Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC LUNES 17- -12- -2007 PROFESIONES www. abc. es profesiones 27 La actualización salarial del turno de oficio se podría hacer con arreglo al IPC Antonio Hernández- Gil s Decano del Ilustrísimo Colegio de Abogados de Madrid El flamante sucesor de Luis Martí Mingarro en el ICAM afirma que su mayor reto es conseguir una mayor vinculación y compromiso de los propios colegiados en el día a día de la organización POR CARLOTA FOMINAYA FOTO IGNACIO GIL MADRID. Tras una singular campaña y unos resultados electorales muy reñidos, con una diferencia de tan sólo 340 votos respecto al candidato rival más directo, Antonio Hernández- Gil es, desde el pasado viernes, el nuevo decano del Ilustrísimo Colegio de Abogados de Madrid (ICAM) Hijo del que fuera presidente de las Cortes, del Poder Judicial y del Consejo de Estado, HernándezGil es catedrático de Derecho Civil y abogado independiente- -así lo remarca durante la conversación- especializado en Derecho Civil y Mercantil. o corremos el riesgo de quedarnos inútiles. Aunque subsistamos. -La participación total en la votación del viernes fue del 10,53 Aunque ha triplicado el porcentaje de las anteriores elecciones, todavía se puede considerar escasa. En el Palacio de Congresos había muchos que declaraban que era la primera vez que se acercaban a estas urnas. ¡Se ha dicho de todo! (risas) Pero porque haya un miembro, además estupendo, representante de los grandes despachos entre catorce... Si yo hubiera querido hacer una candidatura plural no hubiera estado completa sin alguien de un gran despacho. La composición es capaz de mantener posiciones constructivas e integradoras, desde posiciones diversas. Y no hay en absoluto continuismo. El continuismo habría que significarlo, si acaso, con que conectamos con la actual Junta de Gobierno. Los catorce miembros de la candidatura hemos hecho lo que hemos podido, en cuestión de hacer llegar nuestro mensaje. -Se ha dicho que su candidatura era de carácter continuista, tradicional, la de los grandes despachos... o de Garrigues en particular, ¡incluso socialista! ¿Cuándo empieza a ser operativa la nueva Junta rectora? -El día 27 de diciembre tenemos una Junta de Presupuestos, que no hemos convocado, en la que se discutirán unos presupuestos que tampoco hemos formulado. Pero tenemos necesariamente que tomar posesión antes de esa fecha, presidir esa Junta y además tomar una posición. Será nuestro primer examen. -Es cierto que podría haber sido mucho mejor, pero comparándola con las otras convocatorias, estamos satisfechos. Lo que queremos es que a partir de este nivel el compromiso o la vinculación de los colegiados con el ICAM sea mucho mayor. Es fundamental. Pero esto depende de que consigamos hacer el Colegio atractivo y próximo a ellos. Hernández- Gil, catedrático de Derecho Civil y abogado independiente, posando ayer en su despacho -En lo que sí coincidían todos los candidatos al Decanato es en el incremento salarial del Turno de Oficio. pensar en establecer un convenio con una firma de abogados, por ejemplo, que organizase el servicio y a lo mejor lo prestasen. También cabe el extremo opuesto. Que la propia administración pública creara una especie de funcionariado que se dedicara a prestar directamente el servicio de turno de oficio. Nosotros pensamos que hay que mantener el modelo que tenemos, que es el de la intervención del Colegio de Abogados en la organización y gestión de estos servicios. Porque es la única manera de garantizar la libertad y la independencia de los letrados que llevan a cabo esa prestación profesional. Asimismo es la única forma de que este servicio se haga bajo el control deontológico de la institución. Vamos a luchar todo lo que haga falta para mantener el sistema. No hay riesgo de que esto suceda. Nos parecería algo incompatible con la esencia de la abogacía, que es la libertad. -Uno de los debates que ha centrado esta campaña ha sido el de la rebaja de las cuotas- -propuesta por su rival más directo en las elecciones, Javier Cremades- en el que ustedes no han querido entrar. Es más prioritaria la mejora de las prestaciones y los servicios que la rebaja de las cuotas -Porque todos estos años me han servido para tener una idea de cómo creo yo que debe ser el Colegio. Además, estamos en un momento absolutamente clave. La profesión está sujeta a un profundísimo proceso de transformación, y creo que los colegios de abogados deben ponerse al frente como referente. Es nuestro mayor reto -Después de llevar tantos años en la Junta del ICAM, ¿por qué ha decidido presentarse ahora? -No, no hemos querido entrar entre otras cosas porque cuando esta campaña se inició ni siquiera teníamos el proyecto de presupuesto que ahora hay para el año que viene. Además, lo que no teníamos entonces y seguimos sin tener ahora son los datos o las estimaciones de cierre del ejercicio 2007. Tenemos que tomar contacto con el Colegio para afinar nuestra posición. Ahora, lo que sí que hemos dicho es que desde nuestro modelo de Colegio, institucional y solidario, es más prioritaria sin duda la mejora de las prestaciones y los servicios que la rebaja de las cuotas. ¿Y en un futuro próximo? -Nuestra idea es que ese perfeccionamiento de las prestaciones no represente un impacto significativo en las cuotas. Más allá de esto, no le puedo precisar. Somos conscientes de que la economía de los abogados en general es una economía ajustada, y no vamos a proponer un cambio significativo en los pagos. Vamos a intentar que esos cambios en las prestaciones y servicios se hagan como contrapartida de una buena administración y de una política de contención del gasto. ¿Qué opina de la posible privatización de este servicio público, oída también durante la campaña? -Los baremos actuales de la Comunidad de Madrid son, entre otras cosas, antiguos (datan de 2003) Insisto ahora en que, además de incrementarse, en el presente habría que buscar mecanismos de actualización que sean prácticamente automáticos para que año tras año haya un incremento. Porque si no, se va produciendo un desfase, se cronifica el desgaste y la Junta tiene que estar continuamente negociando algo que, en lo que se refiere a su actualización, podría ser con arreglo al IPC. No digo que tenga que ser así, pero que podría ser así. -La administración podría hacerlo, pero antes habría que modificar la Ley, porque sin modificar la Ley no se podría