Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
86 JUEVES deESCENA JUEVES 20 s 12 s 2007 ABC TRES RECOMENDACIONES PARA TODOS LOS PALADARES El florido pensil Se trata de una de las comedias más aplaudidas de los últimos años. La compañía Tanttaka Teatro sigue su gira, que le ha llevado al teatro El Musical de Valencia, donde estará hasta el próximo 6 de enero Convidado de piedra La compañía Teatro de Papel presenta en La Abadía, en Madrid, este montaje, basado en El burlador de Sevilla de Tirso de Molina. Se trata de una miniatura deliciosa y de un espectáculo para todos los públicos Cascanueces Después de presentar su Don Quijote María Giménez trae al teatro de Madrid nuevamente Cascanueces uno de los grandes ballets del repertorio clásico, con una genial música de Chaikovski Nuria Espert se pone los bigudíes en el vodevil Hay que purgar a Totó La actriz catalana aparca el drama para protagonizar esta comedia de Feydeau JULIO BRAVO MADRID. Nuria Espert tenía, en la lista de cosas por hacer en la vida, interpretar una obra de Georges Feydeau, a quien en su Francia natal se le considera como el padre del vodevil. Ya puede borrarla de la lista. El sábado subirá al escenario del teatro Español para encarnar a Julia en la obra Hay que purgar a Totó una farsa conyugal y escatológica con la que la actriz catalana ha podido cumplir su sueño, y de paso aparcar al menos de momento dramas y tragedias de su repertorio. De paso, Nuria se reencuentra con Georges Lavaudant, uno de los grandes nombres de la dirección escénica europea, con el que ya trabajó en Play Strindberg de Friedrich Dürrenmatt. Me parece injusto calificar esta obra simplemente como un vodevil. Es una obra maestra del humor dice Nuria Espert, que fue quien propuso a Lavaudant poner en pie este proyecto. Yo tenía en mente interpretar a Feydeau, pero se me iba pasando el arroz. Y en esta comedia, divertida y disparatada, que es una farsa genial, pensé que podía encontrar un personaje apto para mí y me podía olvidar de su edad. Es además un papel dificilísimo, así que es un reto de los que a mí me gusta abordar Se acercó a Lavaudant, confiesa la actriz, sin excesiva convicción, pero la respuesta afirmativa e inmediata del director le animó aun más. A partir de la nada, Feydeau construye un universo teatral de gran veracidad. Es una obra con una gran carpintería, y contar con Lavaudant me hizo decidirme a tirarme sin red por la ventana Un niño de veintinueve años Uno de los protagonistas de Hay que purgar a Totó es, precisamente, Totó, que en la obra es un niño de ocho años. Su intérprete, Tomás Pozzi, tiene unos pocos años más; concretamente, veintinueve (aunque su altura sí corresponde a la edad de su personaje) Es argentino, pero lleva varios años en Madrid, donde ha interpretado, entre otras obras, Marat- Sade Black el Payaso o Últimas palabras de Copito de Nieve Cuenta que cuando Lavaudant le vio, notó un gesto de alivio en su cara, y sólo pretendía que pudiera decir las frases de manera que se entendieran. De su personaje, dice que es un niño insoportable, irreverente y modesto, que todo lo transforma con su carita de pan recién horneado y que Lavaudant no ha querido- -y eso le ha gustado- -que realizara un personaje aniñado. Nuria Espert, en su papel de Julia Rebollo, la mujer del fabricante de porcelana gado a mis listas cuando yo ya estaba segura de mí misma y tenía el favor del público Hay que purgar a Totó On purge bébé es su título original) se estrenó en París en 1910, unos años antes de que su autor fuera ingresado en una clínica psiquiátrica, donde moriría en 1921. Según Lavaudant, la anécdota es muy sencilla, casi una tontería, pero Feydeau pone en marcha, a partir del lenguaje, una máquina infernal que destroza todo cuanto encuentra a su paso. Es una obra difícil porque todo debe estar medido al milímetro, nunca se puede bajar la guardia, como en una carrera de 800 metros La obra presenta a Sebastián Rebollo (Jordi Bosch) un fabricante de porcelana que tiene entre manos un negocio: vender al Ejército una partida de orinales hechos con una porcelana al parecer irrompible. Para cerrar el trato ha invitado a comer a su casa el señor ABC Cree Nuria Espert que si hubiera hecho a Feydeau en el comienzo de su carrera, quién sabe si ésta hubiera tomado otro camino. El primer éxito, el que te descubre quién eres, te marca muchísimo. Yo con 19 años hice Medea y eso me hizo pensar de una manera diferente a mí misma... Y también condicionó la imagen que los demás tenían sobre mí. He hecho comedias, pero en los comienzos de mi carrera no hubiera hecho a Feydeau. Ha lle- Chitín (Gonzalo de Castro) justo en el día en que sucede un terrible drama familiar, ya que el hijo de Rebollo, Totó (Tomás Pozzi) se niega a tomar el purgante que le ofrece su madre, Julia (Nuria Espert) El género cómico es muy dulce- -dice la actriz- y lo he pasado tan bien, he tenido tanta libertad en este montaje... Más información sobre el teatro: http: www. munimadrid. es