Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
12 ESPAÑA La trama de los abortos ilegales MIÉRCOLES 19 s 12 s 2007 ABC Cuando la ley se cumpla No es cuestión de una ley nueva, sino de que la actual sea respetada. Es una de las posibilidades que plantean distintas asociaciones. Otros, una ley de plazos, o el aborto libre, o ayudas para la mujer, o mayor control sobre las clínicas POR M. J. PÉREZ- BARCO MADRID. A la vez que el Gobierno y los grupos parlamentarios abrían- -y cerraban, políticamente- -el debate sobre la reforma de la ley del aborto en el hemiciclo de la Cámara Baja, la polémica ya estaba en pleno apogeo en la calle. Incluso diferentes asociaciones y entidades se ponían manos a la obra y planteaban sus propias iniciativas, por delante de las políticas. De hecho, el máximo órgano de representación de los médicos, la Organización Médica Colegial (OMC) anunció ayer que se presentará como acusación particular en los procesos judiciales abiertos contra las clínicas abortistas de Barcelona y Madrid ante la gravedad de esos casos y para defender los valores éticos y deontológicos de la profesión médica La OMC llegará más allá, porque de demostrarse que los médicos han cometido delitos de aborto, independientemente de las consecuencias penales, se enfrentarán a sanciones muy graves por falta deontológica, que serán impuestas por sus respectivos colegios y que podrían acarrear, en algunos casos, la suspensión temporal en el ejercicio de su profesión. Pero también las clínicas jugaban sus propias cartas ayer y la Asociación de Clínicas Acreditadas para la Interrupción Voluntaria del Embarazo (ACAI) que reúne 31 centros, así como las clínicas Dator y Mediterránea Médica decidían cerrar sus establecimientos del 7 al 13 de enero si las autoridades no garantizaban seguridad jurídica a sus empleados y no cesa el acoso mediático Y es que se sienten perseguidos por una caza de brujas y amenazados explicó a ABC la presidenta de ACAI, Eva Rodríguez, porque ante la situación que se ha generado estos días, una posible inspección puede poner en duda infor- Fachada de la clínica Mayrit de Madrid; las autoridades cerraron la zona donde se practicaban abortos mes e historias de profesionales que nunca han sido cuestionados Desde luego, aparte de las irregularidades que se puedan cometer en las clínicas, lo que ha destapado de nuevo este debate es la existencia de posturas irreconciliables, que incluso se han radicalizado. Ahora no se discute un sí o un no al aborto. Lo que se está planteando es una modificación de la ley actual que despenaliza en varios supuestos la interrupción voluntaria del embarazo. Y la alternativa más probable, una ley de plazos, como existe en otros países europeos, divide al tejido asociativo. Se trataría de una norma que permitiría el aborto hasta las 12 ó 14 semanas, y fuera de ese plazo sólo en caso de riesgo para la salud de la madre. Es decir, una situación muy parecida a la actual, ya que el supuesto de riesgo psicológico para la madre hoy vigente, es la vía por donde se están practicando la inmensa mayoría de los abortos. Así lo entiende el presidente de la asociación e- cristian, Josep Miró Ardèvol. Sin embargo, este responsable cree que el debate se centra en otro aspecto: El problema que ha desvelado las clínicas del doctor Morín no es hacer nueva ley sino cumplir la JULIÁN DE DOMINGO El problema que ha desvelado las clínicas de Morín no es una nueva ley de aborto sino cumplir la que ya existe Las mujeres queremos decidir cuándo ser madres, ya que un hijo puede frenar una carrera profesional en un momento determinado que existe. Los presuntos abortos de más de seis meses y la falsificación de las causas para practicarlos no lo resuelve una ley de plazos. Cuando la ley actual se cumpla y quede demostrado que los mecanismos legales funcionan, entonces se puede hablar de cambiar la norma vigente El derecho de la madre Las clínicas cerrarán A FAVOR DE UNA MAYOR PROTECCIÓN PARA LA MADRE Hay que ayudar a la mujer para que no se vea abocada al aborto Aparte de mostrarse a favor de una legislación que proteja el derecho a la vida y penalice el aborto, el presidente del Foro de la Familia, Benigno Blanco, plantea que las ayudas a las mujeres son también claves para que muchas de ellas no se vean abocadas al aborto. La mujer- -dice- -está profundamente sola y abandonada por la sociedad ante sus problemas y se le presenta el aborto como la única solución posible. Y eso es lo que hay que romper. Cada caso es distinto, porque las historias humanas no se repiten. Por eso, es necesario poner en marcha medidas en todos los sentidos (económicas, sociales, familiares, de inserción laboral) para ayudarla a salir de esa situación Ninguna mujer quiere abortar, las embarazadas están abandonadas La madre es la mayor preocupación para la Fundación Línea de Atención a la Mujer, cuya portavoz, Marta Pérez, insiste en que ninguna madre quiere abortar. Las embarazadas están abandonadas. Atendemos todos los días a parejas que están muy agradecidos por recibir ayudas y haber podido seguir adelante con la gestación El mismo objetivo que persigue la Asociación Víctimas del Aborto (AVA) Su portavoz, René Martínez, también explica que cualquier ley que regule el aborto provocado ha de proteger a la mujer frente a abusos de tercero s (pareja, familia, empresas) Y ahora existe un abuso sobre la soledad y abandono de las embarazadas: ni se informa ni se dan alternativas suficientes Sin embargo, sí hay a quien convence una ley de plazos. A través de esa norma, diversas asociaciones de mujeres consideran que se defendería y protegería de forma más eficaz lo que consideran que es el derecho de la madre a decidir o no continuar con su embarazo como apunta la presidenta de la Federación de Mujeres Progresistas, Yolanda Besteiro. Las mujeres no adoptamos la decisión de abortar de una forma frívola. Muchas veces tenemos proyectos en la vida y queremos decidir cuándo llevar a cabo la maternidad, porque un hijo puede impedir el desarrollo y la promoción profesional en un momento determinado dice la presidenta de la Asociación de Mujeres Juristas Themis, Altamira Gonzalo. Claro que con las garantías de seguridad suficientes. El control sobre las clínicas- -insiste- -debe existir siempre por la salud de las propias mujeres