Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC MARTES 18 s 12 s 2007 ESPAÑA 17 Calomarde, en conversaciones con el PSOE Cita del tránsfuga con el responsable de los socialistas valencianos en vísperas de la votación de Presupuestos ÁNGEL COLLADO MADRID. Joaquín Calomarde (Valencia, 1956) es el diputado revelación de la legislatura que termina. En poco más de un año ha sufrido una súbita evolución ideológica y política que le ha llevado desde el Partido Popular a convertirse en el más fiel apoyo del Gobierno de Zapatero. Contribuyó con su escaño de tránsfuga a encarrilar en el Congreso el proyecto de Presupuestos del Ejecutivo, fue decisivo para salvar a la ministra Magdalena Álvarez de la reprobación de la Cámara y se prepara para hacer lo propio esta misma semana con las cuentas del Estado. Y se le ha visto entrevistarse hace cinco días en un hotel cercado al Congreso con el responsable de los socialistas valencianos, Joan Lerma, lo que ha desatado las teorías sobre las cuentas que echa ya sobre su futuro político. El tránsfuga Calomarde, que cuando era diputado del Grupo Popular encabezaba la lista de ausentes habituales en las votaciones, desde que se pasó al Grupo Mixto no se ha perdido una sesión en que la que el Gobierno estuviera en apuros. El PSOE cuenta con su voto el jueves para levantar el veto a los Presupuestos impuesto por el Senado. Con los nacionalistas vascos, los gallegos, Izquierda Unida y el tránsfuga canario Román Rodríguez y Calomarde, los socialistas suman 181 votos, sólo cinco más de los 176 necesarios para evitar una derrota que obligaría a Zapatero a prorrogar las cuentas del presente ejercicio. Lo más grave para el presidente del Gobierno sería terminar la legislatura con un sonoro fracaso. Para las arcas del Estado supondría un gran ahorro evitarse los dispendios millonarios del Ejecutivo en la compra de apoyos, cuantificados en forma de enmiendas. El tránsfuga Rodríguez ha justificado su respaldo en inversiones para Canarias. La generosidad de Zapatero con los nacionalistas, a cuenta del dinero de los ciudadanos, ha sido casi infinita. El PNV ha logrado que los socialistas vascos apoyen los Presupuestos de Ibarretxe- -un año de cómodo control de la Cámara vasca- más financiación extra a través de la ley de devolución del patrimonio incautado a los partidos en la Guerra Civil. El BNG ha conseguido inversiones y competencias para lucirse antes de las elecciones, además de foto de Quintana con Zapatero. La Calomarde, antes habitual ausente en las votaciones, no falta nunca ahora cuando el Gobierno está en apuros gran incógnita de las compensaciones tiene nombre de tránsfuga. Catedrático de instituto, llevaba casi 18 años en el PP, primero en las Cortes de la Comunidad Valenciana, después, desde 2000 como diputado en el Congreso, cuando empezó su evolución política. Zaplanista de primera hora, aunque también tuvo algún escarceo con los campistas por el método fácil de meterse en público con su antiguo jefe y portavoz parlamentario, en esta legislatura acabó por estar mal visto por ambos sectores del PP valenciano. En el Grupo Popular- -Roma no paga traidores- -fue medio relegado, se sintió más centrista que nadie y se apuntó a la tesis del PSOE sobre la excesiva dureza del PP en la oposición. De ahí se pasó al Grupo Mixto y a las conversaciones durante este otoño con un ex tránsfuga, Diego López Garrido- -de IU al Partido Socialista- -para convertirse en un puntal para la mayoría social- nacionalista. Hasta la semana pasada, entre los antiguos compañeros de Calomarde corría la especie de que el Gobierno había prometido al tránsfuga un puesto en algún organismo del ámbito educativo. Pero al comprobar en directo que también se entrevistaba en el hotel Palace, junto al Congreso, con Joan Lerma, portavoz socialista en el Senado y jefe del partido en la Comunidad Valenciana, en medios parlamentarios se ha extendido la versión de que busca ampliar su futuro político en primera línea de la disciplina del PSOE para cuando la tenga que dejar en su actual puesto de emboscado en el Grupo Mixto con el escaño que debe al PP. Calomarde, del centrismo al transfugismo, ya es de hecho un puntal y una seña de identidad del zapaterismo. Muy significativo fue que ayer se reuniera la llamada Comisión de Seguimiento del Pacto Antitransfuguismo en el Ministerio de Administraciones Públicas y ni siquiera abordara el asunto. JAIME GARCÍA CiU y ERC permitirán la reprobación de Álvarez en el Senado al abstenerse M. C. MADRID. Si no hay sorpresas de última hora en la votación, el Pleno del Senado reprobará hoy a la ministra de Fomento, Magdalena Álvarez, por su gestión de la crisis de las infraestructuras de Cataluña. Será con los votos del PP, que es el grupo mayoritario en la Cámara Alta con 123 senadores de un total de 259. Curiosamente, los grupos de CiU, ERC e ICV no votarán a favor de la reprobación de la ministra, como hicieron en el Congreso. Sin duda el hecho de que el autor de la iniciativa sea el PP ha pesado demasiado en el ánimo de los nacionalistas, que se abstendrán. Los 98 senadores del Grupo Socialista no podrán impedir que salga adelante la moción, ni con la suma de los socialistas catalanes, que comparten grupo parlamentario con los independentistas de Esquerra en Entesa, ni con los votos del PNV y el Grupo Mixto. Daniel Sirera, senador por Cataluña, será el encargado de defender la moción del PP. La reprobación de la ministra no tiene resultado práctico alguno: no tiene que dimitir ni nada por el estilo. Pero Álvarez ya no podrá presumir de contar con el respaldo de las Cortes. Al menos del Senado. Los senadores de CiU (6) ERC (4) e ICV- EUiA (2) presentarán una enmienda conjunta a la propuesta de resolución del PP, en la que plantean a los populares que reconozcan el Estatuto de Autonomía catalán como la solución a los problemas de inversión en Cataluña. Ante el previsible rechazo del Grupo Popular, estos grupos anunciaron ayer que se abstendrán. No pierden la ocasión para exigir al PP en la misma propuesta que retire su recurso al Estatuto ante el Tribunal Constitucional Tras haber sido visto con Lerma, se especula sobre cómo se le agradecerán los servicios prestados