Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
8 OPINIÓN JUEVES 20 s 12 s 2007 ABC REVISTA DE PRENSA CARTAS AL DIRECTOR Pueden dirigir sus cartas a ABC: Por correo: C Juan Ignacio Luca de Tena 7. 28027 Madrid Por fax: 913 203 356. Por correo electrónico: cartas abc. es ABC se reserva el derecho de extractar o reducir los textos de las cartas cuyas dimensiones sobrepasen el espacio destinado a ellas. Juan Pedro Quiñonero CARLA BRUNI Y LA ECONOMÍA o sólo en el terreno económico pueden ser odiosas las comparaciones. En Londres, el Guardian piensa que el paro, la inflación y las hipotecas pueden ser el nuevo factor decisivo para las próximas elecciones, anunciando un panorama mucho más negro de lo previsto inicialmente. Rafael Pampillon, del Instituto de Empresa, afirma: La evolución de la situación económica tendrá gran impacto electoral El Guardian señala que, de entrada, Rodríguez Zapatero ha adoptado una táctica electoral de firmar cheques de promesas, comentando que está por ver si España puede soportar tales planes En París, La Tribune destaca una crónica de Thierry Maliniak, que comienza recordando el déficit ancestral de España en materia de investigación y desarrollo, condenando a España a un abrumante problema de competitividad Maliniak continúa: Para explicar el desequilibrio de su sector exterior, el Gobierno se parapeta tras el coste del petróleo, o invoca el diferencial positivo del crecimiento del país en relación con sus principales socios comerciales. Todo eso, siendo real, no explica suficientemente por qué España importa mucho más de lo que exporta. La inversión se ha centrado en el sector residencial, en el boom inmobiliario Sector y boom que continúan haciendo aguas más o menos fecales, como advierte cada día la prensa financiera más solvente. En Roma y Milán, por el contrario, se teme que Italia lo haga mucho peor. Y el Corriere Della Sera milanés comenta las recientes comparaciones de este modo: Los periódicos españoles están divididos entre la satisfacción y la prudencia, pensando que los resultados actuales son atribuidos más a los malos resultados italianos que a la performance española Por su parte, el Sun londinense ha tenido la peregrina idea de lanzar un estudio comparado sobre las señoras de los presidentes de Rusia, EE. UU. Francia y España, entre otros países. Laura Bush, Lyudmila Putin y Sonsoles Espinosa son comparadas con Carla Bruni, dando guerra. Educación y educadencia La educación en nuestras fronteras pasa por un momento de posguerra, hecho singular si tenemos en cuenta que la última guerra la vivimos hace ya más de 65 años. Por desgracia, la situación de hambruna y podredumbre del sistema educativo español es un hecho, un hecho debilitado por el fuego cruzado congresivo y diputadil, que busca las alhajas de un botín político. En estos momentos, Einstein, al ver la total ignorancia de nuestros retoños, se contorsiona en su tumba pidiendo clemencia. Y es que tiene gracia, porque queriéndolo, pero sin quererlo, hemos conseguido divagar en su clarividente fórmula. Saquemos a pasear un poco de nostalgia científica relativista, término que sin duda comulga con el estado de nuestra educación. ¿Somos relativamente estúpidos? El sabio del eminente bigote dijo: e es igual a m por c al cuadrado, lo que en términos educativos quiere decir que la educación es igual a las materias por el cuadrado de la calidad. Creo que es momento para frotarse la frente; yo así lo hago cuando pienso que el debate educativo se sustenta sobre la variable calidad. Y es que actualmente c tiende a 0, concepto de límite matemático, igualitario al límite de estupidez capaz de soportar por los españoles, que al multiplicarlo por las materias nos da un nivel educativo muy cercano a 0. Conclusión, como antes se vaticinaba elocuentemente con saber predictivo, España se encuentra en estado de educadencia regido por la ignorancia y decrepitud juvenil, muy alejado del estado platónico, heráldico y cons- einstein- te de educaciencia, que nuestros cerebros tanto ansían. Diego Muñoz- Cobo Liria Correo electrónico Un debate nada sincero Me parece asombroso y poco sincero el debate que se ha levantado con las llamadas clínicas de la muerte No puedo creer que en el siglo XXI, con los conocimientos científicos de que disponemos, todavía haya quienes usen el argumento de que la mujer puede hacer lo que quiera con su cuerpo ¿No se han dado cuenta que ya no es ni siquiera necesario ese cuerpo para que se produzca la fecundación, ese principio indiscutible de vida? Si la Ciencia, con la clonación, ha conseguido producir miembros de un cuerpo a partir de células, esos miembros necesitan su posterior implantación en un cuerpo para desarrollar su función. No es el caso de un cigoto, que una vez desarrollado no es necesario implantar en ninguna parte. Al contrario, cuando finaliza su desarrollo se desvincula del cuerpo que le dio cobijo. Al cortar su cordón umbilical, los lazos que permanecen son los emotivos, esos que el aborto no puede cortar. Si matar hace a la humanidad peor, disfrazar este acto de bondad es perverso. Ana María González Alba. Correo electrónico N llegara a castigar a los socialistas por su frivolidad territorial. Pero no parece que el pulso socialespañolseinclineporlaincomodidad que acarrean asesinos sueltos, y podría concluirse que tampoco harían ascos auna ulterior secesión catalana o vasca si con ello viniera la tranquilidad definitiva. Sería la paz de los cementerios y la constatación de unasociedadrelativistay acomodaticia, destinada a su liquidación definitiva en unas cuantas décadas. José Luis Carreras Barbero Madrid que se haga justicia respecto a estos seres inocentes a quienes no han dejado venir al mundo y que no tienen la culpa de no ser deseados. Francisca Serraclara Trias Correo electrónico No lo entiendo Semodificanlas leyesparaendurecer las penas a los conductores temerarioscon elfin desalvar vidas humanas, loable a todas luces, y el mismo Gobierno amenaza con modificar la ley para despenalizaren mayorgradoelaborto, y de ese modo facilitar aún mas la liquidación de vidas humanas demodoimpune. ¿Qué pasa? ¿Hay vidas valiosas y vidas que no valen nada? ¿Por qué unas se protegen a ultranza y otras se tiran al cubo del quirófano? Mas de 90.000 abortos provocados en España, sólo en el año 2006, parece una cifra espeluznante. ¿Hasta dónde queremos llegar? Jacinto Guillén Regodón Badajoz La mejor noticia Soy madre de familia numerosa y matrona de profesión. Escribo para transmitir mi más sincera felicitación a todos los agentes que han investigado la trama abortista ilegal que se desarrollaba en diversas clínicas de Barcelona citadas en los medios de comunicación. ¿Quién es más culpable? ¿Los médicos y sanitarios sin escrúpulos, una sociedad permisiva o quizá quienes concibieron a las desdichadas criaturas? No me corresponde juzgarlo. Es la mejor noticia de esta Navidad les, una vez más el presidente lo ha conseguido. Reformar la ley del aborto hasta convertirlo en algo casi libre no es ya de echo un error enorme desde el punto de vista político- -recordemos que en el PSOE también hay altos cargos católicos, como Fernando Vázquez o el propuesto como próximo presidente del Congreso, José Bono, que recordemos que tendría que aceptar con su firma esta reforma si la aprobara el Congreso- sino que desde el punto de vista moral es del todo intolerable y sería, de facto, legitimar asesinatos de niños nonatos, de más de 5 ó 6 meses Se produce una vez más en esta legislatura el error de, en nombre de una minoría, enfrentar a los españoles. Alejandro Gordon Madrid El valor del euro Después de escuchar al señor ministro de Economía cómo insultaba al pueblo español tratándonos de tontos, incultos e incluidos dentro del informe PISA (conocimientos insuficientes) por no haber interiorizado el valor del euro en nuestras economías, sólo puedo decirle que se lo haga mirar, porque el valor de dos euros en las antiguas pesetas es de 332,772 y no de 360,00 pesetas, como ha dado a entender, lo que representa una incremento del 8,18 por ciento. Además, las propinas que se dejan en bares, restaurantes, taxis, etcétera, no incrementan el IPC: sólo disminuye el dinero que tenemos en nuestros bolsillos y aumenta la bondad de nuestros corazones. Siguiendo la teoría de nuestro ministro, a partir de ahora no demos limosnas a los pobres, ni donativos a las ONG S y, principalmente, que el Gobierno deje de contribuir a la supervivencia de los países pobres. Ángel López Correo electrónico En nombre de una minoría Si ya nada podía sorprenderme en las propuestas electora- Un acuerdo complicado No parece posible un acuerdo de los grandes partidos en cuestiones territoriales y de terrorismo por una razón primordial: no tienen un mismo concepto de España, y mientras uno está dispuesto a luchar para que siga siendo la que es ahora, el otro piensa que su unidad no merece sacrificio alguno. Con semejante diferencia, no parece extraña la alianza socialista con los nacionalistas más radicales, a los que utiliza por razones de matemáticas de poder, sin que anillo alguno se le caiga por escrúpulos patrióticos. Otra cosa sería si la España ortodoxa lo fuera hasta el final y