Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
94 DEPORTES Motociclismo s El mundo del motor habla español LUNES 17 s 12 s 2007 ABC EL MONOPOLIO ESPAÑOL SOBRE LAS MOTOS Jorge Lorenzo Bicampeón del mundo de 250 Sigue los pasos de Pedrosa. Después de conquistar dos títulos del cuarto de litro será la atracción en MotoGP. Compañero de Rossi, reedita el duelo con Dani Marc Coma Ganador del Dakar Acaba de consumar su tercer título mundial consecutivo de rallys. Venció en el Dakar 2006 y es el favorito en la edición que comienza el 5 de enero Toni Bou Campeón mundial de trial Es el sucesor de Tarrés, Cabestany y Raga. A los 21 años ha celebrado su primer título mundial indoor El reto es pujar por el éxito al aire libre Laia Sanz Siete títulos mundiales de trial La niña precoz. Ha soplado 22 velas hace una semana y suma siete cetros mundiales y seis Europeos. Su meta es el octavo título, para superar a Tarrés Iván Cervantes Tres Mundiales de enduro Tiene 25 años y ya es la leyenda del enduro universal. En 2005 y 2006 se proclamó campeón mundial en motos de 250 y este año lo ha conseguido en 500 c. c. España, el imperio de las dos ruedas Ángel Nieto es el culpable de aquí a la eternidad. En 1969 comenzó una carrera que elevó al motociclismo a la popularidad. Hoy, los españoles suponen el 34 por ciento del Mundial, entre patrocinadores, equipos y pilotos. Y sin fabricar motos nacionales POR TOMÁS GONZÁLEZ- MARTÍN MADRID. Crivillé lo afirma desde 1989, cuando ganó el Mundial de 125, con aquella J. J. Cobas tan española: Veíamos a Ángel Nieto por televisión y nuestro sueño era ser como él Fue el anhelo de Álex y de tantos otros pilotos que intentaron emularle. Todos, pilotos, directores, ingenieros, mecánicos y patrocinadores, deben acusar con el dedo al zamorano de Vallecas. Es el pionero de la enorme explosión del motociclismo en España. Nieto empezó a triunfar hace 38 años y abrió otro trazado para un deporte español encasillado en el fútbol. Un camino diferente que antes realizó Santana. Un sendero distinto que después agujereó Ballesteros. Pero la veda abierta por Ángel era mucho más difícil. Demasiado cara. Las motos exigen mucha inversión en tecnología. Comprar máquinas, tener material, repuestos, pagar el combustible y conseguir mecánicos era un mundo desconocido. Ángel abrió muchos ojos. Afortunadamente, los campeones de hoy no tienen que ir personalmente a llamar puertas para encontrar marcas publicitarias que les concedan la posibilidad de continuar triunfando. Nieto sí sabe lo que era eso. Actualmente, los mejores pilotos españoles militan en equipo potentes, con motos oficiales y apoyos económicos muy importantes. Pedrosa (Repsol, Honda oficial) Lorenzo (Fiat, Yamaha oficial) Elías (Alice, Ducati oficial) Bautista, Faubel, Gadea (Aprilias oficiales en el grupo Aspar) Pol Espargaró (Belson, Derbi oficial) y Pablo Nieto (Onde 2000, KTM oficial) son solamente las primeras pruebas del poderío español en el Mundial de velocidad. Primero Ángel y después Tormo, Aspar, Sito Pons y Crivillé, sembraron un asfalto que desembocó en la inmersión total de patrocinadores, equipos y directores en el planeta de las dos ruedas. Un potencial que la empresa Dorna ejemplificó con la adquisición de los derechos del Campeonato del Mundo. Porque todos, empezando por Dorna y finalizando por los directores de los chavales, comprobaron con datos que las carreras de mayor asistencia de público eran las españolas. Porque todos constataron con hechos que las convocatorias para ser seleccionado como piloto se convertían en multitudinarias en nuestro país. Siete mil chavales recibieron Alberto Puig y MoviStar hace unos años. Otros exámenes celebrados por Bancaja y Aprilia en Cheste vivieron una invasión similar. Con estos ingredientes, marcas publicitarias y equipos echaron el resto. El resultado es el imperio español en el motociclismo universal. Si nuestros jinetes suponen el 25 por ciento de la parrilla- -19 de 75 en la lista 2008- su fusión con los sponsors los teams los ingenieros y los mecánicos nacionales signi- Dorna, el ejemplo del potencial Dani Pedrosa aspira a conquistar en 2008 el segundo título mundial de MotoGP para España ABC Rallys, trial y enduro, el dominio pasa del asfalto a la arena, las piedras y el barro Cuando un piloto brilla, Nieto afirma que posee don de moto El motociclismo español debe tener ese don por cuestión de ADN, porque lo extienden a todas las disciplinas. Si Pedrosa, Lorenzo y Bautista enseñan la bandera por los circuitos de asfalto, Marc Coma muestra el número uno por tierra, piedras, montañas y aguas de todo el planeta. Ha consumado su triple título mundial consecutivo de rallys y ahora acude al Dakar con el objetivo de reeditar el éxito de 2006. Iván Cervantes le emula en el enduro. La triple corona le ha convertido en el nuevo ídolo de este deporte. Laia Sanz es el mito femenino en el trial. Subcampeona mundial en 2007, empatada con la campeona, el próximo año repetirá su obsesión: festejar el octavo cetro universal y superar la plusmarca- -siete- -de Tarrés y de Lampkin. Toni Bou acaba de obtener su primer laurel masculino. No habla de alcanzar a Tarrés. Está preparado para ello. Los mejores equipos y motos fican el 34 por ciento de la industria del Campeonato, superando a Italia, que controla el 25 por ciento. España disfruta de patrones como Repsol y el grupo Aspar (Mapfre y Banca- ja) que son un referente en este negocio. Una fuerza centrífuga a la que se añaden jefes deportivos como Amatriaín (Lorenzo, Pol Espagaró, Olivé, Debón, Aleix Espargaró) Puig (Pedrosa) Aspar (Bautista, Faubel, Talmacsi, Gadea, Tutusaus) y D Antín (Elías) que son líderes en la órbita dirigente. Cualquier fichaje realizado por ellos mueve toda la parrilla, que muchas veces tiembla a expensas de sus decisiones. Un poder que aumenta paulatinamente. La inminente entrada de Jorge Martínez Aspar en la categoría MotoGP, de la mano de Suzuki, significará un proyecto empresarial tan ambicioso como el de Repsol. El director de Alzira abarcará las tres cilindradas, una diversificación que Repsol protagoniza desde hace tiempo. Lo más grande de este liderazgo, que se refrenda en títulos, es que España no tiene motos nacionales, fábricas que sí poseen los italianos (Aprilia, Ducati) Nuestros pilotos se ganan a pulso las máquinas oficiales extranjeras. Vencen a lomos de Honda, Yamaha, Ducati, Aprilia, KTM y Derbi. Es el negocio hecho arte.