Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
Domingo 16 de Diciembre de 2007 Editado por Diario ABC, S. L. Juan Ignacio Luca de Tena 7. 28027 Madrid. Teléfono: 913399000. Publicidad: 902334556. Suscripciones: 901334554. Atención al cliente: 902334555 Diario ABC, S. L. Madrid 2007. Prohibida la reproducción total o parcial sin el permiso previo y expreso de la sociedad editora. Número 33.604. Depósito Legal: M- 13- 58. Apartado de Correos 43, Madrid Precios de ABC en el extranjero. Alemania: 3,20 Bélgica: 3,00 Estados Unidos: 3,50 USD. Francia: 3,05 Irlanda: 3,00 Italia: 2,80 Holanda: 3,00 Portugal: 2,45 Reino Unido: 1,80 LE. Suiza: 5.40 CHF. Marruecos. 30 Dh. Irene Lozano CONTRA LA HUMANIDAD L Hassan Askari junto a su salvador, el musulmán Walter Adler ABC El milagro navideño de Alá El estudiante musulmán Walter Adler, de 23 años, que defendió a unos jóvenes judíos en el metro de Nueva York de un supuesto ataque antisemita se ha convertido en un héroe para la prensa local POR ANNA GRAU ue un musulmán plante cara defendiendo a unos judíos de un ataque en el metro de Nueva York es algo tan hermoso que toda la ciudad, al enterarse, se ha vuelto a enamorar de sí misma. El 7 de diciembre Walter Adler, de 23 años, su novia María Persheva, de 20, y dos amigas cogieron el metro hacia Brooklyn. Alguien en el vagón les saludó con un Feliz Navidad Ellos respondieron con un Feliz Chanukah aludiendo a la fiesta de las luces judía que también se celebra en diciembre. Walter Adler no lleva sombrero ni bucles, Persheva es una espectacular belleza pelirroja, evidentemente orgullosa de que esa mata de pelo le pertenezca. Pero su Feliz Chanukah sacó de quicio a un grupo de diez chicos y chicas. ¿Feliz Chanukah? ¿No fue entonces cuando los judíos mataron a Cristo? les interpeló uno. Después de esta barbaridad teológica, empezaron a llover mamporros. Y en éstas Superman se abrió la camisa. Si quieren hacer una película sobre él no les valdrá un mazas gringo de superpálidos ojos azules. Necesitarán a un morenito canijo (de 1,70 cm y 60 kilos) de grandes y resplandecientes ojos negros. Uno de ellos algo amoratado después de ponerse en medio de los asustados judíos y la horda descerebrada que les atacaba. Hassan Askari tiene 20 años, estudia Económicas y es camarero en dos restaurantes. Nació en Nueva York y se crió en Bangladesh, de donde es su familia. Ellos le inculcaron la práctica del islam pero en serio, es decir, partiendo de la base de que Alá no ama a los descerebrados ni a los que miran hacia otro lado cuando los descerebrados golpean. O sea, que se levantó y empezó a parar golpes. Eso permitió a Adler llamar a la Policía. Que un musulmán se arriesgue así para ayudarnos, eso sí que es un milagro proclamaba, abrazándose a su salvador y nuevo amigo. Nueva York es feliz cuando pasan estas cosas, que casi parecen salidas de un vídeo promocional de la ciudad después de los ataques del 11- S. ¿Y si se descubre algún día que todo fue un montaje, como el famoso beso de Robert Doisneau? Algunos desconfían de ciertas poses cinematográficas de la pareja agredida, y no deja de llamar la atención la coincidencia entre el nombre del héroe, Hassan Askari, con el de un histórico intelectual indio, traductor de Lenin y de Gorki. Pero estas coincidencias se dan bastante en el mundo musulmán. Así como estos milagros, si no se dieran en la ciudad de Nueva York, habría que inventarlos. Q a asfixia simulada (waterboarding) es una forma de tortura que se practica de esta forma: se tumba al detenido sobre una tabla de madera ligeramente inclinada, de manera que los pies queden más altos que la cabeza. Se le esposa y se ata su cuerpo a la tabla con cuerdas. Se cubren sus ojos con un antifaz y se introduce una toalla en su boca hasta que le alcanza la garganta. A continuación se vierte agua sobre su rostro. El agua le entra por la nariz, al tiempo que va empapando la toalla. La sensación de ahogo es absoluta. Se bordea la muerte por asfixia. El Congreso de Estados Unidos acaba de aprobar una ley para prohibir a la CIA ciertas tácticas de interrogatorio, entre ellas, la asfixia simulada. EEUU es firmante de la Convención contra la Tortura, que también castiga los tratos crueles, inhumanos o degradantes. Se prohíbe lo que ya está prohibido porque se está practicando. Pero Bush vetará la nueva ley y volverá a decir que su país no tortura, sólo aplica técnicas mejoradas de interrogatorio El senador republicano John McCain ha afirmado que la asfixia simulada es tortura. Sabe de qué habla: el fue torturado en Vietnam. La ley estadounidense define como tortura una acción encaminada a infligir sufrimiento o un severo daño físico o psíquico a la víctima. Por ejemplo, ponerla al borde de la muerte por asfixia. Si hace diez años me hubieran dicho que iba a tener que explicar en qué consiste la tortura, qué es la crueldad o el trato inhumano, no lo hubiera creído. Nunca hubiera imaginado tener que recordar que la tortura es un crimen contra la humanidad. Es decir, que cuando alguien tortura a una sola persona está agrediendo a la humanidad entera.