchos de esos embarazos no acaben en aborto. Dentro del contexto de los países de Europa occidental, el Reino Unido es uno de los que tienen altas tasas de embarazo adolescente y de aborto, y en el conjunto de los países occidentales en general, Estados Unidos y Canadá tienen este problema. En nuestro caso yo no hablaría, como fue en Estados Unidos, de una epidemia, pero en la medida de lo posible debemos intentar paliarlo y aportar todos los medios para cuando un embarazo es no deseado; y yo insisto mucho en eso, lo mejor es que no se produzca, para no llegar a la situación, como llegan algunas mujeres, de la interrupción. -Es decir, que la juventud debiera estar mejor formada.