Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC VIERNES 21 s 12 s 2007 ECONOMÍA 39 La construcción perderá 250.000 empleos hasta 2009, según el BBVA La entidad considera que la actuación del BCE en la crisis ha sido cicatera MIGUEL LARRAÑAGA MADRID. El servicio de estudios del BBVA se niega en rotundo a hablar de crisis inmobiliaria, se reafirma en la tesis del ajuste suave del sector y subraya que hay demasiado catastrofismo cuando es habla de estas cuestiones según puso ayer de manifesto su director, José Luis Escrivá. Sin embargo, los datos que aporta su último boletín Situación Inmobiliaria hablan de una pérdida de 90.000 empleos netos en 2008 en el sector y otros 160.000 en 2009, lo que totaliza 250.000 empleos, como consecuencia de una caída del 3,5 en la actividad de promoción residencial en 2008, situación que no mejorará en 2009. Hay muchas promociones en marcha y seguirán su curso en los próximos dos años, pero el parón en el inicio de nuevas construcciones llegará al empleo con toda su intensidad en 2009 Según el director del servicio de estudios del BBVA, la destrucción bruta de empleo será mayor, pero podrá ser absorbida en su mayor parte por otras actividades, fundamentalmente en el sector servicios. La aparente contradicción del ajuste suave con la destrucción de empleo es explicada por Escrivá desde la convicción de que la exuberancia de los últimos años no podía mantenerse por más tiempo y que el sector, más que ajustar, está redimensionandose a la situación de la demanda. En estos últimos meses ya se ha detectado que la oferta se dirige hacia los parámetros determinados por la demanda lo que, en su opinión, permite augurar que el ajuste mantendrá la tendencia suave que le ha caracterizado en los últimos años. En otras crisis hemos visto caídas bruscas que en este caso no aparecen, esa es la diferencia y lo que nos hace llegar a la conclusión de que no se puede hablar de crisis, sino de ajuste dijo el director del servicio de estudios de la entidad financiera. Según las previsiones del BBVA, el año que viene puede ser el más duro del proceso en términos de caída de la actividad de edificación residencial. Con menor fiablidad, Escrivá indicó que el año 2009 también será negativo en términos de actividad. Respecto a la incidencia de la crisis financiera sobre la actividad inmobiliaria, Escrivá negó que las entidades estén cerrando el grifo a los promotores. Un buen proyecto es financiado igual que era financiado antes indicó. Sin embargo, sí se mostró crítico con la actuación del BCE en la actual crisis. Para el jefe del servicio de estudios del BBVA, el Banco Central Europeo ha sido cicatero en sus intervenciones porque, en su opinión, no ha dotado de liquidez suficiente al sistema. Escrivá se felicitó por el cambio de actitud que parece haber tomado Trichet con la última intervención, aunque subrayó que en las mismas fechas de hace un año inyectó más dinero al sistema. Para este responsable del BBVA, el BCE tiene muchos más instrumentos a su alcance para atajar la crisis y no se han utilizado. En este sentido, se mostró partidario de las subastas de liquidez a tipo fijo en las que se atienda la totalidad de las peticiones de los bancos y no, como hasta ahora, de las subastas a tipo variable en las que no se atienden todas las peticiones. Se ha inyectado dinero a tipos superiores al 4 lo que crea incertidumbre al mercado, porque el tipo oficial está en ese nivel y estas incertidumbres añaden tensión al Euribor