Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
34 INTERNACIONAL www. abc. es internacional SÁBADO 22- -12- -2007 ABC Bruselas y Berlín desconfían del proyecto de Unión Mediterránea de Sarkozy Zapatero y Prodi aceptan un plan que desplaza el protagonismo español en el Proceso de Barcelona BORJA BERGARECHE MADRID. El torbellino Sarkozy no para de sacudir las aguas europeas. Esta vez, el entusiasmo político del presidente francés ha llegado a orillas del Mediterráneo, el Mare Nostrum que ahora pretende redescubrir a sus resignados socios europeos con su última propuesta, la Unión Mediterránea. Sarkozy lanzó su idea de refundar las relaciones entre las dos riberas del Mediterráneo el 7 de febrero en un escenario cargado de mensaje: la base naval de Toulon, la principal instalación de la Armada francesa y el puerto mediterráneo donde amarra el portaaviones Charles de Gaulle. En su discurso, desveló su visión para reinventar las relaciones euromediterráneas, ancladas hasta ahora en el llamado Proceso de Barcelona: Propongo que abordemos el problema de otra manera Le toca a Francia, europea y mediterránea a la vez, tomar la iniciativa, con Portugal, España, Italia, Grecia y Chipre, de una Unión Mediterránea, como tomó la iniciativa en el pasado para construir la Unión Europea La agenda francesa- -recuperar la influencia perdida en el norte de África- -que dejaba entrever la propuesta del presidente hizo saltar todas las alarmas en Bruselas y en varias capitales europeas, según explican varias fuentes consultadas, temerosas de que la diplomacia gala intentara asumir las riendas de las relaciones euromediterráneas al margen de las estructuras de la UE y fuera del marco que las ha canalizado desde 1995, el Proceso de Barcelona, una creación made in Spain Esto parece ser una operación para hacer de Marsella la capital del Mediterráneo sugiere un analista de temas comunitarios consultado. La reunión el jueves entre los presidentes de Francia, Italia y España en Roma ha generado una sensación de alivio porque las cosas se van encauzando indica una fuente diplomática española consultada por ABC. Pero la falta de definición del proyecto, rebautizado como Unión por el Mediterráneo, no ha despejado cómo se articulará su convivencia LAS DIFERENCIAS ENTRE LAS DOS ORILLAS DEL MEDITERRÁNEO Francia 31.200 53,7 %10 España 27.400 43,9 %13 l ga Italia 30.200 52,9 %20 Francia It a País 00.000 00,0 %00 País PIB per capita (2006. En dólares) Utilización de internet usuarios sobre población total) Índice de Desarrollo Humano (IDH. Posición ranking 2007 2008) Grecia 24.000 33,5 %24 Portugal 19.800 73,8 %29 Po España Grecia Turquía 9.100 21,1 %84 Chipre 23.000 36,7 %28 rtu Turquía Siria 4.100 7,7 %108 li a Siria Malta 21.300 33 %34 Argelia Libia Egipto Chipre Israel Marruecos Marruecos 4.600 20 %126 Malta N Argelia 7.600 7,3 %104 Túnez 8.900 12,5 %91 Libia 12.300 3,7 Egipto 4.200 8,3 %112 Jordania 5.100 14,8 %86 0 Km 250 Israel 26.800 51,1 %23 Acuerdos de Asociación Euromediterráneos Unión aduanera Acuerdo de Asociación en vigor Acuerdo comercial interino Acuerdo de Asociación pendiente de ratificar con las estructuras comunitarias existentes. La negociación más seria empieza ahora, y el diablo está en los detalles apunta la fuente diplomática. Según Pierre Beckouche, consejero del IPEMED, un instituto de prospectiva mediterránea francés, y conocedor del proyecto del Elíseo, todo el mundo tiene interés en un Barcelona Plus, en la Unión Mediterránea, un proceso pragmático, de geometría variable y fundado en proyectos concretos y con las empresas en el corazón del proceso En la declaración, en francés, firmada por Sarkozy, Prodi y Zapatero anteayer, se anuncia que la Unión por el Medite- Barcelona Plus rráneo tendrá vocación de ser el corazón y el motor de la cooperación en el Mediterráneo y por el Mediterráneo Esta aspiración refundadora- adanista según varios analistas, por la pretensión de reinventar lo que ya existe del presidente francés- -de las relaciones entre las dos orillas es matizada por la aclaración de que el Proceso de Barcelona y la política europea de vecindad seguirán siendo centrales en el partenariado euromediterráneo. El pulso se centra en la diferencia entre la lógica ribereña del proyecto alumbrado en el Elíseo (el palacio de la presidencia francesa) y el espíritu euromediterráneo del Proceso de Barcelona, según explican las fuentes contactadas. Esto es un juego a 37, y no a 3 recuerda otro experto, que prefirió permanecer en el anonimato, en referencia a los 27 Estados miembros de la UE y los diez socios de la ribera sur que participan en el Proceso de Barcelona (Marruecos, Túnez, Argelia, Egipto, Autoridad Nacional Palestina, Israel, Siria, Jordania, Líbano y Turquía) El Proceso de Barcelona, con todos sus logros, no era suficiente. Los actores del Sur nos decían que 27 países es demasiado, y que faltaba el espíritu paritario explica Beckouche. En la cumbre bilateral celebrada en Nápoles el pasado día 5, Prodi y Zapatero aceptaron la iniciativa francesa a condición de que pasara a denominarse Unión Euromediterrá- nea, y no sólo mediterránea El jueves, el presidente español se esforzaba en recalcar que asistíamos a una nueva fase del Proceso Euromediterráneo y no a algo diferente. España debe encontrar un difícil equilibrio entre evitar alienar el apoyo francés en temas clave como la lucha contra ETA y defender el trabajo realizado hasta ahora en el Proceso de Barcelona opina el mismo experto. La Comisión Europea ha mantenido una prudente distancia ante la nueva propuesta. Benita Ferrero- Waldner, comisaria europea de Relaciones Exteriores, declaró ayer al canal Euronews que se puede ser favorable a este proyecto siempre que se mantenga lo que ya hemos hecho Según ex- ABC Fuentes: CIA World Factbook, Internet World Stats, PNUD e IEMed Líbano 5.900 20,8 %88 Territorios Palestinos Cisjordania- 800 Gaza- 600 Cisjordania- 8,7 %106