Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
8 OPINIÓN MARTES 18 s 12 s 2007 ABC REVISTA DE PRENSA CARTAS AL DIRECTOR Pueden dirigir sus cartas a ABC: Por correo: C Juan Ignacio Luca de Tena 7. 28027 Madrid Por fax: 913 203 356. Por correo electrónico: cartas abc. es ABC se reserva el derecho de extractar o reducir los textos de las cartas cuyas dimensiones sobrepasen el espacio destinado a ellas. Juan Pedro Quiñonero BURLAS, ABORTOS Y MIEDO A marcha sin rumbo conocido de la política española es percibida con burlas, estupor y miedo. Burlas: el Guardian y el Independent, en Londres; el Corriere della Serra, en Milán, informan con sorna sobre el humor involuntario del ministro de Economía y Hacienda Pedro Solbes, repitiendo en forma de chiste popular la anécdota de la propina de un euro tras el pago de dos cafés. Nadie se toma en serio tales comentarios sobre la incomprensión popular del valor del euro. Pero la burla deja un poso de incredulidad y desconfianza. Las declaraciones de Solbes se prestan a risa y chistes en bares y cafeterías ironiza Dale Fuchs en el Guardian. El Corriere compara a Solbes con los personajes de la mitología popular italiana, para divertimento local. Estupor: una publicación de divulgación científica como GèneÉthique titula: El turismo del aborto informando extensamente sobre las clínicas madrileñas y barcelonesas que practicaban el aborto en unas condiciones algo mucho peor que ilegales Le Figaro titula: El escándalo de las clínicas españolas Y describe los sinuosos meandros jurídicos, penales, morales, de una realidad médica que sorprende por su pavorosa irresponsabilidad ética. Le Monde, por su parte, ha estimado que el escándalo de las clínicas españolas ha reabierto el debate sobre las condiciones en que se práctica el aborto en España. Miedo: Die Welt, en Berlín y La Nación, en Buenos Aires subrayan la gravedad de las nuevas amenazas etarras. El matutino alemán relaciona los asesinatos de Capbreton, en Francia, y la bomba de Sestao. Sintomático, subraya, del nuevo rumbo y la extensión de la guerra Silvia Pisani comenta, lacónica, en el diario bonaerense: Los bombazos volvieron de madrugada En Argentina, La Nación y Diario Hoy destacan el viaje de Mariano Rajoy, insistiendo en sus promesas de subir las pensiones de los emigrantes. Por su parte, La Prensa destaca una foto de Rajoy rodeado de señoras disputándose sus parabienes. L El 15 de diciembre se cumplieron trece años desde que Alfonso Morcillo (sargento de la Policía Municipal de San Sebastián y responsable de Seguridad Ciudadana) fuera asesinado a las puertas de nuestra casa. Recuerdo aquella triste y dolorosa mañana, cuando cayendo una fina lluvia sobre su cuerpo herido de muerte pedía a Dios que se salvara. No sabía qué había ocurrido, pero el cuadro era aterrador. Mire al cielo y seguí rogando a Dios que nos permitiera llegar a la vejez juntos, pero no fue Dios, sino tres terroristas, quienes no nos permitieron disfrutar de una existencia mutua, y sobre todo a él, que le arrebataron lo más preciado que tiene un ser humano, la vida Murió horas después, asesinado. Cuando ya tuve constancia de lo que había ocurrido volví a pedirle a Dios que me permitiera vivir a mí hasta ver condenados a sus asesinos. Los tres ya están en la cárcel. Dos con condena firme y otro pendiente de ser juzgado tras su entrega temporal por parte del Estado francés. Hace dos años, un mismo 15 de diciembre, era entregado a España temporalmente García Gaztelu para ser juzgado por los asesinatos de José Luis Caso (del que fue absuelto) Mariano de Juan, Enrique Nieto, Gregorio Ordóñez, Fernando Múgica, y por el secuestro y posterior asesinato de Miguel Ángel Blanco. Incluido mi marido, Alfonso Morcillo, con el que inició su carrera de bautizos de muerte. Por todos estos casos es condenado a más de dos siglos, además de algún otro estrago. Hace un año, este mismo 15 de diciembre, fue devuelto a Francia para terminar de cumplir la pena que tenía impuesta en el país vecino. Pero lo paradójico de la situación es que en vísperas del día 15 de diciembre vuelve de nuevo a España, a petición propia, para cumplir la pena impuesta. La Justicia en la que tanto hemos depositado toda nuestra confianza las víctimas vuelve de nuevo a ser garante para los asesinos de nuestros seres queridos. Él vuelve a casa, más cerca de los suyos, y además por Navidad. Los nuestros nunca volverán, es más: su ausencia nos harán derramar lágrimas porque nunca más volveremos a verlos. Qué país el nuestro. ¡Qué garante de los derechos de los victimarios! Como a cualquier víctima del terrorismo, y por mucho que intentemos evitarlo, la fecha del asesinato de nuestro fa- La garantía de los derechos de los victimarios La indignidad la puso el Gobierno Después de 65 años, este fin de semana nueve familias fueron convocadas en el aeropuerto de Barajas para ver cumplido el sueño de toda una vida y así acabar con la pesadilla de una infinita espera. Pilar iba a encontrarse con su padre, José con su hermano, Luis y Urbano con su tío... Eran nueve soldados que murieron en Rusia en el frente de Leningrado, luchando con la División Azul durante la II Guerra Mundial. Eran los restos de nueve soldados españoles que combatieron bajo bandera española y que dieron su vida por la España que les tocó vivir. En las escuelas rusas se enseña que las naciones pierden su dignidad cuando entran en guerra, y que sólo la recuperan cuando dan enterramiento digno al último soldado. Pero esa enseñanza aún no ha llegado a España. La entrega de los restos se hizo en la nave de una agencia de transporte aéreo, en la terminal de carga del aeropuerto. Las cajas estaban amontonadas junto a centenares de bultos pendientes de reparto. Las familias firmaban un recibí, como quien recoge una cesta de Navidad, y retiraban las cajas. A pesar de tratarse de muertos en combate, no hubo representación oficial, no hubo banderas, ni discursos. Tres funcionarios, uno del Ministerio de Asuntos Exteriores y dos de Defensa, se encargaron de los trámites aduaneros sin poder disimular su bochorno. La dignidad la pusieron los familiares con su silencio y sus emocionadas lágrimas. La indignidad la puso el Estado. Esta es su particular memoria histórica. Fernando Garrido Polonio Secretario de la Asociación Desaparecidos en Rusia miliar, como cada asesinato nuevo, nos hacer recordar y rememorar, si cabe aún más, la ausencia de los nuestros. Es terrible que, además, en estos tres últimos años, sobre el 15 de diciembre, tenga que ver a este individuo en los medios de comunicación con sus idas y venidas. La cara de soberbia, su mirada de odio, su complicidad con su pareja, también terrorista, como hemos visto en algunos juicios. ¡Dios mío! ¿no hay nadie que pueda hacer algo para que permanezca de por vida en la cárcel y no volvamos a verlo más? ¿O es que lo siguiente es que nos enteremos que comparte celda con su pareja? Yo también volveré por Navidad a mi tierra, cerca de Alfonso, pero no lo veré, sólo podré tocar un mármol frío y las lágrimas volverán a caer como aquél 15 de diciembre del 94 tras doce años de ausencia. Mi condena es perpetua y nadie puede redimirme de ella. Caty Romero, viuda de Alfonso Morcillo Víctima de ETA La última guinda del Gobierno Después de casi cuatro años gustando recetas infumables, mentirosas, falsas, incomestibles, el Gobierno de Zapatero ofrece para estas Navidades a los españoles que no se puedan permitir una pularda o un capón, que lo sustituyan por una solución sana, ligera, apetecible y barata comer conejo. Y se quedan tan ancho. El ministro de Sanidad, que de estas cosas sabe mucho, el señor Bernat, preguntado sobre el escándalo de los mataderos donde se perpretan abortos a mansalva, como en una planta procesadora de derivados cárnicos, contestó como receta que: Son cosas de un 5 o un 6 por ciento de personas que quieren ser los inquisidores del resto Hay más a tres meses vista. El vicepresidende del Gobierno y ministro de Economía escoge en esta ocasión el café de cada día: Los españo- les no son conscientes del valor de un euro Claro, con propinas tan elevadas, no es extraño que no lleguen a fin de mes. Como postre, la última guinda del presidente del Gobierno: No haré más leyes educativas en los próximos cuatro años. No son necesarias. Nuestro nivel aducativo actual es semejante al de Dinamarca o Noruega Y así hasta un recetario infesto sin nada aprovechable en casi cuatro años de indigestión. Luis de Ory Cádiz Hoy, de nuevo aparece en la prensa la detención de siete médicos vinculados a la red de clínicas abortivas de Barcelona, aunque yo personalmente no admito el nombre de médico a una persona que comete un crimen, pues el médico se ha preparado y cumplido para curar a los pacientes. El que mata, hoy y siempre, será un criminal. Nada de lo que estamos conociendo tiene sentido social ni moral, cuando existen medios anticonceptivos no abortivos para evitar la fecundación y cuando en España se mantiene una demanda abundante y constante de adopciones. Se trata de seres humanos que se destruyen sin piedad, ante el silencio cómplice de una sociedad insensible que trata de mirar para otro lado en lugar de ver qué ocurre cuando se asesinan y se eliminan a estos niños como basura. Carmen Ramírez Vélez- Málaga No tiene sentido social, ni moral