Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
14 ESPAÑA Precampaña electoral s Comienza el carrusel de inauguraciones de Zapatero SÁBADO 22 s 12 s 2007 ABC Técnicos de Adif cuestionan la seguridad del AVE a Valladolid que hoy inaugura Zapatero El tren no podrá superar en el túnel los 100 kilómetros por hora cuando en un principio se estimaba que circulase a 170 HENAR DÍAZ VALLADOLID. El presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, inaugurará hoy la nueva línea de alta velocidad Madrid- Segovia- Valladolid en plena polémica por la falta de pruebas de seguridad y pese a que técnicos del Administrador de Infraestructuras Ferroviarias (Adif) han recomendado retrasar su inauguración. De hecho, la ministra de Fomento, Magdalena Álvarez, volvía a recibir ayer, por segunda vez esta semana, recomendaciones por parte de altos responsables del gestor ferroviario para retrasar la apertura de la nueva línea. Durante una visita realizada a la estación madrileña de Chamartín, los técnicos advirtieron a la ministra de la inconveniencia de entrar hoy en los túneles que atraviesa la sierra de Guadarrama- -los más largos de España, con 28,4 kilómetros de longitud- ante los incidentes que los operarios han vivido durante las pruebas de seguridad realizadas en las últimas semanas. Esta opción fue finalmente desestimada por el Gobierno, que ha decidido, y bajo responsabilidad política realizar el viaje inaugural. Desde que el pasado 15 de noviembre Adif anunciara el inicio de las pruebas en la línea, éstas han sido entorpecidas por multitud de incidentes. Uno de los últimos tenía lugar el pasado sábado, cuando una de las máquinas comerciales en pruebas quedaba parada en mitad del túnel de Guadarrama. Sin embargo, éste no ha sido el único contratiempo sufrido por los técnicos, que han tenido que subsanar en las últimas semanas en reiteradas ocasiones desplomes de la catenaria, derrumbamientos de hormigón procedentes de la cubierta de los túneles o desprendimientos de balastro (las piedras sobre las que se alojan los raíles) que han ocasionado desperfectos hasta en cuatro trenes comerciales. De hecho, el 28 de noviembre el tren laboratorio encargado de la auscultación de la línea sufría un aparatoso accidente a su paso por el citado túnel tras recibir un fuerte impacto que provocó la rotura de la luna blindada de la máquina y que la mantuvo parada en Olmedo (Valladolid) durante más de una semana. Sólo unos días después uno de los pantógrafos que lleva la máquina para medir la corriente del tendido eléctrico desprendía varios kilómetros de cable de la catenaria; un incidente que se repetía días después en el interior del túnel, llevándose por delante 20 kilómetros de la citada catenaria, en uno de los contratiempos más graves de los últimos días, junto con el incendio el pasado sábado en una nave que albergaba elementos de seguridad de la línea en Miraflores de la Sierra. A pesar de que desde el Ministerio de Fomento, como desde el propio Adif de manera oficial, se han apresurado a decir que el AVE Madrid- Valladolid tiene seguridad total lo cierto es que, a 48 horas, el presidente del administrador, Antonio González, reconocía que aún faltaban 8.400 kilómetros de pruebas, lo que supondría más de cuarenta viajes de ida y vuel- Horarios y frecuencias La línea Madrid- Valladolid contará con 13 frecuencias por sentido, cinco con trenes AVE y ocho con trenes Alvia (que pueden circular por las vías de ancho ibérico e internacional) que, por medio de los cambiadores de ejes, se desplazará hasta Cantabria, Asturias y País Vasco. Horarios: El trayecto entre Madrid y Valladolid durará 56 y 64 minutos para trenes directos y 67 minutos para los que paren en Segovia. El primer tren con destino a Valladolid saldrá a las 6.35 de la estación de Chamartín y el último lo hará a las 20.40. mientras que en sentido contrario, el primero saldrá de Campo Grande a las 6.50 y el último, a las 20.10. 8.400 kilómetros a 48 horas Un fallo en el sistema informático provocó el caos en la estación vallisoletana de Campo Grande La ministra inaugura la maqueta del tren en Huelva La ministra de Fomento, Magdalena Álvarez, reprobada esta semana por el Pleno del Senado, acudió ayer a Huelva para presentar la maqueta de la que será la futura estación del AVE en esa ciudad, diseñada por el arquitecto Santiago Calatrava. Álvarez ha visto cómo su semana grande de inauguraciones se frustró primero por el incumplimiento de la fecha comprometida para la llegada del AVE a Barcelona y después por el varapalo político que ha recibido en la Cámara Alta. La ministra no tuvo empacho en calificar el día de ayer de histórico para Huelva, aunque no se atrevió a dar fecha para la llegada de la alta velocidad a esta ciudad andaluza, después de lo que ha pasado en Barcelona Pese a todo, Magdalena Álvarez se mostró encantada con la maqueta, aunque no tenga ni idea de cuándo se hará realidad. Es una obra magnífica que encaja perfectamente en lo que significa el AVE para Huelva, que será una pieza más en el camino que estamos recorriendo para conectar la alta velocidad comentó ufana la titular de Fomento. ta entre Madrid y Valladolid. Para evitar riesgos por el elevado nivel del balastro y la falta de rodadura, los técnicos del Adif han tomado la decisión a última hora de que los trenes no superen los 100 kilómetros por hora en el interior del túnel, cuando en un principio se estimaba que circulasen por ese tramo a 170 o 180 kilómetros por hora. Aunque insisten en repetir que todo está preparado, el AVE en el que hoy viajará Zapatero, junto a Álvarez y al resto de representantes institucionales, irá acompañado de otras tres máquinas, una- -de gasóleo- -que cubrirá el trayecto por delante de la comitiva para comprobar que no hay desperfectos en la catenaria y no se desprende balastro; y otras dos por detrás- -un talgo y otra diésel- para subsanar cualquier incidente que se pudiera producir en el tren veloz. La polémica no ha abandonado los días previos a la inauguración de la nueva línea. A pesar de haber calificado la llegada del Tren de Alta Velocidad como un hecho histórico el alcalde de Valladolid, Javier León de la Riva, ha lamentado en reiteradas ocasiones que no lo haga soterrado, tal y como se firmó en 2002 con el entonces ministro de Fomento, Francisco Álvarez Cascos, manteniéndose así la barrera férrea en la ciudad. Una idea en la que insistía el propio ex ministro la pasada semana en Valladolid, que acusaba a Rodríguez Zapatero de preferir un muro de la vergüenza para la ciudad, que verá entrar el tren en superficie al menos durante seis años más. El enfrentamiento entre Fomento y el Ayunta-