Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC SÁBADO 22- -12- -2007 Evo reparte en Bolivia dinero de Chávez y crece el escándalo del maletín de Caracas 35 España debe evitar que se pierda el apoyo francés en la lucha contra ETA explica un experto consultado Juan Pedro Quiñonero plica una fuente comunitaria, la Comisión da la bienvenida al interés francés para reforzar relaciones con el Mediterráneo, pero siempre que no rompa la idea de una política exterior común Varios analistas conocedores del proceso han destacado el miedo del Gobierno alemán a que la iniciativa francesa abra el camino a una partición de la política exterior europea, según la cual Alemania se tendría que centrar en la frontera oriental mientras que los países mediterráneos se ocupan del Sur. Alemania es ya el tercer socio comercial de los países del sur del Mediterráneo indican fuentes comunitarias. Y ya no existe una política comercial francesa o alemana, sino europea recuerdan. La propuesta de Sarkozy ha sido inspirada por su consejero Henri Guaino, conocido por sus tesis soberanistas, incluso euroescépticas, según han destacado numerosos analistas estos días. El planteamiento inicial, al margen de la UE, generó una profunda frustración en el Quai D Orsay (ministerio de Exteriores) explica la fuente diplomática, que llevaban meses advirtiendo al Elíseo que no se pueden tomar decisiones de este calado en contra de Alemania, el principal proveedor de fondos comunitarios Con este pulso de fondo, Francia ha renunciado a organizar una cumbre mediterránea el próximo mes de junio en Marsella- -antes del inicio de la Presidencia francesa del Consejo el 1 de julio de 2008, con la intención por tanto de separar la reunión de los ritmos comunitarios, según varios analistas- y ha aceptado, según la declaración firmada en Roma, sustituirla por una cumbre euromediterránea (27+ 10) en París el 14 de julio. La víspera, los países ribereños se encontrarán por separado. Sin embargo, se pregunta el experto contactado, ¿puede algo que se lanza en una base naval símbolo del colonialismo francés, y que nacerá al mismo tiempo que los desfiles del 14 de julio, fiesta nacional, reemplazar la imagen participativa e igualitaria de Barcelona? DESASTRE MEDITERRÁNEO Cumbre el 14 de julio Sarkozy, Prodi y Zapatero, durante su encuentro en Roma del pasado jueves AFP Un proceso frustrante El Proceso de Barcelona, creado en 1995 durante la presidencia española de la UE, no ha satisfecho los ambiciosos objetivos con los que nació s El conflicto entre israelíes y palestinos bloquea a menudo la adopción de acuerdos entre la UE y los países del Sur POR B. BERGARECHE MADRID. El lanzamiento de la Unión por el Mediterráneo ha convulsionado un proceso que, doce años después de su proclamación, no ha satisfecho las espectativas que rodearon su nacimiento. El décimo aniversario, celebrado en 2005 en Barcelona, se caracterizó por la ausencia de la mayoría de los Jefes de Estado y de gobierno de los países mediterráneos. Es verdad que es un proceso que va despacio y que avanza con pocos medios reconoce un experto consultado por ABC. Las ideas de Sarkozy han sacudido todo, y han logrado poner los temas mediterráneos en el centro del debate según reconocen fuentes diplomáticas españolas. Desde 1995, los miembros de la UE y los países de las riberas sur y oriental se reúnen en torno al objetivo de crear una zona común de paz y estabilidad y un área de prosperidad compartida Sin embargo, la creación de un área de libre comercio euromediterránea en 2010 permanece paralizada. Marruecos, Túnez, Argelia, Egipto, Israel, Líbano y Jordania han firmado acuerdos de asociación que han permitido que sus exportaciones hacia la UE hayan crecido a un ritmo del 7,2 por ciento anual desde 1990, frente al 4,2 por ciento del resto del mundo. Pero Siria se resiste a ratificarlo, Libia sólo participa como observador y Turquía, un país candidato, está inmersa en las negociaciones de adhesión. En su última reunión, celebrada en Lisboa en noviembre, los ministros de Exteriores de los 37 concluyeron que, sin perjuicio de los resultados positivos obtenidos hasta la fecha, los ministros reconocen que deberán tenerse en consideración nuevos desarrollos que consoliden el Proceso de Barcelona Entre los avances figuran la creación en 2002 de un instrumento financiero para el Mediterráneo dentro de la Banca Europea de Inversión, y el establecimiento de la Asamblea Parlamentaria Euromediterránea en Nápoles en 2003, dos iniciativas defendidas por España. Sin embargo, el conflicto entre israelíes y palestinos ha hipotecado el proceso. Euromed tiene la ventaja de reunir a todo el mundo pero, al mismo tiempo, adolece del problema de reunir a todo el mundo explica el profesor francés, Pierre Beckouche, porque todos recurren al pretexto del conflicto en Oriente Próximo para bloquear todo se lamenta. España debería ser capaz de mantener el simbolismo de Barcelona como marca de construcción de un área de paz y prosperidad común señala el experto consultado. El reto ahora es encontrar un modo de convivencia que permita que las reuniones sectoriales Euromed se beneficien del impulso de las cumbres de Jefes de Estado (GMed) que propone Sarkozy, según indican las fuentes consultadas. Creo que la UE, que debe participar de las decisiones, casará bien con la nueva estructutura intergubernamental más ligera, que podría desarrollar instituciones supranacionales sectoriales, como una Agencia del Agua según Beckouche. Proceso hipotecado La UE casará bien con una nueva estructura intergubernamental más ligera según Pierre Beckouche icolas Sarkozy ha conseguido para París una capitalidad euromediterránea a la que pudieron aspirar Madrid y Barcelona, gracias al desastre de la diplomacia gubernamental que culminó en la catastrófica cumbre de Barcelona del mes de noviembre del 2005. Felipe González, Aznar y Pujol, en distinta medida pero con una misma determinación europea y mediterránea, consiguieron para España, Madrid y Barcelona que treinta y tantos años de diálogo euromediterráneo culminasen en el llamado Proceso de Barcelona, que confería al Gobierno español un puesto significativo en esa relación diplomática multilateral y a Barcelona, un puesto en la escena diplomática mediterránea. La cumbre euromediterránea de Barcelona del 2005 pudo ser y no fue una encrucijada mayor: creando nuevos instrumentos financieros y diplomáticos, asentando los cimientos de una compleja arquitectura diplomática bien necesitada de realismo, ambición, influencia e ideas propias. La cumbre euromediterránea fracasó por muchas razones (crisis de Oriente Medio, guerra palestino- israelí, guerras civiles palestinas, definición del concepto de terrorismo, etc. Pero Zapatero y su ministro de Exteriores contribuyeron con eficacia a destruir los fundamentos de la mermada influencia española: el enfrentamiento con Washington privó a España de apoyos capitales; las condiciones de la retirada de Irak privaron a Madrid de credibilidad e influencia entre los países árabes moderados; el concepto de Alianza de Civilizaciones alejó a España de poderosos aliados europeos; el apoyo indiscriminado a algunas familias palestinas y el enfrentamiento con Israel acentuó divisiones y arruinó credibilidad; la confusión española en el Magreb atizó nuevas incertidumbres... Sarkozy relanzará el diálogo euromediterráneo en París, repescando para la capital francesa el puesto perdido sin gloria al que pudieron aspirar Madrid y Barcelona. N