Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC LUNES 17- -12- -2007 El presidente Sarkozy se deja fotografiar de la mano con la cantante Carla Bruni 31 Intento de asesinato de un párroco en Turquía EFE ESTAMBUL. El párroco católico Adriano Francini se encuentra hospitalizado a causa de las puñaladas sufridas ayer, cuando un desconocido intentó asesinarlo en la provincia occidental turca de Izmir. Según fuentes hospitalarias su vida no corre peligro. Franzini no es el primer clérigo cristiano atacado en Turquía. La pasada primavera, tres protestantes, uno de ellos un misionero alemán, fueron degollados en la ciudad de Malatya, en el centro de Anatolia. En febrero de 2006, un párroco católico, también de nacionalidad italiana como el padre Franzini, Andrea Santoro, fue asesinado de un disparo en la localidad norteña de Trabzon. Las tropas británicas entregan el control de Basora a las autoridades iraquíes Todavía permanecerán 4.500 soldados del Reino Unido s El número dos de Al Qaida dice que es una muestra de que los insurgentes están ganando la guerra EMILI J. BLASCO CORRESPONSAL LONDRES. Basora, el centro operacional de las tropas británicas desde la invasión de Irak, pasó ayer a control de las autoridades iraquíes, en lo que marcó un importante paso en la progresiva asunción de las propias responsabilidades en seguridad por parte del Gobierno de Bagdad y en el plan de retirada de las fuerzas del Reino Unido. De momento, todavía 4.500 soldados británicos seguirán en esta parte sur del país, destacados en su mayoría junto al aeropuerto de Basora. Tal como anunció recientemente el primer ministro británico, Gordon Brown, la cifra se reducirá a 2.500 hacia el mes de marzo. Es intención de Londres proceder después a la retirada de más personal, siempre que la mejora de la seguridad en Irak lo permita. El mantenimiento de ese compromiso fue reiterado ayer en Basora por el ministro de Asuntos Exteriores británico, David Miliband. El Reino Unido mantiene su compromiso de amistad con Irak. Nuestra intención es ver que Irak es sacado adelante por iraquíes y para todos los iraquíes indicó. Estas aseveraciones buscan tranquilizar a EE. UU. presentando la retirada de tropas británicas, que también han entregado el control en las provincias de Muthana, Maysan y Dhi Qar, como consecuencia de la mayor paz en el territorio sur del país y no como resultado de un mero deseo de apartar el hombro en la responsabilidad de Irak. Para compensar esa creciente salida de personal militar británico de Irak, Brown ha comprometido mantener el alto nivel de intervención que el Reino Unido lleva a cabo en Afganistán, donde combate en una de las zonas de mayor actividad de los talibanes. El premier británico desea contentar a la opinión pública de su país en relación a Irak, pero al mismo tiempo busca corregir su distanciamiento inicial respecto a la Casa Blanca, y para ello está utilizando Afganistán. Según Miliband, en los últimos meses se han producido una masiva reducción de la actividad insurgente en el sur de Irak, aunque la tranquilidad no ha vuelto a sus ciudadanos debido al alto índice de criminalidad común que se ha extendido. Irak sigue siendo un lugar aún muy violento, no estamos entregando un país de leche y miel, pero nuestras tropas van a mantener su capacidad de intervenir donde se produzca un ataque contra el orden declaró el titular del Foreign Office. En este sentido, Mowaffak Al Rubaie, consejero nacional de seguridad de Irak, recordó que las unidades británicas, además de centrarse en el adiestramiento de la Policía y el Ejército iraquíes, podrán ayudar en operaciones para las que sean reclamadas. Mowaffak anunció ayer que unos 17.000 prisioneros, de los 26.000 internados en centros penitenciarios bajo mando de la coalición internacional, podrán quedar en libertad en los próximos meses. En el acto de traspaso de poder, el general británico Graham Binns, que comandó la entrada de las tropas en la ciudad en 2003, declaró que en su día llegó a Basora para librarla de sus enemigos y ahora formalmente se entrega de nuevo a sus amigos En virtud del acuerdo para el traspaso del control de la seguridad, las tropas británicas trasladarán sus fuerzas en la ciudad de Basora, a 550 kilómetros al sur de Bagdad, a una base aérea cerca del aeropuerto de la capital, poniendo fin a más de cuatro años y medio de presencia en la provincia. En un comunicado difundido por internet, el número dos de Al Qaida, Al Zawahiri, afirmó ayer que la retirada de Basora muestra que los insurgentes están ganando la guerra Los informes de Irak indican el poder creciente de los muyaidines y el deterioro de las fuerzas americanas aseguró Al Zawahiri en un vídeo. Y la decisión de los británicos de escapar- -añadió- -es suficiente prueba de esto Compromiso nes de la parte kurda como propaganda y opinaron que esa reacción del PKK indica que la organización terrorista ya no es capaz de responder a ataques fuertes del ejército Los campos del PKK de Zap, Havasin y Haftanin que habrían sido bombardeados ayer se encuentran a 15 kilómetros de la frontera iraquí, mientras que las montañas Kandil se hallan a más de 100 kilómetros de la frontera turco- iraquí, en el límite con Irán. Según Hürriyet la operación comenzó tras determinarse la posición del cuartel general del PKK mediante escuchas telefónicas y de las comunicaciones de radio del líder de los rebeldes, Murat Karayilan, y del jefe del operativo militar de la banda, Behoz Erdal. El rotativo afirma que uno de los dirigentes del PKK murió, que el grupo sufrió numerosas bajas y que sus comunicaciones por internet, así como ocho baterías antiaéreas fueron destruidas. Tras la muerte de 13 soldados y la captura de otros ocho en un ataque del PKK el pasado 21 de octubre, la opinión pública turca y los partidos presionaron al Gobierno para que autorizara una incursión militar en el país vecino. 17.000 prisioneros, de los 26.000 bajo mando de la coalición internacional, podrán quedar en libertad en los próximos meses Adiestramiento ABC. es Especial sobre el conflicto iraquí en abc. es internacional El gobernador de Basora, Mohammed al- Waili (a la izquierda) saluda al general iraquí Mohan al- Fraiji AFP