Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC DOMINGO 16- -12- -2007 En portada s El iPhone obliga a las operadoras de móvil a cambiar de estrategia ECONOMÍAyNEGOCIOS 45 Fernando González Urbaneja ALTA VELOCIDAD Y CONVERGENCIA uando parecía que el ferrocarril era materia del siglo anterior llega la alta velocidad y la fiabilidad de las cercanías, que convierten el tren en el transporte del futuro. Cercanías para moverse en los núcleos metropolitanos y la alta velocidad para conectar núcleos de población separados por no más de mil kilómetros de distancia. Esta medida en tiempo más que en km, y valorada en función de comodidad y accesibilidad. Pero no está en el tren, ni en el avión, ni en los automóviles el icono de la modernidad, que no va de átomos, sino de bips, de digitalización y telecomunicaciones. Los grandes inventos de los De momento sigue en vigor la ley de Moore: cada 18 meses se doblan las capacidades y hay que cambiar de producto y aprender nuevas utilidades. Agotador C últimos cien años necesitaron para una implantación masiva, para que accedieran a ellos hasta la mitad de la población del mundo, entre 40 y 80 años. La electricidad, el automóvil, el teléfono, la radio, la tele llevaron varias décadas para llegar a amplios porcentajes de la población con una implantación masiva en los países más desarrollados. Ese ritmo se ha modificado sustancialmente hoy día, a caballo entre dos siglos. En los años 80 se produjo la comercialización del ordenador personal, y en los 90 la de la telefonía móvil y de internet. La implantación de estas nuevas tecnologías ha necesitado mucho me- nos de dos décadas para un uso generalizado entre la población. La telefonía móvil cuenta ya con 3.000 millones de usuarios que disfrutan de un aparato. No hay instrumento o producto tan extendido, ni siquiera el automóvil, el televisor o el contrato de suministro de electricidad. La cuestión ahora radica en la convergencia de móvil, internet y televisión, canales complementarios y suplementarios para el ocio, el trabajo y la interactividad. Y al servicio de esa convergencia aparecen productos novedosos que integran esas utilidades, con énfasis mayor o menor unos u otros aspectos. Más rapidez en las conexiones, mejor resolución en las pantallas, uso más sencillo y eficaz del teclado... ése es el reto de los nuevos inventores, de los tecnólogos aplicados, que preparan aparatos adecuados para una implanta- ción masiva y acelerada. He podido ver uno de esos nuevos iPhone con los que Apple quiere reinventar la compañía y de los que se han vendido un millón de aparatos a lo largo del año. Envidio la resolución de su pantalla, y la aparente facilidad de su manejo, pero tengo dudas de que alcance las prestaciones que hoy me concede la BlackBerry en la que escribo este artículo y por la que lo enviaré al periódico. De la competencia entre los productos que permiten la convergencia de tecnologías, sospecho que pueden surgir oportunidades para los clientes y cierta confusión ante la incertidumbre de cual será más útil y cómodo. De momento sigue en vigor la ley de Moore, cada 18 meses se doblan las capacidades y hay que cambiar de producto y aprender nuevas utilidades. Agotador. ñías afrontan una dura competencia. El mayor grupo de telecomunicaciones europeo no quiso hacer previsiones de ventas ni dijo cuántos teléfonos tenía en existencias. En el país teutón, la combinación de teléfono, navegador de internet y reproductor de medios cuesta 399 euros (584 dólares) Los clientes deben firmar un acuerdo de permanencia de dos años con T- Mobile con cuotas mensuales de entre 49 y 89 euros. Sin duda la tendencia en España será la misma que en el resto de Europ asegura Xavier Oliver, profesor del IESE. En España somos prácticamente los únicos que mantenemos el antiguo modelo de negocio, el de si te das de alta te regalo el teléfono móvil, te doy puntos y etcétera, pero pagas unas tarifas altas añade. En su conjunto, en el sector hay preocupación por el escaso margen de los beneficios, que sigue decreciendo. La propia Nokia declaró a principios de 2006 a la BBC que su margen había caído casi un 2 respecto al trimestre anterior y los ana- Apple logra hermanar el móvil con el MP 3 y lanza el iPhone El producto con el que Steve Jobs, presidente de Apple, pretende reinventar el teléfono combina un iPod, un navegador de internet y un móvil. Se trata pues de un iPod capaz de reproducir canciones y vídeos y almacenar entre 4 GBs y 8 GBs de ambos, dependiendo del modelo, en una pantalla de 3,5 pulgadas, mayor que cualquiera de los aparatos que la compañía vende actualmente. El teléfono, que funciona con el sistema operativo Mac OS X, permite navegar por internet con el programa Safari sobre una red inalámbrica Wi- Fi o bien la de AT T (en el caso de EE. UU. llamada EDGE, una red que hoy por hoy se caracteriza por su lentitud. Además, puede utilizarse para hacer llamadas como cualquier otro celular. Una de las características que lo distinguen de sus rivales es la interfaz del producto, radicalmente diferente, pues no hay ni rueda, como en los iPod, ni teclado, sino un botón que se utiliza para volver al menú principal. La pantalla es táctil. En cuanto a la batería, Apple asegura que permite hablar ocho horas, ver vídeos durante siete y navegar por Internet durante seis. Tanta innovación hay que pagarla. El producto, que se puso en venta a un precio de 599 dólares, se puede encontrar ya a 399 (unos 270 euros) listas consultados por la cadena británica coincidieron en que este problema afecta a todos los actores del mercado. No parece ser éste el caso de Apple. En la presentación de sus últimos resultados, la com- pañía de Jobs situó el margen bruto de sus productos en un 36,9 seis puntos más que en 2006. En definitiva, y tras digerir las primeras cifras de las ventas del nuevo móvil, los analistas han hecho sus números. El resultado de sus cábalas: unas ventas de tres millones de iPhones en 2007; de 10 a 12 millones en 2008 y 20 millones en 2009, se- TASA DE PENETRACIÓN DE LA TELEFONÍA MÓVIL SOBRE LA POBLACIÓN Líneas por cada 100 habitantes 110 100 90 80 70 60 50 40 30 20 10 (1) Estimación a mes de octubre ABC 72,1 59,9 37,3 16,2 80,1 87,1 89,4 96,8 103,2 110,0 (1) 10,0 1997 1998 1999 2000 2001 2002 2003 2004 2005 2006 2007 gún publicaba BusinessWeek. Mientras, la consultora Piper Jaffray eleva a 40 millones las ventas del iPhone en 2009. Si finalmente este modelo de negocio basado en el reparto de beneficios demuestra su validez en el mercado de las telecomunicaciones, se puede acabar imponiendo entre fabricantes de hardware y operadores y, por qué no, exportarse a otros mercados expone el profesor Josep Valor. Por ejemplo, al de los decodificadores de televisión digital. De ser así, se cambiaría de forma significativa la relación entre proveedores de acceso, fabricantes y suministradores de contenidos y servicios. En la actualidad cada agente de la cadena vende aquello que posee, ya sea acceso, dispositivos o contenidos pero en el nuevo modelo no es así. Es como si Microsoft pudiese cobrar un porcentaje de los negocios que se realizan mediante programas que se ejecutan sobre su sistema operativo, y no sólo por proveer de dicho sistema. Y eso, efectivamente, sería un cambio muy radical concluye el profesor Valor. ¿Capricho de frikis pues, o puerta hacia un nuevo modelo de negocio de la telefonía móvil? El futuro pasará por la fidelización más que por conseguir nuevos cliente, afirma Oliver. Tiempo al tiempo. Más información sobre este producto en: http: www. apple. com iphone