Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC VIERNES 21- -12- -2007 Precampaña electoral s Hacia un pacto de Estella II ESPAÑA 17 Rechazo mayoritario de los vascos al referéndum del PNV El Euskobarómetro detecta un empeoramiento del clima político PALOMA CERVILLA MADRID. La situación política en el País Vasco se ha deteriorado en el último año, según se desprende de los datos del Euskobarómetro del mes de noviembre, a tenor del sondeo realizado entre 1.200 vascos, del que se deduce que el terrorismo vuelve a ser el principal motivo de preocupación. Los sentimientos de los ciudadanos vascos se pueden resumir en dos palabras: más pesimismo y división, en un año especialmente convulso para esta Comunidad autónoma. Ni la iniciativa de consulta popular propuesta por el lendakari Ibarretxe, ni la actitud que ha mantenido el Gobierno socialista de José Luis Rodríguez Zapatero al negociar con la banda terrorista el fin de la violencia merece el respaldo de los vascos. Así, el 45 por ciento cree que la propuesta de consulta sólo va a generar división e inestabilidad, frente a un 28 por ciento que considera que ofrecerá tranquilidad y estabilidad. Para el 18 por ciento, esta propuesta no va a suponer ni lo uno ni lo otro. Si el rechazo al planteamiento soberanista del lendakari es mayoritario en la sociedad vasca, no lo es menos la actitud de ésta ante la ETA. La banda terrorista es rechazada por el 58 por ciento de los ciuda- CONSECUENCIAS DE LA PROPUESTA DE IBARRETXE División e inestabilidad 45 Tranquilidad y estabilidad 28 NS NC 9 Ni lo uno ni lo otro 18 ACTITUD DE LOS VASCOS ANTE ETA Rechazo total 58 Antes apoyaban a ETA; ahora no 18 Apoyan sus fines, no sus medios 10 %I ndiferencia 5 Miedo 4 ABC REUTERS Justificación crítica 2 NS NC 3 LA CASA DEL PADRE VUELVE A ABRIRSE A ETA El objetivo de lograr una nación que nunca existió es argamasa suficiente para dejar a un lado contradicciones y desconfianzas entre nacionalistas POR CHARO ZARZALEJOS MADRID. El euskobarómetro arrojaba ayer, entre otros datos, que Imaz es el político más valorado. Aún no ha cerrado sus maletas para irse a EE. UU. y el PNV ha vuelto a donde siempre ha estado. Se ha acabado el espejismo. No se acabó ayer con la foto de los afectos. Se acabó hace ya unos días, cuando Urkullu anunció una ronda de contactos, con Batasuna incluida. En Madrid, el PSOE dice que es un movimiento electoralista y en Bilbao el PSE atisba, y con razón, un claro deslizamiento hacia una entente nacionalista que con seguridad tendrá su recorrido. La izquierda abertzale la que no condena a ETA, ha encontrado en la posición de Urkullu un auténtico respiradero. Algunos radicales dicen que el PNV en el fondo, es la ca, sa del padre Es la misma casa en la que encontraron calor cuando el PNV gobernaba con el PSE y bajo cuerda negoció con Otegi y el pacto se rompió. Es la misma que albergó el pacto de Estella y ahora, de nuevo, es la que cobija no unas ideas, que también, sino a aquellos para quienes los asesinados son consecuencia del conflicto Entre los nacionalistas, entre todos ellos y más allá de las diferencias ideológicas, de las profundas desconfianzas que anidan entre ellos, siempre seguirá primando la estrategia de los afectos. Esos afectos mantenidos a lo largo de los años derivan de tener un objetivo compartido: somos un sujeto político con derecho a decidir, dicen todos ellos. Y el objetivo de lograr una nación que nunca existió es argamasa suficiente para dejar a un lado contradicciones y desconfianzas. La foto de ayer es más, o por lo menos algo distinto, que una táctica electoral. Cada cual irá con sus siglas e incluso polemizarán en campaña, pero esos afectos profundos no se han roto ni se romperán. Y el PSE se ve de nuevo arrojado a la cuneta y los nacionalistas le han dicho que a callar, que fue Patxi Lopez el que dijo que el proceso a Ekin era una herencia de la política de Aznar. Mal están las cosas en el País Vasco. danos de esta Comunidad autónoma, frente a un cuatro por ciento que reconoce que siente miedo, un 18 por ciento que asegura que aunque antes la apoyaba ahora ha cambiado de actitud, un 10 por ciento que justifica sus fines, pero no sus medios y un cinco por ciento que la banda terrorista le produce indiferencia. Tan sólo un dos por ciento mantiene una justificación crítica de las actividades de esta organización y un tres por ciento no se quiere pronunciar. No está tampoco muy optimista la sociedad vasca respecto al fin del terrorismo a corto o medio plazo. El 52 por ciento de los ciudadanos es pesimista y sólo un 23 por ciento se muestra optimista. Esta actitud negativa de los vascos ante la banda se refleja en que la violencia vuelve a ser la principal preocupación de estos ciudadanos, seguida de la vivienda y el empleo. En este sentido, en sus conclusiones, el Euskobarómetro subraya que se refuerza el rechazo frontal y mayoritario a ETA, en medio del desconcierto de sus apoyos en el mundo abertzale radical A la vista de estos datos, se detecta un claro empeoramiento del clima político en el último semestre del año, ya que el escepticismo, la desconfianza institucional, el malestar democrático, la crispación y la division política, la caída en la valoración gubernamental (tanto vasca como española) y el criticismo con la clase política, siguen fuertemente presentes en la vida política vasca ABC. es Más información sobre los datos del Euskobarómetro en www. ehu. es