Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC MIÉRCOLES 19- -12- -2007 Política exterior ESPAÑA 21 Una invitación a las empresas españolas MADRID. La lluvia impidió a Gadafi reunirse con los empresarios en su jaima del Palacio del Pardo. Tuvo que hacerlo en uno de los salones del interior, pero, según cuentan quienes estuvieron en la reunión, el líder libio mostró muy claramente su deseo de contar con las empresas españolas en el proceso de privatización abierto en su país, gracias al cual, según el Ejecutivo, se abren expectativas por valor de unos 12.000 millones de euros. Gadafi quiere también empresas mixtas hispano- libias para actuar en otros puntos de África y aseguró a los empresarios que, si en alguna ocasión se encuentran con obstáculos en Libia, él se encargará de resolverlos. En la reunión, además del presidente del Consejo de Cámaras de Comercio, Javier Gómez Navarro, estuvieron representantes de CEOE y de una quincena de empresas con intereses en Libia, como Repsol, que produce 300.000 barriles diarios en ese país, Sacyr, Técnicas Reunidas, Eads- Casa, Ferrovial, Indra, Isolux, Enagas, Abengoa, Aresbank y Puentes y Calzadas. miten- -dijo- -acompañar a Libia en su esfuerzo modernizador El Monarca no dejó de señalar los sectores, generadores de empleo y bienestar en los que España puede actuar: energía, infraestructuras, obras públicas, transporte, comunicaciones, pesca marítima, vivienda, turismo y salud. Y en concreto, aludió a la cooperación energética, de la que dijo que debería evolucionar hacia un partenariado más sólido e intenso Junto a los Reyes y el líder libio, estuvieron en el almuerzo, entre otros, el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero; el vicepresidente económico, Pedro Solbes; el ministro de Asuntos Exteriores, Miguel Ángel Moratinos; y los presidentes del Congreso y del Senado, Manuel Marín y Javier Rojo. Además, asistió un nutrido grupo de empresarios, algunos de los cuales se habían reunido anteriormente con Gadafi en el Palacio del Pardo. Por la mañana, Gadafi acudió al Ayuntamiento para recibir la Llave de Oro de Madrid, de manos del alcalde, Alberto Ruiz- Gallardón, y dijo haberse sentido como en casa en su visita a España, de donde, al parecer, se va muy contento. Nunca tenemos el sentimiento de que España es un país extranjero dijo en el Consitorio. Gadafi, que ha invitado al Rey y a Zapatero a visitar Libia, puede, desde luego, irse satisfecho de su estancia en nuestro país, porque aquí ha tenido muchos menos problemas que en Francia. Su paso por España ha sido una balsa de aceite. Más allá de unas tímidas declaraciones de Izquierda Unida, no ha visto ni una sola manifestación en la calle en su contra- -algo que temía de manera especial- ni tampoco ha escuchado exigencias claras de respeto de los derechos humanos. A crear ese ambiente ha contribuido de manera sensible la coincidencia de puntos de vista entre el Gobierno y el PP sobre la necesidad de recuperar al dirigente libio para la causa occidental y de garantizar la estabilidad en un país clave en el Norte de África, al tiempo que se abren nuevas posibilidades de negocio para las empresas españolas. Discurso íntegro del Rey en: http: www. casareal. es Como en casa Don Juan Carlos con el nuevo embajador de Venezuela, Alfredo Toro, seguido por Moratinos EFE Estoy encantado de tenerle aquí Don Juan Carlos recibió ayer en el Palacio Real al embajador de Venezuela, Alfredo Toro Hardy, quien le presentó sus cartas credenciales s En un tono cordial, el Rey recordó los lazos históricos que nos unen y el embajador habló del futuro común POR A. M. -F MADRID. Lo que ayer hablaron Su Majestad el Rey y el embajador de Venezuela, Alfredo Toro Hardy, durante la breve reunión que mantuvieron en el Palacio Real no ha trascendido, pero el encuentro no pudo empezar mejor. El embajador de Venezuela fue uno de los seis nuevos jefes de misión que ayer presentaron sus cartas credenciales a Don Juan Carlos y el que suscitó un mayor interés por parte de los medios de comunicación. Después del incidente que protagonizaron Don Juan Carlos y el presidente de Venezuela, Hugo Chávez, en la Cumbre Iberoamericana de Chile, y de todas las amenazas contra España que ha ido espetando el caudillo bolivariano desde entonces, la atención se concentraba en este primer encuentro del Rey con el embajador venezolano, que tomó posesión de su cargo el pasado 30 de octubre. Al margen del incidente con Chávez, Don Juan Carlos recibió con toda cordialidad al representante del pueblo venezolano y la conversación transcurrió con la corrección que impera en las relaciones diplomáticas. Estoy encantado de tenerle aquí. Son tantos los lazos culturales e históricos que nos unen... Así recibió el Rey en su despacho del Palacio Real al embajador de Venezuela, y éste, en seguida, añadió: Y tenemos un futuro común Aunque estas palabras fueron pronunciadas durante el saludo, delante de la Prensa, los periodistas no pudieron escucharlas y fueron después relatadas por fuentes diplomáticas a la agencia Europa Press. En la reunión del Rey con Toro también estuvo presente el ministro de Asuntos Exteriores, Miguel Ángel Moratinos. Aunque Toro no presentó sus cartas credenciales hasta ayer, en los menos de dos meses que lleva en Madrid ha mantenido contactos con el ministro de Asuntos Exteriores y con la secretaria de Estado para Iberoamérica, Trinidad Jiménez, con motivo de la situación creada tras el incidente de Chile. Aún está pendiente de presentar sus cartas credenciales ante el presidente de Venezuela el embajador de España en Caracas, Dámaso de Lario, que fue nombrado a finales del pasado verano en sustitución de Raúl Morodo. Junto al embajador venezolano ayer presentaron sus cartas credenciales al Rey los de Bolivia, María del Carmen Almendras Camargo; de Mónaco Jean Fissore; de Mauritania, Sidi Mohamed Ould Boubacar; de la India, Sujata Mehta, y de Pakistán, Humaira Hasan. las migraciones de africanos hacia Europa y citó como causas de esa inmigración la falta de infraestructuras y la mala explotación de los recursos en África. Volvió a decir, como días atrás en Lisboa, que con 1.000 millones de euros se compromete a no exportar inmigrantes africanos a Europa. En la colaboración entre España y Libia en esos dos grandes retos del terrorismo y el fenómeno migratorio, se hace hincapié en la declaración política suscrita el lunes por los dos gobiernos y con la que se quiere dar un salto cualitativo a las relaciones bilaterales. En su intervención ante el Rey, el dirigente libio señaló también que considera necesario atraer inversiones europeas para crear desarrollo a todos los niveles, crear empleos y reducir pobreza Precisamente a la posibilidad de que las empresas españolas aumenten su presencia en Libia se había referido también Don Juan Carlos al comienzo de su discurso, cuando señaló que las compañías de nuestro país disponen de una sobresaliente calidad tecnológica y de importantes capacidades de inversión, que nos per- Dos meses en Madrid