Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
36 INTERNACIONAL SÁBADO 22 s 12 s 2007 ABC Bélgica, en estado de alerta por temor a un inminente atentado islamista Detenidos 14 terroristas de una célula que planeaba la fuga del peligroso Nizar Trabelsi y una bomba contra una zona comercial durante las Navidades ENRIQUE SERBETO CORRESPONSAL BRUSELAS. La Policía federal belga ha puesto en marcha un espectacular dispositivo de seguridad ante la posibilidad de que estos días se produzca un atentado terrorista o una operación destinada a permitir la evasión de uno de los terroristas islámicos más importantes del mundo que se encuentra encarcelado en este país. Por el momento, como suele suceder en estos casos, son más las cosas que se temen que las que se pueden probar o las que pueden llegar a demostrarse, pero el caso es que la alerta será mantenida hasta primeros de enero, porque las informaciones de las que dispone la Policía belga se consideran lo bastante solventes para ello. El primer ministro Guy Verhofstadt confirmó ayer por la tarde en la sesión del Parlamento que la célula antiterrorista del Gobierno se había tenido que activar por la mañana ante las informaciones recogidas por la Policía sobre alguna posible acción espectacular de extremistas islámicos en el país. El objetivo principal de las posibles acciones sería una operación para intentar liberar a Nizar Trabelsi, uno de los terroristas vinculados a las redes internacionales, que cumple condena desde 2003 por haber intentado cometer un atentado contra una base de la OTAN. Nadie ha desmentido que en dicha base se guarden armas nucleares, lo que hubiera convertido su crimen en una acción cuyo alcance horroriza. Según la Fiscalía federal belga, los planes para liberarlo incluían el uso de armas y explosivos. zonas comerciales y en la salida y entrada de espectáculos, que serían objetivos posibles de los atentados. La Fiscalía federal, que es la que ha lanzado las operaciones, ha ordenado la detención de al menos catorce personas, todas ellas relacionadas con el ambiente de los extremistas islámicos, aunque a última hora de la tarde todos ellos tenían la condición de interpelados es decir, sin un a acusación concreta. Los musulmanes, numerosos en Bruselas, celebraban ayer la fiesta del sacrificio, y la Policía aumentó por ello la vigilancia en todas las mezquitas de la ciudad. Durante esta fiesta, los musulmanes proceden al sacrificio de un cordero por familia, lo que implica movimientos de un lado al otro con el animal y la carne, desde los mataderos habilitados para ello a las casas donde celebran la festividad. Algunas emisoras de radio criticaron ayer la decisión del Gobierno de hacer pública una operación como ésta, que a juicio de los especialistas suele ser más eficaz en un marco de mayor discreción. Otros pensaban, al contrario, que ha sido una manifestación de- liberada para lanzar el mensaje de que a pesar de las turbulencias políticas, las autoridades policiales belgas siguen trabajando con normalidad y no representan un flanco débil en la lucha antiterrorista dentro de Europa. Nizar Trabelsi, de nacionalidad tunecina, llegó a Europa para jugar en un equipo de fútbol de la liga alemana en 1989, pero en realidadluego se descubrió que planeaba un ate ntado contra una base de la OTAN. Según quedó probado el el juicio, Trabelsi intentó lanzar un coche bomba contra la base militar belga de Keline- Brogel, donde trabajan soldados norteamericanos y donde se da por seguro que existe un depósito donde eventualmente se pueden guardar armas nucleares. Verhofstadt, en el momento del juramento del cargo ante el Rey Alberto II en el Palacio Laeken de Bruselas REUTERS Los 14 ministros del Gobierno provisional de Guy Verhofstadt juran su cargo ante el Rey Alberto II E. SERBETO BRUSELAS. El primer ministro belga GuyVerhofstadt presentó ayer su nuevo Gobierno de transición, cuyos 14 miembros prestaron juramento ante el Rey de los Belgas, Alberto II, con la solemnidad propia del caso y con la intención declarada de poner fin a la crisis de credibilidad institucional. La crisis política ha pasado, ¡viva la crisis política! que muy probablemente empieza ahora con las negociaciones para la reforma del Estado, que son la clave para tratar de establecer las nuevas normas de convivencia comunitaria en este país. Verhofstatdt ha querido hacer de este gabinete una especie de prólogo del que debe sucederlo dentro de tres meses. En el discurso ante la Cámara de Representantes que pronunció ayer por la tarde dijo pocas cosas tan claras como su advertencia de que el próximo 23 de marzo dejará de ser primer ministro y cederá el puesto al responsable de una nueva mayoría, el democristiano flamenco Yves Leterme, quien juró ayer el cargo de vicepresidente. El discurso de Verhofstadt para el que será su tercer gabinete fue muy breve, apenas 10 folios, La principal misión del nuevo gabinete es encarrilar las negociaciones para formar el que debe sucederle dentro de tres meses pero ya sin necesidad de que el país parezca una balsa a la deriva. Leterme es viceprimer ministro al cargo de las áreas políticas, mientras que el liberal valón Didier Ryenders será también vicepresidente, encargado de los asuntos económicos. Leterme ha vuelto a lanzar uno de sus mensajes equívocos. Igual que el día en el que preguntaron si se sabía la letra del himno nacional belga se puso a cantar La Marsellesa, ayer fue ostensiblemente el único miembro del gabinete que no aplaudió cuando se proclamó el Gobierno. Fugas de prisiones A pesar de que Trabelsi se encuentra bajo uno de los regímenes de seguridad más estrictos, en Bélgica no son desconocidas las evasiones de las prisiones, pero si el fugado fuera este terrorista, la reputación de este país caería por los suelos. El Gobierno belga temía también que los planes estuvieran relacionados con las celebraciones de la Navidad y más concretamente con el hecho de que en estos días se producen aglomeraciones de personas en