Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
6 OPINIÓN VIERNES 21 s 12 s 2007 ABC AD LIBITUM EL ESPEJO DE ZAPATERO CON CAJAS TEMPLADAS N. de la D. Como siempre ha demostrado ABC, respetamos la libre opinión de nuestros colaboradores habituales, pero no necesariamente la compartimos, como es el caso de este artículo de Irene Lozano, cuya colaboración acogemos todos los viernes en estas páginas. La posición editorial de ABC es inequívocamente contraria al aborto desde la concepción del embrión. L OS gaditanos, al menos los que yo conozco, tienen más garbo para formar en los coros, comparsas y chirigotas que alegran el Carnaval que resignada disposición para convertirse en víctimas de las sabias y aceradas letras con las que, sin acritud, el paisanaje se burla de y castiga a los protagonistas de la actualidad. Magdalena Álvarez, ministra de Fomento por la gracia- -maldita gracia- -de José Luis Rodríguez Zapatero, a pesar de haber nacido en San Fernando, no tiene esa condición de gaditana de tronío y más bien parece una diana en la que puedan ejercitar sus dardos rimados todos M. MARTÍN cuantos saben fabricar FERRAND sonrisas a base de versos satíricos y mordaces. Quizá por ello tan singular señora se fue a vivir a Málaga y es ahora, instalada provisionalmente en Madrid, la gran musa de la ironía y el sarcasmo. Algo que nunca le agradecerá bastante el presidente del Gobierno, que, gracias al ridículo constante de su titular de Fomento, disimula la pareja incapacidad de otros muchos miembros- -y miembras- -de su funesto equipo de poder. Si nos atenemos a los hechos, parece claro que la señora Álvarez es incapaz de distinguir entre la Gran Cruz de la Orden de Isabel la Católica y una reprobación del Senado. Tanto le da ser réproba que condecorada- -pobrecita- -y, sin inmutarse, se fue a Gerona para inaugurar, con dos años de retraso sobre el calendario previsto, un par de tramos- -8,6 kilómetros- -de la A- 2. Ni que decir tiene que los kilómetros inaugurados por tan desfachatada ministra están sin terminar; pero lo verdaderamente noticioso del caso reside en el hecho, sin precedentes, de que ningún conseller de la Generalitat, ni tan siquiera el delegado de la Generalitat en Gerona, asistió al acto. Estaba claro que la sociedad le ha dado la espalda a tan procaz especimen de la política socialista, espejo de Zapatero, pero también sus colegas y socios catalanes la toman a chacota. Mal está que, en ofensivo desprecio de lo que la Oposición representa- -muchos millones de españoles- el presidente del Gobierno haga oídos sordos a la recusación por la Cámara Alta de una ministra del Gobierno; peor todavía que, provocadora, la ministra señalada desprecie tan histórica y grave condena; pero lo que supone el súmmum de la desvergüenza es que, además, la tal ministra, en un caso singular de impostura, aproveche su farsa inaugural para arremeter contra la gestión de los precedentes gobiernos del PP Ya hemos aceptado, con la resigna. ción tradicional española frente a los excesos del poder, que la vida política se convierta en un lodazal escasamente representativo y nada respetuoso con la ciudadanía. Lo que ya parece excesivo es que, en lugar de mirar hacia otra parte, según establece la costumbre, haya casos como el de Álvarez en los que el espectáculo consiste en chapotear en el barro. Un taconeo que salpica. Lo que ya no es tan respetable es que quieran imponer ÓMO sería una buena regulación del aborsus creencias mediante la ley. Y lo que resulta directato? En el año 2004, el PSOE consideraba óptimente reprobable es la hipocresía: en la página web ma una ley de plazos y la prometió en su proabortos. com, Paloma Alfonso, de Católicas por el deregrama. Ahora piensa que lo mejor es debatir, hablar, recho a decidir, recuerda que considerar al feto persona flexionar, en fin, escurrir el bulto. Por su parte, el PP se desde el momento de la concepción no es algo que enseopuso en su día a la ley hoy vigente, pero ahora la juzga ñe la Iglesia ni la teología católica. Históricamente, en magnífica y cree que no vale la pena tocarla. Sólo en IU lo que se refiere al ejercicio del culto, la Iglesia siempre piensan lo mismo que ayer: apoyan una ley de plazos. ha considerado al feto algo menos que un ser huAsí están las cosas en este momento, imposimano. No se bautiza el producto de un aborto inble para el debate legislativo y poco propicio pavoluntario ni se practican ritos funerarios para ra la discusión social. La conmoción provocada los fetos abortados espontáneamente por las prácticas- -ilegales, ha quedado claro- -Una buena ley del aborto sería, primero, una de un grupo de médicos- -detenidos, no convieque obligara a las Comunidades Autónomas a ne olvidarlo- -en clínicas de Barcelona y Maretomar políticas anticonceptivas rigurosas, de drid sólo distorsiona el problema. También, por educación e información, sobre todo para inmicierto, refuerza una idea ya predominante en grantes y adolescentes, así como de suministro ciertos sectores, que desconfían del criterio de IRENE de la píldora poscoital en las Urgencias de los las mujeres para decidir sobre el aborto. Las preLOZANO hospitales. Segundo, que desprivatizara el aborsenta como seres frívolos a los que, de repente, se to: cuando no hay lucro se evitan muchas atrocidades. Y les antoja abortar y recurren tranquilamente a carnicetercero, debería permitir el aborto hasta las doce semaros sin escrúpulos, en clínicas que más parecen un munas, como en Canadá, Francia, EEUU, Italia, Grecia, seo de los horrores, cerradas en buena hora. Francia, y hasta 49 países, para imponer a partir de ese La realidad es que la abrumadora mayoría de los plazo severos límites y controles. abortos en España tienen lugar en las doce primeras se ¿Tendremos una buena ley? Parece que no: si gana el manas, límite establecido en muchos países para aborPSOE, como ya ha irritado a la Iglesia con otros asuntar libremente. La realidad- -repaso mis libros del emtos, dirá a las mujeres que esperen. Y si ganara el PP, ha barazo- -es que a las doce semanas un embrión pesa advertido de que no cambiaría nada, a pesar de que el suseis gramos. Hasta ahora el feto más pequeño que ha sopuesto ilimitado de la salud psíquica de la madre ha debrevivido, con enormes dificultades y sufrimiento, pemostrado ser un coladero. Aunque sea mal momento pasaba casi 300 gramos. En general se consideran inviara debatir, es el idóneo para proponer. Pero como hay debles los de menos de 22 ó 24 semanas. tractores y defensores del aborto entre los votantes de Mi opinión es que un feto de doce semanas no es una los dos partidos, tenemos por delante otro puñado de vida, sino un proyecto de vida. Respira a través de la maaños con una mala legislación que, por no reconocer el dre, se alimenta mediante el cuerpo de la madre, y muederecho a abortar, permite en la práctica mucha más re si ella fallece: no puede existir de manera indepenlaxitud que una ley de plazos. Todos descontentos miendiente. Otras gentes tienen opiniones distintas o detertras en los dos partidos silban. Mejor no meneallo. Es el minadas convicciones religiosas, y es muy respetable momento electoral. Y se lucha casa por casa. que actúen en conciencia: nadie está obligado a abortar. ¿C EL MAL MOMENTO ELECTORAL