Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC MIÉRCOLES 19- -12- -2007 Precampaña electoral s El PP ESPAÑA 15 Rajoy centró buena parte de su intervención en criticar la política económica del Gobierno. Será uno de los ejes de su campaña electoral y, de hecho, hoy se despide del curso político en el Congreso con una pregunta a Zapatero sobre la situación de la economía. A su juicio, el Gobierno socialista se ha limitado a vivir de la herencia y de la inercia El comentario de Pedro Solbes sobre las propinas que los españoles dejan en los bares, como ejemplo de que no saben lo que vale un euro, es para Rajoy una anécdota que refleja una forma de ver las cosas A menos de tres meses de la cita con las urnas no podían faltar las propuestas electorales. Rajoy prometió una ley de Unidad de Mercado y una Comisión Nacional para garantizar la libertad económica en toda España y anunció una rebaja adicional del IRPF para las mujeres trabajadoras: Se trata de discriminación positiva Para terminar, una advertencia que podía entenderse en clave interna, o no: Necesitamos dar pasos en la buena dirección y no distraernos con debates sobre naciones, sobre las Alianzas de Civilizaciones o sobre otros asuntos que a nadie importan y ningún efecto beneficioso producen al conjunto de los españoles La contrariedad de la presidenta Esperanza Aguirre desafía el malestar del PP por las declaraciones de su vicepresidente contra Ruiz- Gallardón y busca la foto con Rajoy para intentar calmar la situación, después de reabrir el debate sobre las listas, que Rajoy ordenó cerrar POR P. CERVILLA M. CALLEJA MADRID. ¡Presidente, presidente! Así reclamaba la presidenta de la Comunidad de Madrid, Esperanza Aguirre, la atención de Mariano Rajoy a la salida de la sala del Hotel Intercontinental donde había tenido lugar la intervención del líder popular, en un intento de abandonar el acto junto al presidente del PP y buscar así el teórico bálsamo que proporciona la presencia de numerosas cámaras de televisión que filmaban la salida de Rajoy. Una imagen de Rajoy y Esperanza Aguirre, sin Alberto RuizGallardón, que abandonó rápidamente la sala, horas después de la polémica levantada por la persona de confianza de la presidenta, Ignacio González, sobre la presencia de Gallardón en las listas del PP, le valía a la presidenta su peso en oro. El malestar en el partido por su actitud crece y la imagen le podía ayudar a un acto de reafirmación personal, en una jornada incómoda para Aguirre. La presidenta se había situado estratégicamente para coincidir con Rajoy en el momento en que éste se marchaba. Reclamó su atención y Rajoy, en los primeros segundos, o no la escuchó o no quería el encuentro y se entretuvo saludando a quienes se agolpaban a su paso y le saludaban. Pero la situación era inevitable. La presencia de medios de comunicación era tan masiva que cualquier gesto hubiera sido facilmente perceptible. Se volvió y con un ¡Esperanza! le devolvió el saludo a la presidenta e intercambiaron unas breves palabras bajo la luz de los focos. Minutos después, Rajoy se marchó. Para la presidenta de la Comunidad de Madrid no era ayer un buen día. Dar la cara frente a sus compañeros de partido después de la sonada declaración de Ignacio González, burlando el deseo de Rajoy, no era plato de buen gusto. Llegó al acto cinco minutos después que Rajoy y se sentó, con gesto taciturno, entre Gallardón y Ángel Acebes. No quiso responder a ninguna pregunta sobre la presencia de Ruiz- Gallardón en las listas del PP: Si no lo ha hecho el presidente no lo voy a hacer yo dijo. Pero, posteriormente, en una entrevista en la cadena de televisión Cuatro, no tuvo reparos en criticar a ABC, al considerar que apoya al alcalde de Madrid. Ese periódico- -dijo- -defiende unas posiciones que, por desgracia, no son las mías A continuación, añadió que ABC está absolutamente volcado en que Ruiz- Gallardón vaya en las listas Aunque el encuentro Aguirre- Gallardón centraba la atención del primer acto de Rajoy, después de su periplo por Argentina y Uruguay, el presidente supo despachar, en menos de tres minutos, las incómodas preguntas sobre las listas, aunque dejó entrever que Ruiz- Gallardón irá en ellas. A Mariano Rajoy le apoyaron en el acto sus fieles: los secretarios ejecutivos Ana Pastor, Sí habló para Cuatro La polémica lanzada por Aguirre y su equipo por las listas restó protagonismo a los asuntos de campaña respectivamente, y la presidenta del PP de Castilla- La Mancha, María Dolores de Cospedal. Tampoco faltó el presidente fundador, Manuel Fraga, y los ex ministros Federico Trillo e Isabel Tocino, así como Leopoldo CalDel mundo de la empresa estuvieron presentes Florentino Soraya Sáenz de Santamaría, Ignacio Astarloa y Miguel Arias Cañete. El secretario general, Ángel Acebes y los portavoces del Congreso y el Senado, Eduardo Zaplana y Pío García Escudero, vo- Sotelo. Pérez, Jesús Salazar, Fernando Martín y Rafael Arias- Salgado.