Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC DOMINGO 16 s 12 s 2007 La polémica del IPC debilita al Gobierno ESPAÑA 21 Rajoy ve frívolo que Zapatero pague 0,80 euros por café y Solbes deje un euro de propina Anima a los emigrantes a votar porque el voto de los españoles vale lo mismo CRISTINA DE LA HOZ ENVIADA ESPECIAL MONTEVIDEO (URUGUAY) El líder del Partido Popular, Mariano Rajoy, ironizó ayer a cuenta de las propuestas económicas del presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, y del análisis económico del vicepresidente segundo, Pedro Solbes. Hasta Montevideo (Uruguay) llegaron los ecos de sus palabras. Así, en una breve comparecencia ante la prensa y preguntado Rajoy por las declaraciones del ministro Solbes relativas a que la inflación responde a que los españoles no tienen interiorizado el valor del euro y dejan demasiada propina, echó mano de la ironía al señalar que en España se produce una situación curiosa. Hay un presidente que dice que los cafés valen 0,80 euros y un vicepresidente que dice que cuando un español toma un café deja un euro de propina, con lo que al final estamos pagando 1,80, Es una frivolidad Tampoco dio mucho crédito a la oferta de Zapatero sobre la construcción del millón y medio de pisos: Las promesas que pueden hacer en vivienda requieren cierto sentido del humor Más serio se puso a la hora de evaluar lo de los dos millones de puestos de trabajo: Cuando llegamos al Gobierno en 1996 había 12 millones y medio de personas trabajando y ocho años después cinco millones más sentenció. Rajoy, que pronunció estas palabras durante un acto público que celebró ayer en Montevideo (Uruguay) ha evitado hasta ahora referirse, tanto explícita como implícitamente a Hugo Chávez, del que ha llegado a decir que es una anécdota dentro de la buena marcha del conjunto del continente iberoamericano. No parece que el candidato popular desee alimentar polémicas en un viaje especialmente diseñado para movilizar el voto de los españoles residentes en el exterior, del que puede depender el sino político de algún diputado. Ante cerca de unas mil personas que consiguió reunir en su acto de Montevideo, destacó que el voto de los ciudadanos españoles vale lo mismo vivan donde vivan y que de las papeletas de los ciudadanos depende la posibilidad de una alternativa que calificó de real, con experiencia y capacidad de gobierno y de gestión Sobre pensiones explicó que su incremento será para las contributivas, no contributivas y asistenciales, por lo que se podrán beneficiar muchos residentes en el exterior. También ofreció a éstos extender el uso de las tarjetas sanitarias mediante convenios con las Comunidades autónomas de modo que tengan una atención equivalente a la que se recibe cuando se vive en España. Por último, en cuanto a la nacionalidad, admitió que muchos descendientes de españoles buscan en este reconocimiento una oportunidad para sus vidas y, aunque dijo que no podía prometer cosas que no pudiera cumplir, reiteró su compromiso para reformar el Código Civil sin desaprovechar la ocasión para arremeter contra la Ley de Memoria histórica por entender que limita los beneficios a los hijos de los exiliados y no a todos los emigrantes. Rajoy charla con un residente del Hogar Español de Ancianos, en Montevideo EFE Gallegos con nostalgia del himno nacional Rajoy vivió ayer uno de los momentos más emotivos de su periplo iberoamericano durante la visita al Hogar Español de Ancianos de Montevideo, donde hay 207 personas internas con un denominador común: la nostalgia por la tierra que ya quedó demasiado lejos. La mayoría de ellos son de origen gallego, como Rajoy, con un promedio de 85 años. Una señora nonagenaria se marcó la interpretación del himno nacional al piano ante Rajoy.