Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC DOMINGO 16- -12- -2007 La cantante y actriz Vanessa Paradis, caballero de las artes francesas 113 La (a) dorada Paris vende vino en lata Para ser imagen de un espumoso, la heredera que no para ha posado desnuda y pintada de color oro ROSA BELMONTE MADRID. Los grupos pro derechos animales protestaron por los borregos que Madonna había pintado para unas fotos en Vogue Nadie protesta porque hayan pintado a Paris Hilton. Y tampoco porque pose desnuda y a cuatro patas en el desierto de Mojave. Ya lo dijo Ron Galella, el famoso paparazzo de Jackie Kennedy: Paris Hilton es un fenómeno y los fotógrafos la adoran por la infinita variedad de sus posturitas. Aunque es cierto que en este caso se trata de un anuncio. Y también que lo de hacer de chica dorada es viejo. Ya Marlene Dietrich se embadurnó las piernas con cuatro capas de pintura dorada para la danza exótica de El príncipe mendigo Pasada una hora empezó a ponerse malísima y a sentir un frío espantoso (la pintura le había taponado los poros) Y no nos olvidamos de Shirley Eaton, la Jill Masterton de Goldfinger Ni de la rubia del spot de Dior. Ni de la modelo del último desfile de Andrés Sardá. O sea, nada nuevo bajo el sol de Mojave. Pero Paris (el último icono antifeminista en un mundo posfeminista, según Naomi Wolf) tiene la habilidad de convertir en oro mediático cualquiera de sus parishiltadas ya se le haya perdido el perro o el móvil, ya tenga entre manos un reality con vacas, un libro, un cedé, un perfume, una joya, un vino en lata, un vídeo porno o unos días en el trullo por conducir borracha. Ergo, ¿quién mejor para convertirse en imagen de una bebida alcohólica? Del Rich Prosecco, un vino blanco espumoso en lata. Una presentación que tampoco es nueva. Quizá el más cool sea el Sofia Blanc de Blancs, el vino blanco de aguja de Sofía Coppola (de los viñedos californianos de papá Francis) que se acompaña de una pajita y que ha triunfado en sitios donde habitualmente no se bebe vino. Por ejemplo, en bares de copas y discotecas y, por tanto, entre gente (los jóvenes) que no suele beber vino. Puede que Paris invite a los jóvenes a beber pero el 20 por ciento de sus ganancias las va a donar a organizaciones benéficas. Quizá a la AMMGEPP (a mí me gusta el pipiripí pipí) La muchacha dorada luce así de sofisticada y glamourosa para anunciar un vino enlatado ENFOQUE Carmen Chacón y Miguel Barroso, boda por lo civil en Esplugas de Llobregat MADRID. Como si de una pareja escondiendo exclusiva se tratara, la ministra de Vivienda, Carmen Chacón, y Miguel Barroso, ex secretario de Estado de Comunicación, se casaron el viernes- -un día antes de lo que se había publicado- -en el Ayuntamiento de Esplugas de Llobregat (Barcelona) en una ceremonia civil de apenas 15 minutos oficiada por la alcaldesa de la localidad, la socialista Pilar Díaz. De nada sirvieron las guardias que los paparazzi han hecho estos últimos días frente al domicilio de Chacón: la popular pareja ha dejado claro que el que no quiere no sale en la foto, como así ha resultado al final. A las ocho de la tarde, la ministra daba el sí, quiero vestida con un modelo de la diseñadora catalana Rosa Clarà y, concluida la ceremonia, un reducido grupo de invitados acompañaron al flamante matrimonio en su banquete nupcial. No obstante, y a pesar del secretismo con el que se han llevado los planes de boda, nada se dejó al azar. La ministra ha querido que su matrimonio se celebrara en el Ayuntamiento de Esplugas por el significado tan especial que tiene para ella. En ese Consistorio, en 1999, Chacón comenzaba su carrera política con tan sólo 28 años; allí ejerció como concejala y teniente de alcalde de la localidad. Parece ser que la luna de miel tendrá que esperar, y que la ministra se dejará ver- -su primera aparición como casada- -hoy en la Fira de Barcelona, donde el PSC la nombrará candidata a las generales. La pareja, en la capilla ardiente de Gabriel Cisneros FRANCISCO SECO