Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
104 DEPORTES Ciclismo SÁBADO 22 s 12 s 2007 ABC Joseba Beloki pone fin a diez años de carrera Oficializó ayer su adiós tras una carrera cortada por la caída en el Tour de 2003 y su inclusión en la Operación Puerto MIKEL URIARTE VITORIA. Todo tiene un principio y un final y éste ha llegado Así comenzó ayer Joseba Beloki la lectura a un comunicado redactado por él mismo con el que confirmó que abandona el ciclismo. Una comparecencia cargada de emoción. Lógico en alguien que ayer debió recordar gloria y frustraciones. Diez años encima de la cabra dan para un extenso catálogo de sentimientos. El orgullo que le proporcionó lograr tres podios en el Tour y erigirse en una de las figuras del ciclismo mundial. La amargura de una caída brutal o de verse incluido en la Operación Puerto que para muchos ciclistas como Beloki supuso la ruina sin que se demostrase culpa ni implicación, sin juicio ni pruebas. Beloki disputó su última carrera en junio de 2006, la Euzkal Bizikleta. No podía pensar entonces que ésa sería su rúbrica a una carrera como profesional que comenzó en 1998. La Operación Puerto le privó a él, a su equipo del Astana y a otro grupo de corredores disputar el Tour. Le impidió reivindicarse y demostrar que la grave caída sufrida en la ronda gala en 2003 estaba olvidada; que podían contar con él para grandes cosas. Pero el hecho de que unas iniciales que coincidían con su apellido figurasen en los archivos del médico Eufemiano Fuentes resultó suficiente para abortar todos sus proyectos deportivos. El alavés concluyó esa campaña sin poder inscribirse en ninguna carrera más. Empezó 2007 con los mismos augurios y no pudo encontrar acomodo en ningún equipo. Ayer se despidió con la duda de saber qué hubiese pasado de no haber sufrido tanto contratiempo. se de otra manera, pero no ha podido conseguir un dorsal. El ciclismo está viviendo un momento de desesperación y a los ciclistas nos están haciendo el vacío. Se prescinde de la presunción de inocencia, al menos para algunos denunció molesto. Su año de gloria fue 2002. Segundo en la ronda francesa y tercero en la española defendiendo los colores de OnceEroski. Anteriormente, primero con Festina en 2000 y un año después, ya con Manolo Saiz como entrenador en el Once, Beloki se subió al cajón de los Campos Elíseos acompañando al mismísimo Armstrong y al alemán Jan Ullrich. Antes de todo eso alcanzó su debut en el campo profesional de la mano de la Fundación Euskadi. A Joseba Beloki le toca ahora mirar al futuro. Un horizonte que estará ligado a este deporte, como reconoció. Quizá no tanto en el campo profesional, sino en la base y la formación de chavales. Sus datos Nacimiento: Lazkao (Guipúzcoa) 12- 8- 1973. Desde los 4 años reside en Vitoria. Trayectoria: Formado en la escuela de ciclismo de Iturribero, Torrot en cadetes, Bacomat en categoría juvenil; Kaiku, SVC y ACR en aficionados. Después Fundación Euskadi, Festina, Once, Brioches La Boulangere, Saunier Duval y Liberty Seguros. Palmarés: Tres podios en el Tour (segundo en 2002 y tercero en 2001 y 2000) Tercero en la Vuelta a España de 2002. Beloki, durante su emotiva rueda de prensa de despedida TELEPRESS Me sacan por la enfermería y yo quería salir por la puerta grande POR M. U. VITORIA. Unas horas después de su anuncio de retirada, Joseba Beloki se hallaba recuperado de las emociones del día. Más reposado, junto a sus hijos y su mujer, reconocía sentir alivio -Más que nada ha sido un día de alivio. Tomas esa decisión y ya está. He apurado todo lo que he podido para volver a correr y no ha podido ser. Era el momento preciso y justo para anunciarlo y me he quitado un peso de encima. ¿Recuerda su primera bicicleta? yectoria de la que estoy orgulloso. Con mi forma de correr he logrado lo que todo el mundo sabe y nunca he prometido más de lo que he conseguido. -Claro. Mi bicicleta roja de la tómbola. Les tocó a mis padres. La afición que había en mi casa era mucha y yo era presa fácil para tener una bici y que compraran todos los boletos para que tocase. Kaiku, aunque luego tuve problemas de salud y lo pasé mal. -Pero lo mejor estaba por llegar. -Más tranquilo después de la despedida oficial. ¿Entonces se dio cuenta que quería ser profesional? -Sí. En SVC Seguridad con Eduardo Pascual volví a reencontrarme con la progresión que tuve de chavalito hasta completar dos años importantes con Manolo Azcona en el ACR, que me otorgaron el pase a profesionales. -Por supuesto que con mi primera prueba de profesional y con el segundo año. El Tour del Porvenir me marcó mucho. Supe lo que era sufrir encima de una bicicleta y me di cuenta de que aquello podía ser mi vida y mi trabajo durante unos cuantos años. ¿Qué olvidaría? Nos hacen el vacío Pero también se fue con motivos para la satisfacción. Porque Beloki no quiso manchar su despedida con referencias tristes. Dijo sentirse orgulloso de su carrera deportiva y feliz por haber contado y encontrado a gente a la que puede llamar amigos. He conseguido hacer realidad lo que soñé desde niño, ser profesional. Me quedo con eso Le hubiese gustado retirar- -No tanto, porque era algo que tenía claro desde hace mucho. Lo que sí me hubiese gustado es que la forma de anunciarlo hubiera sido otra. Siempre había soñado con un comunicado en activo, en medio de una carrera y no así. Es lo que hay. -A corto plazo, una situación frustrante y mala. Si miro más allá de los últimos 18 meses veo una vida deportiva cargada de sobresaltos, tanto positivos como negativos, pero con una tra- -Habrá sido difícil hacerse a la idea. -En Armentia con la escuela de Iturribero. Con nueve años. Me caí en la curva de San Prudencio. Tengo más recuerdos de entonces casi que de los años posteriores. ¿Y su primera carrera? -No. Yo de siempre he soñado con ser profesional. Cuando voy a casa de mis padres y veo las fotos de cuando tenía trece y catorce años sólo hay dibujos e ilustraciones de bicicletas. ¿Qué haría con el término Operación Puerto -Volver a reabrirla para que se aclare toda la situación. -Soy una persona con mucha capacidad de memoria y aunque sean malos detalles me acuerdo de ellos. Soy responsable de mis actos y es verdad que si lo malo me ha servido para aprender no me gustaría olvidar nada. -Porque es una herida muy profunda, ¿verdad? ¿Echa la mirada atrás y qué ve? -Superada la etapa del aprendizaje comenzó a enseñar su maillot de cadetes y juveniles. -Sí, es curioso. Mi primera prueba, por los suelos, y mi final de trayectoria deportiva ligado también a un accidente. -Qué casualidad que su inicio y final se identifiquen casi con una caída. -Y el día que se lo confirmaron, ¿cómo reaccionó? -Fue una situación un tanto rara. Estábamos Aitor Kintana y yo sin saber si íbamos a tener esa opción y al final llegó. Sólo entonces nos lo creímos. -Que fue en la Challenge de Mallorca con una mezcla de ilusión y nerviosismo. No saber qué hacer ante toda aquella gente con la que corrí, con tantos nervios... -De aquel debut, ¿qué recuerdos le quedan? -Ya tiene el título de director deportivo. Desprende ilusión en su nueva faceta de la vida. -En mi vida deportiva, una herida mortal. Me han sacado por la enfermería cuando lo que yo quería al menos era salir por una de las puertas de la plaza. -Cierto. En el equipo Torrot, luego con José Mari Letona. En junior estuve en Bacomat con Sancha y, a partir de ahí, mis primeros años buenos en ¿Con qué momento de su carrera se quedaría? -Hombre, me estoy preparando para ello. Tengo condición para afrontar una etapa como educador con los más jóvenes. No me veo como mánager ni nada por el estilo, pero sí quisiera enseñar a los chavales esos detalles, que son los que te hacen ganar las carreras.