Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC VIERNES 21- -12- -2007 MADRID 49 Papeles cortados adrede, en un pasillo de Antón Martín compañía aseguraron que la pintada de veinte metros cuadrados que apareció el miércoles en la estación de Embajadores ya se había limpiado. Como es habitual, otro día de paro y otro día de guerra de cifras. Los sindicatos siguen cifrando en más del 95 por ciento el seguimiento de la huelga mientras la compañía lo deja en el 30 por ciento. Entre los usuarios del suburbano hay división de opiniones. Pedro Jerez, un estudiante de la Universidad Complutense, se mostraba molesto por tanta basura acumulada. Si, como dicen, es indefinida y, encima, no parece que haya acuerdo a la vista, esto va a ser como un estercolero Victoria, que se bajaba en Tirso de Molina para hacer unas compras navideñas, comprendía el motivo de la huelga- -mejoras salariales y sociales- -pero también decía: Pienso que todo tiene un límite. Los trabajadores están en su derecho de hacer paros, pero los indefinidos terminan por perjudicar los derechos de otros, en este caso, de los viajeros. Eso también hay que tenerlo en cuenta. Siempre somos los sufridores. Es mejor que se sienten a negociar y arreglen esto cuanto antes El sindicato UGT mantenía ayer su denuncia de que Metro ha contratado a empresas ajenas al servicio de limpieza para asear las instalaciones. Lo denominaba un intento de reventar la huelga. Esto, además de ser un error de graves consecuencias, es un delito y este sindicato anuncia que serán denunciados en los juzgados todos estos hechos delictivos explicaban en la central sindical ugetista. Por su parte, fuentes próximas a las empresas concesionarias del servicio de limpieza en Metro, comentaban que los propios huelguistas están ensuciando las instalaciones. Como prueba, se referían a esos miles de papeles cortados en tiras que se han esparcido por muchas de las estaciones, pasillos y andenes de la red. Las negociaciones, a día de hoy, siguen bloqueadas. No hay ni una señal de aproximación, por el momento. Las reivindicaciones de los operarios son, entre otras, la equiparación salarial de todos los trabajadores, independientemente de su tipo de contrato y de la empresa para la que trabajen porque, dicen, hay diferencias de hasta 300 euros al mes entre unos y otros. También piden un plus de toxicidad, penosidad y peligrosidad, así como una jornada laboral de 35 horas semanales. Desde la Unión de Consumidores (UCE- Madrid) se insta a empresas concesionarias y sindicatos a que se llegue a un acuerdo porque las instalaciones ya no cumplen unos mínimos de higiene precisamente en las fechas en las que más se utiliza- -y también se recomienda- -este medio de transporte público. En definitiva, quienes utilizan el Metro desean que el entendimiento ponga fin a esta huelga que, además de molesta, empieza a ser insalubre. Todo tiene un límite Mínimos de higiene En la estación de Cuatro Caminos se vació un cubo de tinta negra; en Callao se tiraron huevos y grasa