Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC SÁBADO 22- -12- -2007 95 En Navidad no sólo hay más luz en las calles, sino también más personas con depresión ABC En la Comunidad de Madrid, se ha convertido ya en la primera causa de incapacidad Cuando se está decaído hay que prohibirse pensar. Y para ello, la mejor solución es permanecer activo La psicoterapia activa zonas del cerebro asociadas a emociones positivas que mejoran el estado de ánimo miento rumiativo Además, cuando estamos tristes, es más fácil que acudan a nuestra mente recuerdos e ideas tristes. Hervás lo denomina muy gráficamente infusión emocional, porque con las emociones ocurre como con una bolsa de té. Cuando la ponemos en el vaso tiñe, todo el agua Uno de los síntomas que mejor caracterizan a la depresión es la desesperanza. Y para combatirla, Hervás señala que el mejor antídoto es el optimismo: Pensar que las cosas pueden cambiar, e incluso que puede estar en nuestra mano provocar esos cambios, da una sensación de control sobre el futuro que reconforta y da energía Entre las terapias que mejor funcionan, se encuentra la de orientación cognitivo conductual, que proporciona habilidades para cuestionarnos y cambiar determinadas formas de pensar que nos llevan a la infelicidad señala Francisco Bass, psicoterapeuta y director del centro Bertrand Russell de Madrid. Además, explica, que la psicoterapia activa zonas del cerebro asociadas a emociones positivas que hacen que el paciente se sienta mejor. Curiosamente, afirma Hervás, la depresión es más frecuente en sociedades occidentales, con mejor calidad de vida: Vivir bien a veces tiene un efecto no deseado sobre nuestra motivación, que decae Pero hay otros factores asociados a nuestra forma de vivir que contribuyen a mermar el estado de ánimo de forma permanente, como las relaciones personales más superficiales, la desconfianza, no tener en quién confiar o la competitividad en el ambiente laboral. En definitiva, tener la sensación de que, aunque vivimos rodeados, nos encontramos solos. Algo que ocurre más en las grandes ciudades. Y especialmente en esta época del año, llena de nostalgia y en la que impera la necesidad de sentirse feliz. DIENTES SANOS Luis Cabeza Ferrer Presidente de la Asociación Española de Estética Dental ALIMENTACIÓN EN NAVIDAD no de los pilares de la salud dental es procurar una alimentación equilibrada y comedida. Con los repetidos atracones de carnes con gran contenido calórico, alimentos fritos, salsas basadas en huevos, mantequilla, turrones, mazapanes y todo tipo de dulces y bebidas azucaradas, la obesidad y las caries nos amenazan seriamente. Hay alimentos sanos y saciantes que proporcionan beneficios saludables. Las aceitunas son una fuente de vitamina E. Los aperitivos con espárragos son buenos para la hipertensión y la ansiedad. Los mejillones, las gambas, los frutos secos no salados las almendras, las nueces... mejoran la fatiga física y psíquica y previenen el envejecimiento. Los boquerones en vinagre, las anchoas, las sardinas, el pulpo, el atún benefician al corazón, contienen ácidos grasos esenciales omega 3. Los mariscos al natural o con limón y las verduras frescas no elevan mucho las calorías. Sea tacaño con la sal y el pan. En lugar de la sal, use perejil, tomillo, orégano... Las hierbas no aportan calorías y destacan los sabores de los alimentos. No abuse de las carnes de cerdo, cordero y caza. Los pescados son una buena opción. No olvide los arroces y pastas integrales, ni el jamón curado, que aumenta el colesterol bueno. Los zumos naturales de verduras, piña, manzana, uva, naranja, tomate, sin azúcar, proporcionan vitaminas, regulan el tránsito intestinal y dan energía. A la hora de los postres, sepa que los dulces pueden multiplicar por 3 ó 5 veces las calorías de la carne de pollo o ternera, por 9 veces las de las frutas y por 4 las de algunas verduras. Consuma con prudencia sus dulces preferidos y sea generoso con las frutas. Tome chocolate negro, sus antioxidantes bajan la tensión arterial y mejoran la fatiga crónica. El cacao puro, sin azúcar, no engorda. El consumo moderado de sidra, cerveza, vino o licores es positivo si se realiza dentro de unos límites y jamás asociado al tabaco. Beber un vaso diario de cerveza o vino para las mujeres y dos para los hombres es el límite aconsejado. U Más en Occidente En su opinión, la clave, más que en entender por qué nos deprimimos, estará en saber por qué algunas personas en iguales circunstancias no lo hacen, como le ocurría a Job. El cristal con que se mira Los fármacos, apunta LópezIbor, son la parte más simple del tratamiento, después de eso queda mucho trabajo por hacer, y ese trabajo es pura psicoterapia La psicoterapia nos da claves para afrontar la vida sin deprimirnos, algo que al parecer depende del cristal con que se mira. Y es que, aparte de los factores externos, la forma de pensar puede hacer que el estado de ánimo se derrumbe en determinadas ocasiones. Así lo explica Gonzalo Hervás, investigador de la Universidad Complutense y psicoterapeuta de Humane: Cuando atribuimos los sucesos adversos a circunstancias permanentes, que supuestamente no van a cambiar, las situaciones se viven de forma más negativa y la reacción va a ser también más intensa que si lo consideramos como una situación pasajera Que las adversidades nos entristezcan de forma transitoria o nos dejen una huella más duradera, depende fundamentalmente de la forma de afrontar los primeros momentos. Lo mejor, cuando notamos que la tristeza se apodera de nosotros es airearse según Hervás: Salir a dar una vuelta o hablar con alguien son una buena estrategia de regulación en contraposición a otra más negativa que consiste en focalizarse mucho en uno mismo y en los sentimientos. En este caso se genera un bucle de rumiación que nos hace pensar de forma cada vez más pesimista La regla de oro, según este experto, es que si uno está mal de ánimo, hay que prohibirse pensar. Y da muy buen resultado. Hay que pensar solamente cuando nos sentimos bien. Porque una buena parte del malestar que se experimenta se crea precisamente por ese pensa- Las mujeres tienen mayor riesgo que los varones de sufrir trastornos del estado de ánimo Ellas se tragan los problemas y favorecen la aparición de ansiedad y depresión. Ellos, por el contrario, tienden a externalizarlos con reacciones violentas o el consumo de alcohol o drogas. Numerosos estudios así lo demuestran. Además de los niveles hormonales, que hacen más vulnerable a la mujer a los trastornos anímicos desde la menarquia hasta la menopausia, los expertos señalan que la forma de enfrentarse a los problemas cotidianos es decisiva. En otras palabras, hombres y mujeres pueden desarrollar perfiles distintos de trastornos psicológicos debido a que piensan e interpretan los acontecimientos de forma diferente. Las mujeres, en comparación con los hombres, presentan un predominio del auto- diálogo negativo, incluyendo sobre todo pensamientos que expresan una visión negativa de sí mismas, culpa, rechazos por parte de los demás y desesperanza, según un estudio de Esther Calvete publicado en la revista Ansiedad y Estrés Al parecer, las mujeres muestran desde la adolescencia una mayor preocupación por la forma en que son evaluadas o percibidas por los demás. Según explica Calvete en su estudio, las experiencias tempranas y las interacciones con los progenitores parecen especialmente relevantes para el desarrollo de estos estilos cognitivos, que suponen un riesgo para el desarrollo de trastornos psicológicos La diferencias entre las formas de pensar, según el género, podrían ser diferentes en hombres y mujeres debido a la existencia de formas de educación y de socialización diferentes