Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
60 MADRID MARTES 18 s 12 s 2007 ABC Recuerdos de Madrid en blanco y negro La Cibeles en su primitivo emplazamiento, las primeras piscinas de Madrid, el antiguo Hospital de la Princesa, la Plaza Mayor y la pradera de San Isidro en 1900... Aunque el tiempo ha pasado, podemos recuperar la esencia de la ciudad en blanco y negro POR MABEL AMADO MADRID. Todo amante de una ciudad tiene en los fondos fotográficos su mejor archivo documental. Mucho debemos entonces a los testimonios recogidos en color sepia por los precursores de este arte en la región. Aunque llegados de fuera de nuestras fronteras, a partir de 1852, Charles Clifford, Jean Laurent y Jules Lévy lograron consolidar la fotografía con sus instantáneas del Museo del Prado, el puente de los Franceses, la Puerta del Sol, el Palacio Real o la plaza de Oriente, entre otras muchas. Con tan ingente material, sólo quedaba que un amante de la ciudad, de su historia y su pasado, quisiera compilarlo en un libro y rescatarlo para la posteridad. Y así fue gracias al tesón del madrileño José Antonio Izquierdo. Su trabajo, lleno de esfuerzo, realizado en sus escasos momentos de ocio con paciencia y tesón, ha visto la luz bajo el título Memoria visual de Madrid. 212 fotografías antiguas inéditas de la Colección Izquierdo- Mariblanca. Publicado en Ediciones La Libería, este destacado volumen muestra- -y también documenta- -las fotografías más interesantes que Izquierdo reunió a lo largo de treinta y cinco años de su vida. Años de larga y difícil búsqueda, unas veces por la escasez de material y otras por lo elevado de sus precios. Poco a poco fue reuniendo una considerabla biblioteca dedicada exclusivamente a temas madrileños y, posteriormente, logró ponerle cara gracias a las numerosas tarjetas postales y fotografías que logró reunir en sus múltiples visitas a la Cuesta de Moyano y a las librerías de ocasión. Desgraciadamente, no pudo ver termina- Mozo de cuerda portando un Belén sobre su cabeza (finales del XIX) do este libro que acaba de presentarse y al que, sin saberlo, dedicó los últimos meses de su vida. Pero en esta última carrera no estuvo solo. Los textos que acompañan cada instantánea plasmada en la publicación han sido escritos por su esposa, Rosario Mariblanca. En ellos se puede tomar el pulso a la ciudad y, especialmente, a todos aquellos vecinos que poblaron un día sus calles y plazas. Algunas, incluso, hoy ya desaparecidas o cambiadas de emplazamiento. Es el caso de la primera de las fotografías- -de Charles Clifford- -que ilustra la publicación: la Cibeles. Hacia 1855, esta castiza fuente se encontraba junto al paseo de Recoletos y de ella fluía el agua del viaje del bajo Abroñigal. mente el 31 de agosto de 1886. Y no podemos olvidar la Puerta del Sol- -ya reformada hacia 1854, en una instantánea del francés L. Lévy- los puestos de verduras que abastecían a los vecinos en la calle Toledo y los famosos baños El Niágara En esta última instantánea de finales del siglo XIX, tomada por un fotógrafo ambulante, se puede admirar un complejo que estaba dotado con las primeras piscinas que tuvo Madrid. Se situaban en el número 14 de la Cuesta o paseo de San Vicente. Las tradiciones más castizas tienen también un lugar preeminente en este libro. Es el caso de las instantáneas tomadas a principios del siglo XX en la ya desaparecida plaza de Toros vieja, situada en la avenida de Felipe II; los puestos de castañas y torraos de la Plaza Mayor en plena Navidad de Larga y difícil búsqueda Estatua a punto de inaugurar Si seguimos pasando páginas continuaremos reviviendo historias y anécdotas de la vida diaria de esta ciudad. Veremos los Jerónimos en medio de un erial, la estación de Atocha en 1863, la antigua Basílica de Atocha en 1870 o la estatua ecuestre del general Baldomero Espartero cubierta con un lienzo antes de ser inaugurada oficial- Las lavanderas alquilaban los puestos por dos reales a la semana (foto de principios del siglo XX)