Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC DOMINGO 16- -12- -2007 ESPAÑA 33 Cada cinco días se comete un secuestro exprés en España El 90 de las detenciones ilegales están relacionadas con tráfico de drogas y con redes de inmigración o prostitución C. M. MADRID. Los mal llamados secuestros exprés -detenciones ilegales técnicamente- -van en aumento. Es otra de las modalidades delictivas que estamos acogiendo y copiando de otros países. En lo que va de año se han perpetrado más de 70, buena parte en Madrid, según los datos policiales, y esa es la cifra blanca porque este tipo de crímenes enmascara una negra considerable, la que no se denuncia. No hay semana que el Grupo de Secuestros y Extorsiones no tenga en marcha dos o tres negociaciones. La mayoría de los secuestros que se cometen en España son por tráfico de drogas, lo dice la experiencia y lo corroborran los detenidos; es decir, ajustes por impagos, engaños y todo el abanico del submundo del narcotráfico. El segundo motivo está relacionado con redes de inmigración irregular y o prostitución. Buena parte de los detenidos son de origen suramericano. A veces, la cifra negra se convierte en blanca, es decir, en conocida para los investigadores porque la víctima se cansa de ser extorsionada y chantajeada y acude a denunciar. La experiencia actual de este tipo de detenciones ilegales apunta a que cualquiera puede ser víctima. Utilizar una tarjeta de crédito es un motivo en un momento dado o estacionar en tu garaje, no vigilado, a deshora. La preocupación policial no se oculta. En el fondo un secuestro se basa en utilizar el miedo para obtener un beneficio económico argumentan los especialistas de la Policía. Un tipo que se dedica a los robos con violencia o intimidación se te convierte en secuestrador, en un espontáneo. Antes era infrecuente, hoy menos A veces los no profesionales son los más peligrosos porque si la situación se les va de las manos o se sienten acosados por la Policía pueden recurrir a la medida más extrema, como ocurrió en el caso de Anabel Segura. Hay una razón añadida que los investigadores no desdeñan. El secuestro es el doctorado de cualquier delincuente que se precie. Si obtiene lo que pide lo considera un doble éxito porque ha ganado y además ha burlado a la Policía. En el caso de delincuentes extranjeros este razonamiento se intensifica. Razón añadida para que el curso de negociadores haya contado con varios profesores policías de países con dilatada experiencia en secuestros: la Policía Federal de México, el FBI, el SOCA británico, la Policía peruana y negociadores de unidades de élite franceses, entre otros. Los espontáneos Dos miembros de la red de negociadores diseñan un servicio