Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC LUNES 17- -12- -2007 CiU pide en el Congreso explicaciones al Gobierno por los abortos ilegales 11 Zapatero ignora el atentado durante un acto del PSOE El presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, evitó ayer pronunciarse sobre el atentado de ETA contra el Juzgado de Paz de Sestao (Vizcaya) en el único acto que protagonizó: una conferencia sobre educación y cultura a mediodía en la sede socialista de la madrileña calle Ferraz. A diferencia de lo ocurrido el uno de diciembre, cuando ETA asesinó a dos guardias civiles en Capbretón (Francia) en esta ocasión Zapatero ha evitado mencionar una explosión que sólo ha provocado daños materiales. El 10 de octubre pasado el jefe del Ejecutivo sí condenó el atentado contra el escolta Gabriel Ginés en Bilbao. Zapatero, explican fuentes próximas al Ejecutivo, no suele realizar condenas explícitas de un hecho terrorista si este comporta sólo daños materiales. Suele dejar la condena al delegado del Gobierno, como ha sido en esta ocasión. Paulino Luesma, así como el PSE, PP y resto de fuerzas políticas vascas, han condenado la acción. De las palabras a los hechos Otra vez el miedo; otra vez el ruido seco de la bomba; otras vez los destrozos... ETA sólo ha tardado unas horas en pasar de la amenaza al atentado Charo Zarzalejos siguiente de que la banda hiciera público un comunicado en el que reivindicaba, entre otros hechos criminales, el asesinato de los dos guardias civiles en Francia. Los etarras anunciaban que seguirán actuando contra todas las fuerzas y aparatos represivos sea en el lugar que sea ABC. es Más información del atentado de Sestao en www. abc. es MADRID. La historia demuestra que en el caso de ETA, la distancia entre las palabras y los hechos es mínima y que los hechos superan en ocasiones a las palabras. El último comunicado ponía sobre el papel las pretensiones de la organización terrorista pero mientras llega el momento de asesinar- ¡ojalá no lo consigan! -ocupan el tiempo en poner bombas. La que explotó en la madrugada de ayer en Sestao es más que un acto de kale borroka Es un atentado en toda regla que las autoridades vascas se temen pueda ser el inicio de la cadena. Es verdad que la Policía ha demostrado, desde hace muchos años, mucha eficacia y es verdad que los servicios de seguridad cada vez saben más de ETA, pero como señala un experto del Departamento dirigido por Javier Balza sabemos que sabemos mucho, pero desconocemos lo que ignoramos, que también puede ser mucho Y ahí está el problema, por ese inevitable agujero de la imposibilidad de la seguridad La explosión destrozó la entrada de los juzgados de Sestao absoluta o del riesgo cero, se cuela ETA que si siempre ha sido cruel, le ha gustado serlo de manera especial cuando ha roto las oportunidades que la democracia le ha brindado para un final. El atentado de Sestao no ha sido cualquier cosa. Los daños materiales han sido muy importantes. Las gentes que cenaban huyeron corriendo de los restaurantes y la pesadilla tantas veces vivida se repitió en toda su crudeza. Con el mismo humo de siempre y con ese ruido tan especial que sólo producen las bombas. Los tres individuos que colocaron el artefacto han tenido en donde esconderse, en donde preparar el explosivo, y alguien les ha facilitado el material para fabricarlo. Es decir, no están solos. Forman parte de una red de un colectivo humano que se confunde con el paisaje de manera que ayer mismo los que colocaron la TELEPRESS Tres individuos La de la madrugada de ayer en Sestao es más que un acto de kale borroka Es un atentado en toda regla bomba muy bien podrían estar tomando vinos en cualquier bar del propio Sestao, después de saludar con cordialidad a la vecina de toda la vida. De ANV nada hay que esperar. No habrá una palabra de condena. Dirán que es el conflicto y lo malo es que muchos que no ponen bombas dicen que sí, que hay un conflicto ETA está al acecho. Dispuesta a hacer daño pero a la Policía no se le pueden pedir milagros. A ETA la Policía le tiene que perseguir y detener, a los jueces juzgar y a los demás deslegitimarla de manera absoluta, es decir en sus métodos, por supuesto, y en sus fines por mucho que muchos hablen de conflicto