Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
4 OPINIÓN VIERNES 21 s 12 s 2007 ABC DIRECTOR: JOSÉ ANTONIO ZARZALEJOS PRESIDENTA- EDITORA: CATALINA LUCA DE TENA CONSEJERO DELEGADO: JOSÉ MANUEL VARGAS DIRECTOR GENERAL: JOSÉ LUIS ROMERO PRESIDENTE DE HONOR: GUILLERMO LUCA DE TENA Director Adjunto: Eduardo San Martín Subdirectores: Santiago Castelo, Fernando R. Lafuente, Alberto Pérez, Alberto Aguirre de Cárcer Jefes de Área: Jaime González (Opinión) J. L. Jaraba (España) Miguel Salvatierra (Internacional) Ángel Laso (Economía) Juan Cierco (Cultura, Ciencia y Deportes) Mayte Alcaraz (Fin de Semana) Jesús Aycart (Arte) Adjuntos al director: Ramón Pérez- Maura, Enrique Ortego y Ángel Collado Redactores jefes: V. A. Pérez (Continuidad) A. Martínez (Política) M. Erice (Internacional) F. Cortés (Economía) A. Puerta (Regiones) J. Fernández- Cuesta (Sociedad) A. Garrido (Madrid) J. G. Calero (Cultura y Espectáculos) J. M. Mata (Deportes) F. Álvarez (Comunicación- TV) A. Sotillo (S 6 y D 7) J. Romeu (Fotografía) F. Rubio (Ilustración) y S. Guijarro EUROPA AGRANDA SUS FRONTERAS CIERTAN los responsables europeos que han considerado el acontecimiento de la ampliación del llamado espacio Schengen como el más importante del año, a la altura de la firma del Tratado de Lisboa. En efecto, es una buena señal cuando en Europa se consiguen este tipo de beneficios que los ciudadanos pueden percibir personalmente y de hecho. Cuando se escuchan críticas poco documentadas, basta con contrastar la visión de la Europa actual con la que existía hace unas décadas, erizada de fronteras que impedían el conocimiento y la comunicación entre personas. Si por alguna razón hoy volvieran a cerrarse aquellas barreras, con toda probabilidad la vida se nos haría sencillamente imposible. El gesto simbólico de los gobiernos de Austria y Eslovaquia, destruyendo físicamente la barrera del paso fronterizo, es una señal esperanzadora. Por allí pudieron escapar los primeros alemanes que huían de aquel país- prisión que era la República Democrática Alemana; y en el caso de Eslovaquia, significa que se borra la efímera frontera con la República Checa levantada cuando decidieron terminar con su anterior asociación en el seno de la vieja Checoslovaquia. Por lugares donde antes hubo guerras, hoy no hay más fronteras sino comunicación entre los ciudadanos de uno y otro lado, que se benefician de lo que más les conviene a uno y otro lado. Pero al mismo tiempo, es necesario que los países que desde hoy toman el relevo en la salvaguarda de nuestras fronteras exteriores- -Hungría, Eslovenia, Polonia y las tres repúblicas bálticas- -comprendan que ese apoyo popular a la idea europea está en sus manos porque si no cumplieran adecuadamente y con responsabilidad su nueva misión, contribuirían a destruirlo. La confianza que depositamos unos hacia otros es la base de la vida en común. Todos nos beneficiamos de las ventajas de la apertura de fronteras, pero también todos correremos el riesgo de sufrir las consecuencias si no se logra que ese control sea lo suficientemente eficaz y que debido a ello, por ejemplo, delincuentes, mafias de tráfico de personas y otros indeseables pudieran aprovecharse para campar a sus anchas. La responsabilidad que adquieren es muy importante y no deberían tomársela a la ligera. Además, si se entiende el acontecimiento en toda su profundidad, es evidente que también debe llevar a todos los ciudadanos europeos a reflexionar sobre el futuro de las dimensiones físicas del proyecto común que es Europa. Para que sea una Unión Europea de verdad, tal como la sueñan sus ciudadanos, debe ser así, con libertad de circulación completa y basada en la confianza mutua y en la seguridad de todos. Y precisamente por ello, los responsables políticos deberían empezar a decidir hasta dónde es realista aplicar esta extensión de la desaparición de fronteras y de la libre circulación de personas. Europa aún puede extenderse más, pero no es realista pensar que se pueda ampliar hacia el infinito. Área Financiera: Jorge Ortega Área de Márketing: Javier Caballero Área Técnica: José Cañizares Área de Recursos Humanos: Raquel Herrera DIRECTOR GENERAL DE DESARROLLO: EMILIO YBARRA A EL PSOE PIDE LA HORA L Gobierno pudo, finalmente, eludir el veto del Senado a los presupuestos generales de 2008, pero la mayoría absoluta que reclutó entre minorías y tránsfugas no va a impedir que las cuentas presenten un desfase de más 200 millones de euros, fruto de compromisos económicos de última hora que no fueron incorporados en la Cámara Alta. El epílogo de esta legislatura, al menos en el terreno parlamentario- -pues las Cámaras serán disueltas a mediados de enero- ha sido agónico para el PSOE, porque ha llegado a él improvisando sus apoyos, viviendo al día, pidiendo la hora, sin una estrategia clara de gobierno y saltando de una minoría a otra, en una subasta de votos realmente lamentable. La obtención de una mayoría parlamentaria se ha convertido en cada votación en un banco de pruebas en el que elGobierno tenía que pasar por el aro que le ponía la minoría de turno. Obviamente, el resultado de ayer en el Congreso es un alivio para los socialistas, pero sin eficacia real para cambiar el estado de opinión de los ciudadanos. El saldo de la legislatura no es el que refleja esa mayoría de retales tejida por promesas de última hora del PSOE, sino el pesimismo que los españoles han acumulado en estos tres años y ocho meses de Gobierno socialista, como se constata en las encuestas del Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS) dependiente del Ministerio de Presidencia. Basta comparar los datos del estudio de abril de 2004 con los de octubre de este año- -el primero y el último, hasta ahora, publicados con el PSOE en el Gobierno- -para comprobar la evolución del pesimismo sobrela situación política y económica, que duplica y hasta triplica las opiniones emitidas al comienzo de la legislatura, y no sólo sobre la situación de cada momento sino también, y esto es lo peor, a un año vista. El actual aluvión de publicidad institucional es buena prueba de la necesidad que siente el Gobierno de convencer a los españoles deaquello queéstosnoven porsímismos. El optimismo antropológico, como santo y seña del mandato de Rodríguez Zapatero, no parece ser más fuerte que el empecinamiento de los hechos. Un repaso a los principales frentes de la acción de Gobierno confirma las razones por las que los españoles muestran tan escaso aprecio por la situación política y E económica que cierra este mandato. La economía familiar está sufriendo claramente los efectos de la inflación de productos básicos, del encarecimiento de las hipotecas y, sobre todo, de la incertidumbre ante un futuro que aún se pronostica peor para el empleo y el crecimiento económico. La política social del Gobierno no ha alcanzado un punto apreciable de estabilidad ni en el terreno constitucional- -con las principales leyes pendientes de recursos ante el Tribunal Constitucional- ni en sus resultados, como el trágico balance de muertes por violencia machista, o la insatisfactoria implantación del sistema de dependencia. En el ámbito exterior, el Gobierno de Rodríguez Zapatero tiene el triste mérito de haber debilitado la posición de España en todos los foros internacionales, sumiéndolo en la mediocridad diplomática y en la indiferencia de los grandes actores de la comunidad internacional. La política antiterrorista no se endereza en la vertiente de la unidad democrática, pues, a pesar de los avances notables de la lucha policial, el mandato se cierra sin consenso con el PP con la tacha- -ética y política- -de una negociación clandestina con ETA y con la izquierda proetarra anclada, por unairresponsabledecisiónpolítica del Gobierno, en las instituciones democráticas vascas. El Estado autonómico está muy lejos de alcanzar el nivel de estabilidad queprometió Rodríguez Zapatero, a bombo y platillo, cuando llegó al poder. El experimento confederal del estatuto catalán está pendiente de un hilo en el TC, Ibarretxe ha renovado su embestidasoberanistay los socios independentistas del PSOE aceleran sus propuestas más radicales- -también Carod- Rovira ha anunciado un referéndum en Cataluña para 2014- -aprovechando la debilidad del Gobierno. Después de casi cuatro años de haber marginado al PP en todo lo fundamental, sólo el PSOE es responsable de esta situación crítica, que se ha transmitido a instituciones básicas del Estado, como el TC. Esta descabellada idea de Zapatero de que podía refundar el Estado a su gusto, ignorar los consensos constitucionales y rehacer la Historia para legitimar su plan revisionista- -paso imprescindible para, a su vez, deslegitimar a la derecha- ha sido la columna vertebral de una legislatura dirigida por un gobierno que no ha estado a la altura de España. COMPLEJO EUSKOBARÓMETRO NA vez más, los datos del Euskobarómetro reflejan fielmente la compleja realidad social y política del País Vasco. No es fácil realizar una interpretación coherente, acaso porque la propia sociedad- -sometida desde hace años a una perspectiva unilateral de sus problemas- -no tiene muy claras sus propias preferencias. Es muy significativa la valoración negativa de los líderes políticos, en la que Ibarretxe suspende por primera vez y, curiosamente, sólo aprueba Josu Jon Imaz, retirado ya de la primera fila política y cuya imagen se asocia con la vertiente menos radical del nacionalismo. El 45 por ciento de los encuestados rechaza el referéndum soberanista propuesto por el lendakari y piensa que traerá división, y el 30 por ciento de ellos opina sencillamente- -y con razón- -que su intención es provocar una ruptura En cuanto a la violencia, es llamativo que el 41 por ciento de los que se sienten próximos a ETA- Batasuna respecto a sus fines, rechace los métodos que utiliza la banda terrorista. En este sentido, se intuye una posible quiebra entre los sectores claramente independentistas que no aparecía en etapas anteriores. Sigue siendo muy alto, nada menos que un 58 por ciento, el número de ciudadanos que piensa que las condiciones de español y de vasco son perfectamente compatibles. En la medi- U da en que esta pregunta afecta a los sentimiento de pertenencia y no a las coyunturas políticas, debería ser un buen elemento de reflexión para quienes niegan sin más la validez del modelo territorial vigente. Mucho más si se tiene en cuenta que llega hasta el 70 por ciento el porcentaje de quienes consideran al menos relativamente satisfactorio el estatuto actual. Frente a ciertas pretensiones interesadas, queda claro que el sistema instaurado por la Constitución de 1978 tiene todavía un largo recorrido por delante. Hay, sin embargo, datos muy preocupantes, no siempre fáciles de conjugar con los anteriores. El 45 por ciento apoya un referéndum soberanista, sin prejuzgar cuál sería su preferencia en tal caso. Hay mucha gente (58 de cada 100) en contra de la ilegalización de ANV y del PCTV y mucha también contraria (en este caso, el 49 por ciento) a las medidas judiciales contra Batasuna. Parece que ha calado en la sociedad vasca el mensaje soberanista de que ningún poder supuestamente ajeno ya sean las Cortes Generales o los tribunales de Justicia, puede inmiscuirse en sus asuntos privativos. A la vista de los datos, Rodríguez Zapatero debería reflexionar acerca del fracaso evidente de su política territorial. Los radicales no se han moderado y, para colmo de males, el terrorismo vuelve a ser la principal preocupación social.