Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
82 CULTURAyESPECTÁCULOS JUEVES 20 s 12 s 2007 ABC Pamuk: Mis libros sólo son disfraces Pasión madrileña ayer de Orhan Pamuk: desayuno con la prensa, aperitivo en la universidad, donde recibió el honoris causa por la Complutense, y café en la Biblioteca Nacional con Juan Goytisolo ANTONIO ASTORGA MADRID. Le faltó a Orhan Pamuk saborear una buena ración de callos madrileños, pero este humilde servidor del arte de la novela no calla ante las atrocidades que sufren sus conciudadanos. Castigado por el Gobierno de su país, Turquía, al denunciar el secuestro de la libertad de expresión allí, en tierra no tan extraña otomana, desde la habitación de Estambul en la que escribe, Pamuk, grafómano de la estratigrafía, detecta en su ciudad unos vientos bastante fuertes de ultranacionalismo debajo de los cuales sopla el autoritarismo identitario: la lucha por controlar el imperio otomano. Una lucha ancestral. Cuando Pamuk denunció el genocidio por parte de Turquía de treinta mil ciudadanos kurdos y más de un millón de armenios ocurrido en 1915, intentaron callarle, y fue acusado de traición al Gobierno de su país. Se exilió en tierra extraña, pero tuvo que enfrentarse a un proceso judicial, del que salió absuelto. Ayer, en Madrid, Pamuk volvió a denunciar que lamentablemente su actual Turquía no es una sociedad libre: no hay libertad de expresión Turquía no ha logrado superar problemas pretéritos, a pesar del esfuerzo, verso a verso, de sus ciudadanos. La emoción, y entusiasmo, que se veía allí hace unos años se va apagando, y eso entristece a Pamuk. ¿La causa de tan desalentadora consecuencia? El ascendente nacionalismo en Europa y en Turquía- -apunta- Mi experiencia vital me ha enseñado que lo que une a los seres humanos no es la política; es el sonido del corazón, la música de los cuerpos Melodías de las culturas occidental y oriental, que no son dos cosas diferentes advierte Orhan Pamuk. El premio Nobel turco en 2006 enarboló, junto a Juan Goytisolo, la urgencia del ingreso de Turquía en la Unión Europa: Es absolutamente esencial para el Viejo Continente- -coincideron los dos escritores- -abrirle a Turquía las puertas de la Comunidad Europea aunque no se le ocultan a ambos la existencia de grupos islamistas violentos. Turquía representa la Europa del futuro insistieron. Goytisolo descree de las identidades puras, nacionalistas: Es un problema de todos dijo el autor de Makbara y recordó una memorable sentencia de la biblia literaria de Las mil y una noches El mundo es la casa de los que no la tienen, es decir, de quienes viven en la miseria Las civilizaciones también unen a Goytisolo y Pamuk. El primero prefiere hablar de alianza de valores y el segundo no quiere oír hablar de choque Europa necesita a Turquía El premio Nobel turco, al ser investido ayer doctor honoris causa en la Universidad Complutense de civilizaciones sino de alianza como ha tallado en su frente el presidente Zapatero: Hay dos países musulmanes en los que estos conceptos tienen validez: la desdichada Bosnia- -denunció Goytisolo- a la que la Unión Europea y el mundo dejaron machacar hace unos años por el simple hecho de ser musulmana, y Turquía. La relación con estos dos países es esencial para la UE Pamuk mete la mano debajo de la piedra, y encuentra gusanos, lombrices y orugas que corrompen la libertad de expresión en su país: Espero que la Unión Europea no la utilice como excusa para mante- Juan Goytisolo puso ayer por primera vez sus pies en el Ministerio de Cultura Ayer fue un día histórico para el escritor Juan Goytisolo, que guió por Madrid a Pamuk desde primera hora de la mañana hasta última de la noche: Es la primera vez que pongo los pies en el Ministerio de Cultura, y lo he hecho por aprecio al actual ministro, César Antonio Molina, y por acompañar a Orhan Pamuk, a quien conocí hace dieciocho años en un restaurante de Estambul Cuando Pamuk publicó en 1990 El libro negro Goytisolo lo leyó de un tirón, y al llegar a la última página volvió a releerlo, que es lo que se debe hacer con toda obra literaria de calidad En él encontró el autor de Juan sin Tierra una veta genial del Nobel turco para sacar a flote el pasado otomano. Quedó fascinado. y cuando Goytisolo leyó a los escritores turcos contemporáneos le extrañó hallar en sus obras un corte radical con el pasado, como si todo hubiera empezado con Ataturk BElÉn D orado de abc ÚLTIMAS ENTREGA S VIVE CON ABC EL TESORO DE LA NAVIDAD