Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
22 ESPAÑA MARTES 18 s 12 s 2007 ABC Zapatero legitima a Gadafi con una declaración política y económica El Gobierno cree que se abren expectativas para España de 12.000 millones de euros LUIS AYLLÓN MADRID. España y Libia dieron ayer un nuevo paso en sus relaciones al firmar una declaración política que pretende ser el marco para un aumento de los intercambios políticos y económicos entre los dos países. No se alcanza el nivel de los tratados de amistad y cooperación que España suscribió con Marruecos o Argelia, pero habrá contactos periódicos entre los dos gobiernos al más alto nivel. Y teniendo en cuenta de donde viene Muammar el Gadafi, considerado durante mucho tiempo uno de los grandes protectores de grupos terroristas, la declaración es una apuesta clara del Gobierno en favor de la rehabilitación del líder libio, en la que ya se embarcó hace cuatro años José María Aznar. España se suma así a Francia como valedor de Libia en Europa, por lo que no es de extrañar que Gadafi le dijera ayer a Zapatero, antes de cenar en La Moncloa junto a una quincena de empresarios, que llevaba mucho tiempo esperando poder hacer esta visita. El Ejecutivo de José Luis Rodríguez Zapatero, quien se reunió con Gadafi primero a solas y luego acompañado del vicepresidente Pedro Solbes y del ministro Miguel Ángel Moratinos, intenta no perder las oportunidades económicas que se abren en Libia en esta nueva etapa. Para ello, tuvo que pasar de puntillas por las reclamaciones de respeto de los derechos humanos a la dictadura que rige en Libia desde hace 38 años, de forma que la alusión más cercana, citada por fuentes gubernamentales españolas, es que Zapatero apostó en su reunión con Gadafi por establecer un marco global con Libia para contribuir a un futuro de paz, estabilidad, democracia, libertad, justicia y prosperidad Durante la visita se firmó un acuerdo de protección recíproca de inversiones, como marco necesario para esos intercambios económicos. Según las mencionadas fuentes, con la visita de Gadafi se abren expectativas de negocio por valor de más de 17.000 millones de dólares (unos 12.000 millones de euros) para las empresas españolas en infraestructuras, telecomunicaciones, turismo y gestión del agua. En el terreno de la defensa, en el que ayer se firmó un acuerdo bilateral de cooperación y en el sector aeronáutico, el volumen de negocios puede ser de unos 2.000 millones de euros. En el sector energético, uno de los más importantes en la relación con Libia, que es el tercer proveedor de crudo de España, las inversiones mutuas pueden llegar a los 5.000 millones de dólares. Y por lo que respecta alas infraestructuras, a cuya mejora Libia quiere dedicar 50.000 millones de dólares, se abren posibilidades de adjudicación a empresas españolas por importe de 10.000 millones de dólares. ABC. es Vídeo con las mejores imágenes de la polémica visita de Gadafi en http: www. abc. es El líder libio, Muammar el Gadafi, recibe el saludo de Rodríguez Zapatero ÁNGEL DE ANTONIO Oportunidades económicas FLAMENCO EN EL PARDO, MENINAS EN EL PRADO El líder libio no ha dejado pasar un solo día de su estancia en España sin espectáculo flamenco, que ayer combinó con una visita al Museo, abierto sólo para él L. A. MADRID. Si algo ha quedado claro durante la visita que Muammar el Gadafi está haciendo a España es que es un gran aficionado no sólo a la caza, sino también al flamenco. La cena con José María Aznar en la noche del sábado se cerró con una sesión de cerca de media hora de un cuadro flamenco. Al día siguiente, tras contemplar Málaga desde el monte de Gibralfaro, asistió junto con una treintena de miembros de su séquito a la actuación de cuatro grupos gitanos flamencos, a los que acompañó con sus palmas. Y para cerrar, la previsión era que anoche asistiera a otro espectáculo, al parecer, a cargo del bailaor y coreógrafo Rafael Amargo, en el Palacio del Pardo, donde se aloja el dirigente libio. En la residencia oficial de los jefes de Estado en visita a España, a Gadafi se le montó el sábado una jaima verde oscura de casi 120 metros cuadrados, con el suelo enmoquetado y amueblada con un sofá y un par de sillones, una mesa de centro y un escritorio. Hay también una estufa, para cuya alimentación se ha enviado un camión cargado de leña. En esa tienda de campaña bedui- na, al igual que hace cuando está en Trípoli, el coronel Gadafi recibe a sus invitados, porque él se alojó en la suite preparada en el interior del Palacio. En la jaima tiene previsto recibir hoy a un grupo de empresarios españoles, en una reunión organizada por las Cámaras de Comercio. En el Palacio, la actividad fue muy intensa a lo largo de toda la jornada para colocar las numerosas maletas del líder libio y su séquito, del que forman parte las famosas amazonas de seguridad, vestidas con traje militar. Una de las peticiones de la delegación libia ha sido la de cestos de fruta tropical para las habitaciones. Leña para calentar la jaima y fruta tropical para las habitaciones, demandas de la delegación libia Después de la recepción oficial que corrió a cargo de Su Majestad el Rey en el Pardo y antes de desplazarse a La Moncloa, Gadafi visitó el Museo del Prado, acompañado de uno de sus hijos. El Museo fue abierto para él, ya que los lunes está cerrado al público. Guiado por el presidente del Patronato, Plácido Arango, y por el director del Museo, Miguel Zugaza, permaneció una hora y media en la pinacoteca visitando las colecciones más famosas y una parte de la reciente ampliación. Gadafi, según supo ABC, se detuvo especialmente en El Jardín de las Delicias de El Bosco, en las Meninas de Velázquez y en las pinturas negras de Goya. Luego se desplazó a La Moncloa en una limusina de color oscuro y con el escudo de Libia en la matrícula. Vestido con un elegante traje negro y uno de sus habituales pañuelos de seda a modo de bufanda, se bajó del coche y saludó con un apretón de manos a Zapatero en las escalerillas del Palacio.