Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
78 CIENCIA FUTUROsMEDIO AMBIENTE y www. abc. es cienciayfuturo LUNES 17- -12- -2007 ABC El orangután de Sumatra está en peligro crítico de extinción. En la imagen, uno de los cuatro mil ejemplares que habitan en el parque nacional de Gunung Leuser, en Medan Los últimos de Swarma Dwipa En Sumatra, la isla de Oro, sobreviven apenas 6.000 orangutanes, 500 tigres, menos de 300 rinocerontes y unos 2.500 elefantes s Se enfrentan a los efectos de la deforestación y del cambio en el régimen de lluvias TEXTO Y FOTO ARACELI ACOSTA ENVIADA ESPECIAL MEDAN (SUMATRA) En la misma parte del globo, y rayando el ecuador, donde los españoles se resistieron con ahínco y sin resuello a la pérdida de una de nuestras últimas colonias, sin idea alguna de que la guerra ya se había decantado por el otro bando, un grupo de animales se enfrenta en Sumatra- Swarma Dwipa la vieja isla de Oro- -a los embates del devenir. Son los últimos de Sumatra el orangután, el tigre, el elefante y el rinoceronte, cuatro estandartes de la fauna indonesia y mundial, endémicos de la isla. Por ahora, la tala, los incendios, el tráfico ilegal, la presión humana y el cambio climático les tienen en su punto de mira. No se sabe quién ni cuándo apretará el gatillo. Nos dirigimos a su último refugio sobre la Tierra, el parque nacional de Gunung Leuser, en el tercio norte de la isla de Sumatra. Estamos en la estación de lluvias, que aquí se extiende de noviembre a marzo, pero las gotas nos dan una tregua para admirar la jungla en todo su verdor. Y es que como nos cuenta Iskandar, nuestro guía en uno de los ecosistemas naturales con mayor biodiversidad del mundo, la temporada de lluvias está alterada: Los primeros aguaceros se retrasan hasta bien entrado diciembre, y luego en la temporada seca estamos viviendo lluvias torrenciales No es lo único que ha cambiado en este parque nacional, que se extiende por más de un millón de hectáreas, aunque lo que se conoce como el ecosistema Leuser abarca más allá de las fronteras de este espacio protegido, el mayor pulmón verde de Indonesia. No hay una diversidad igual en ningún otro lugar del mundo dice Iskandar. Una hectárea de bosque húmedo contiene unas 300 especies de árboles, mientras Gran Bretaña tiene 35 especies nativas La tala, tanto para la saca de madera como para plantar caucho y también palmeras que produzcan aceite para biocombustibles, ha acabado con el bosque primario, del que sólo quedan pequeños reductos pero sin conexión, explica Arantza Acha técnico de la Unesco en Yakarta. Esta deforestación y el cambio en el régimen de las precipitaciones, explica Iskandar, pueden incrementar el riesgo de incendios, de avalanchas y de inundaciones y disminuir de los recursos de agua dulce. En nuestra visita, los diversos cursos de agua que cruzamos bajan rebosando. Y el último que superamos por un endeble puente de madera nos lleva directamente a nuestro objetivo: el orangután de Sumatra (Pongo abelii) Es una subespecie distinta a la de Borneo (donde quedan unos 50.000 ejemplares pero en un hábitat muy fraccionado) y más amenazada. La Unión Mundial para la Conservación de la Naturaleza la cataloga en peligro crítico de extinción. Ahora la tala ilegal y el cultivo extensivo de palma han tomado el relevo al tráfico ilegal como una de las principales amenazas para su supervivencia. Cada vez es menor el número de individuos capturados, por eso el Centro de Rehabilitación de Orangutanes de Bahorok, creado en 1973 para recuperar orangutanes raptados para el comercio ilegal, es hoy más un hospital de campaña en mitad del bosque para los Una diversidad sin igual