Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC DOMINGO 16 s 12 s 2007 CULTURAyESPECTÁCULOS 99 ZARZUELA La bruja Intérpretes: Nancy Fabiola Herrera, Susana Cordón, José Bros, Julio Morales, Coro del Teatro de la Zarzuela, Orquesta de la Comunidad de Madrid. Director de escena: Luis Olmos. Director: musical: J. M. Pérez- Sierra. Lugar: Teatro de la Zarzuela El embrujo del canto ALBERTO GONZÁLEZ LAPUENTE Se mire por donde se mire, el misterio es cantar bien. Lo sabe todo el mundo. Incluido el Teatro de la Zarzuela, que tantas veces ha alimentado al espectador con pan y agua. Pero ahora vuelve La bruja la que compuso Ruperto Chapí, a la que dio forma con aligerada versión escénica Luis Olmos, la que el propio teatro estrenó en el año 2002 y, de pronto, se olvidan viejos sinsabores. Simplemente, porque sobre el escenario hay quien canta. Qué curioso. Y no importa que Chapí escribiera una obra grande en 1887, es decir, en una época que dominaba ya por el teatro pequeño, nadie se fija en las muchas ideas brillantes de la partitura y en otras más vulgares, hasta queda de lado el torpe desenlace del libreto de Ramos Carrión, o si se ponen en música ripios por doquier. Sin olvidar detalles más inmediatos: ya sea la acartonada puesta en escena, el abigarramiento en el escenario y ciertos movimientos insustanciales. Frente a todo ello, se ha aplaudido mucho. Más que en cualquiera de los aclamados estrenos de la Zarzuela. La culpa la tiene, en el primer reparto, un cuarteto de protagonistas que en su concertante del primer acto vienen a unir con exquisita compenetración mucho de lo bueno que desarrollan a solo. Nancy Fabiola Herrera venciendo con elegancia la doble personalidad de una Bruja que es más comprometida de lo que aparenta. Susana Cordón porque ahora tiene más robustez en la emocionante vibración de una voz que siempre se mueve con gusto, óigase el Romance morisco Julio Morales, también más hecho, claro y limpio de emisión, hasta poder darle a José Bros una estupenda réplica en el Racconto Y este último porque recupera viejas verdades y rompe modernos tópicos. Demuestra que se puede decir bonito y hacerse entender, entregarse con seguridad, voz solvente y estilo. Seriamente. Tanto como pueda hacerlo el director José Miguel Pérez Sierra, para quien algunos mínimos desajustes con el escenario no empañan una realización cuidada, equilibrada y de gran sonido. Zarzuela para oír. TOROS La cubierta de Illumbe se inauguró hace una década ABC Los Chopera, condenados a pagar 6,1 millones a la Warner La sentencia aboca a un incierto futuro a la plaza multiusos de San Sebastián ANA VOZMEDIANO SAN SEBASTIÁN. El Juzgado de Primera Instancia número 1 de San Sebastián ha condenado a la sociedad Nuevo Desarrollo de Anoeta (NDA) gestora del complejo de ocio de Illumbe (cuyo núcleo es la plaza de toros) a pagar una indemnización de 6,1 millones de euros a la empresa de cines Warner Lusomundo. La sentencia aboca a un incierto futuro al moderno coso multiusos, inaugurado hace diez años, porque además quedan pendientes otras demandas de idéntico planteamiento. Se trata del primer fallo judicial que se produce sobre los contenciosos entre Nuevo Desarrollo, vinculado a la familia Chopera (encabezada por los hermanos Óscar y Pablo Martínez Labiano) y cuatro empresas que se ubicaron en Illumbe cuando se abrió el complejo de ocio: la Warner, el restaurante La Tinaja y los pubs Irish y Mister White. Todos cerraron sus puertas en 2006 y demandaron a la empresa un montante total de 18 millones de euros al considerar que las sentencias contrarias a la concesión municipal del complejo a NDA justificaban los cierres de sus negocios. Tanto las demandas interpuestas por los concejales de HB del momento como por la empresa Sade, propietaria de los cines de San Sebastián, habían sido estimadas y falladas a favor de los demandantes, aunque se había declarado que las sentencias eran inejecutables Los contratos firmados con Nuevo Desarrollo de Anoeta, según argumentaron a la hora de presentar las demandas, contaban con una cláusula en la que se contemplaba la posibilidad del cierre de los negocios en el caso de que existieran causas justificadas, como una sentencia judicial contraria a la concesión municipal. A cambio, y además de abandonar los locales que ocupaban, deberían recibir en concepto de indemnización una cantidad equivalente a la inversión inicial y a dos meses de alquiler por año que quedara de contrato, cuatro en el caso de la Warner que, además, firmó por veinte años. La cantidad reclamada por esta empresa fue de 6,1 millones, la misma que los jueces dictaminan que puede recibir. Esta primera sentencia, que tiene un largo camino de posibles recursos, da por bueno que la Warner tenía derecho a resolver de forma anticipada el contrato de arrendamiento dado que había sentencias contrarias a la concesión municipal a los Chopera. En sus fundamentos de derecho, el fallo judicial considera que es clave saber si la situación permitía el cierre a la Warner y reclamar las indemnizaciones. La defensa de Nuevo Desarrollo considera que no puede aplicarse, ya que no incumplió las condiciones del contrato de alquiler con la empresa cinematográfica. Otro argumento de NDA es que, a pesar de las sentencias contrarias iniciales, posteriormente se produjo el fallo de inejecución y una legalización de facto de la concesión mediante la modificación del Plan General acordada por el Ayuntamiento de San Sebastián y ratificada por la Diputación de Guipúzcoa en 2006. La sentencia del Juzgado de Primera Instancia es clara: ninguna de estas cuestiones es relevante ni tiene ninguna virtualidad práctica a favor de NDA, pues en todo caso la declaración de nulidad no puede dejar de producir los efectos legales y judicialmente previstos desde el inicio del contrato e, incluso, antes Los jueces creen quelas sentencias contrarias no permitían garantizar que el Ayuntamiento no sería obligado a convocar un nuevo concurso público para la gestión del complejo de Illumbe. CLÁSICA XVIII Premio Jóvenes Compositores Obras de R. López Corrales, H. Luaces Feito, E. Palet Mir, N. Núñez Hierro. Lugar: Auditorio 400. Centro Reina Sofía. Madrid Nuria Núñez, premiada ANDRÉS IBÁÑEZ Xavier Montsalvatge Usted dirá que eso no tiene importancia, pero siempre me sorprende lo mal que visten los compositores contemporáneos en sus estrenos. Salen a saludar con un jersey de rayas, con un anorak rojo. Concierto final del XVIII Premio Jóvenes Compositores de la Fundación Autor. El Taller Sonoro dirigido por Guillermo Martínez interpreta las cuatro obras, que tienen todas entre 7 y 15 minutos de duración (así reza en las bases del premio) Leemos con interés las notas al programa escritas por los propios autores. Por si usted no se había dado cuenta, todas las butacas del Auditorio 400 del Reina Sofía disponen de una pequeña mesita con una diminuta linterna serpentina gracias a la cual uno puede leer lo que quiera. Y sorprende, a veces, la distancia entre lo que el artista pretende y lo que realmente logra. Porque La belleza de lo efímero de Roberto López Corrales, por ejemplo, nos pareció una obra muy densamente trabada, un hermoso y fascinante continuum ondulante, mientras que Sombras azules sobre lienzo rojo una obra compuesta según su autora, Nuria Núñez Hierro, mediante una serie de bloques nos sonaba a nosotros como una música huidiza, inaprehensible, puro sfumato. Esteve Palet Mir se limita a describir objetivamente su obra, menos interesada en la tímbrica y escrita en un lenguaje más convencional, mientras que Hermes Luaces Feito une, por una vez, intenciones con resultados cuando afirma que no pretende en su obra Música para ocho cuerdas ni crear una narración causal que nos lleve de un punto a otro del tiempo, ni tampoco abandonarse a un éxtasis hedonista Tras una larga pausa, se entregan los premios, en forma de estatuilla de clave de Sol. Primer Premio (6.000 Eurípides, que menos da una piedra) para Nuria Núñez Hierro que, esta vez sí, iba perfectamente vestida para la ocasión. Largo camino de recursos